Más

Yuritzi Cacho Carranza

Recibir actualizaciones de Yuritzi Cacho Carranza
 

Espiritualidad... ¿moda o estilo de vida?

Publicado: 03/09/2012 12:39

Espiritualidad

espiritualidad

Las personas tenemos la característica de ser únicas e irrepetibles tanto en apariencia como en pensamiento, no sucede así con los animales. Aún cuando las personas conservamos poderosas similitudes derivadas de nuestra raza, cultura y personalidad, tenemos la capacidad de percibir y de responder de manera particular a estímulos que recibimos. Pero es precisamente de nuestras diferencias, que surgen muchos de los conflictos que padecemos en cada sistema social del cual formamos parte, comenzando por la familia.

Aprender a vivir con el propósito ser felices y contribuir a la paz y felicidad de los demás es una actitud que se genera mediante pensamientos y conductas adquiridas y esa rama del conocimiento se denomina Espiritualidad.

En los últimos cinco años y especialmente en este 2012 con motivo de las Profecías Mayas, cada vez más personas se interesan e involucran en el tema de la espiritualidad y el inicio de un periodo en la vida del universo que consiste en la alteración de la energía solar, que repercute en la modificación de la conciencia de la raza humana.

Una de las profecías mayas dice que el 22 de diciembre de este año 2012 el Sol recibirá un rayo sincronizador del centro de la galaxia en el que se iniciará un nuevo ciclo.

La astróloga Katty Bracho explica que lo que va a pasar es que el sol tendrá una actividad elevada que afectará los campos energéticos propiciando un cambio en los niveles de vibración:

"No se va a acabar el mundo, inicia un ciclo a partir del cambio de consciencia del hombre; se espera que el mundo de odio y materialismo llegue a su fin".

Para una parte de la población que llamaré aquí indiferente, la tendencia ideológica no es otra cosa que una cuestión de moda y status social.

Sea moda o no, lo trascendente es que a todos nos beneficia que muchas personas efectivamente estamos desarrollando un pensamiento orientado al conocimiento de conductas y actitudes que nos permitan vivir con orden, en un entorno de respeto y tolerancia, para ser mejores personas.

¿Pero qué significa ser mejor persona cuando cada individuo tiene sus propias valoraciones de lo correcto e incorrecto, del bien y el mal de acuerdo a su cultura y costumbres?

Es un tema complejo, por lo que resumiré explicando que cada individuo tiene la capacidad de percibir los hechos y conceptos de manera personal, y de eso resulta que con frecuencia lo que para ti es correcto para otro puede ser incorrecto, la forma en que conceptualizamos constituye la diferencia.

Se concluye entonces que nada es intrínsecamente bueno ni malo. Es el amor el indicativo del bien y el mal, significa que todo aquello que pienses, actúes y pronuncies con amor es bueno si te hace sentir bien, como bueno es que consideres que los demás pueden pensar, actuar y pronunciar apreciaciones distintas a las tuyas. Aceptar con respeto y tolerancia es una actitud de amor.

Ser mejor persona radica entonces en generar, fomentar y conservar la cualidad de existir con amor y armonía, no es tan fácil como se pronuncia pero se consigue con práctica, en la misma forma en que se crean los hábitos.

Cuando se envía amor como respuesta al odio, se lleva a cabo una de las acciones más difíciles para el ser humano, en entonces que se transforma el pensamiento hacia la evolución y la grandeza del espíritu

Toda transformación en nuestra vida material y espiritual comienza en el pensamiento, eres y vives lo que piensas.

En adelante, les estaré compartiendo experiencias e información al respecto para enriquecer nuestras posturas en el tema.

El término espiritualidad del latín (spiritus) tiene diversos significados, que varían según el contexto y escuela filosófica, pero en un sentido amplio se refiere a una disposición moral o cultural que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu con la intención de experimentar estados de bienestar emocional, adquirir este conocimiento y habilidad constituye en sí una virtud.

Para mí, la espiritualidad es el estado consciente de tu condición y reconocimiento como ser divino y mediante el cual adquieres receptividad y apertura a los estímulos del Ser Creador del Universo y a las energías que transitan en él.

En este sentido, todos podemos reconocernos como criaturas espirituales a medida que nos descubramos y aceptemos como parte de un Ser Creador. La religión nos transmite desde temprana edad esta idea, sin embargo cada persona adquiere la conciencia de este concepto mediante razonamientos en distintas etapas y edades de su vida.

En el momento en que te reconoces como ser espiritual, surge la inquietud de hallar respuestas relacionadas con el origen del hombre, del universo, de la vida y la muerte y también se desarrolla la necesidad de participar en la transformación de nuestra sociedad y el mundo.

Hay bastante información de autores que nos conducen casi de la mano en el camino hacia el desarrollo de una nueva conciencia y el crecimiento del espíritu, pero en ésta ocasión mi propósito es compartir mi postura con relación a la afirmación de un sector de la población que considera que la actividad relacionada al conocimiento de la energía del universo y el espíritu es tan sólo una cuestión de moda.

Aunque reconozco que algunos círculos sociales suelen adoptar ideas y conductas como presea de status social y moda, descarto que la generalidad se incline a ello con ese fin, en específico en este tema, porque observo y sostengo que actualmente estamos tan abrumados y doloridos por la decadencia de la moralidad y los valores, que cada vez más personas se interesan profundamente en generar desde su propia posibilidad, una transformación positiva de su pensamiento, así como de su percepción hacia los demás.

Esa preparación representa un paso enorme de la humanidad para acercarnos al aprendizaje de la convivencia sana entre nosotros mismos y los seres vivos con quienes compartimos el planeta, es la oportunidad que tenemos para corregir y asumir con seriedad que sólo nosotros tenemos la decisión y capacidad de crear las condiciones de vida que deseamos, porque tenemos ese poder, el poder de la creación, así como hemos ejercido el poder de la destrucción.

¿QUÉ OPINAS SOBRE ESTA NOTA?


TAMBIÉN VE:

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • El Reiki estimula, mediante la imposición de manos, el poder sanador que reside dentro del cuerpo humano. <br>¿Cómo poner en contacto esa energía vital sanadora con el cuerpo del paciente? A través de un terapeuta, que se convierte en el encargado de infundir la energía vivificante, empleando sus manos.

  • Una vez que una persona ha sido entrenada por un Maestro para ser canal de Reiki, esa energía vital concentrada fluirá por sí misma a través de sus manos, manteniendo esa habilidad por el resto de su vida.

  • La persona es sólo el canal de energía de esa fuerza de la naturaleza fluyendo en uno mismo, su trabajo es propiciar el contacto de la energía, sin intervenir más que como su portador, es por eso que para practicar Reiki no se necesita ninguna clase especial de fe, ni creencia, y sus beneficios pueden ser utilizados por cualquier persona, independientemente de sus creencias religiosas: el Reiki es un toque de amor que une, no que divide.

  • Los terapeutas Reiki afirman que a través de esta práctica, todas las personas pueden encontrar bienestar, mejorar su salud, acceder al equilibrio psíquico y a lograr estabilidad emocional, evolucionar de la manera más completa, en paz consigo mismos y con el Universo.

  • Además, es el complemento ideal para tratamientos médicos ya que acelera los procesos de curación, permitiendo con esto reducir la ingesta de medicamentos, influyendo favorablemente en el estado de ánimo de cualquier persona que tiene una dolencia.

  • La imposición de manos no es el único método de curación que se utiliza, pero sí el más conocido y directo. Sin embargo, a medida que un iniciado en la práctica de Reiki incrementa su capacidad de transmisión de energía y su sensibilidad, accede a niveles más complejos de curación, que incluyen estar capacitado para trabajar a distancia y enviar energía con el pensamiento, sin la necesidad de estar en contacto físico con el paciente.

  • Las culturas orientales comprendieron desde siempre que el hombre está integrado al Universo como parte de él. Dentro de esa visión, el cuerpo es una unidad dinámica de energía, y todo lo que ocurre en su interior repercute de manera diferente en cada una de sus partes: no reconocen las enfermedades como un hecho aislado; en cambio, la medicina occidental, realiza tratamientos localizados, sin reparar que el cuerpo es un todo, compuesto de órganos que interactúan unos con otros.

  • Es por ello, que cuando acudimos al médico para resolver un problema respiratorio, por ejemplo, es bastante inusual que se tenga en cuenta, además de los estudios correspondientes, el estado emocional y espiritual del paciente.

  • En el Reiki, no existe un diagnóstico previo al tratamiento, ya que la transmisión de energía no se realiza a nivel de la conciencia, ni de la razón: la energía se moviliza por sí misma hacia los centros del cuerpo que la atraerán naturalmente, por eso es que se restablece la armonía del cuerpo, de la mente y del espíritu.

  • Los especialistas en Reiki, dicen que el poder sanador de Jesucristo es la prueba más contundente del efecto curativo que se produce al tomar contacto directo con la energía primordial que emana la vida, y de la cual nuestro Señor, junto a su infinito amor, era portador.


Loading Slideshow...
  • Palenque en México

    En México, Palenque es un lugar hermoso y energético. Está al norte del estado de Chiapas y se llega por las rutas 190 y 199. Ahí podrás ver la grandiosa arquitectura maya y disfrutar de un lugar lleno de tradiciones ancestrales, además de un gran paisaje.

  • Teotihuacán en México

    También en México está Teotihuacán, a 10 kilómetros de la ciudad de México. Fue la ciudad precolombina más grande. Muchas excursiones salen del DF hacia este lugar mágico y tan cercano a la civilización, un pedazo de la historia de los antiguos pobladores de ese maravilloso país.

  • Tula en México

    Tula, también en México, en el estado de Hidalgo, es un lugar arqueológico que fue la capital del pueblo Tolteca en los siglos XII y XIII. Su nombre es Tula de Allende y es un lugar con paisajes estupendos, llenos de historia y cultura prehispánica.

  • Tikal en Guatemala

    En Guatemala tenemos Tikal, un milenario asentamiento maya rodeado de selva y hermosas pirámides que se elevan sobre las copas de los árboles. También este país cuenta con un lugar energético por excelencia: el lago Atitlán. Rodeado de tres volcanes es una zona de aguas termales de gran importancia para la sanación de personas con males crónicos.

  • Copahue en Argentina

    En Argentina, la localidad de Copahue, en la provincia de Neuquén, ofrece a los visitantes una gran variedad de baños termales para distintas dolencias. Posee una completísima atención médica y técnica que explica a los consultantes qué baño les conviene para sus muy variadas patologías.

  • Cerro Uritorco en Argentina

    El Cerro Uritorco, también en Argentina, es un lugar de ensueño que posee un aire transparente y un paisaje lleno de arroyuelos y sierras. En ese país también está Merlo, en la provincia de San Luis, con un microclima especial que es el paraíso de los seres muy espirituales que quieran armonizarse con el Universo.

  • Ambato en Argentina,

    En Ambato, Catamarca, Argentina, las plantas y el clima tienen los elementos necesarios para lograr un gran viaje interior de armonización. Hay lugares preciosos para ubicar tiendas de campaña. Parece que el tiempo se detiene y los turistas pasan muchas horas buscando plantas curativas con la guía de personas conocedoras del tema.

  • La Aurora en Uruguay

    La Aurora, en Uruguay, está ubicada en el departamento de Salto. Allí se han realizado curaciones milagrosas y hasta hubo avistamiento de ovnis. Su tierra y piedras están llenas de una energía especial y el clima es ideal para realizar largas caminatas de descanso para el espíritu. El lugar es ideal para la meditación.

  • Machu Pichu en Perú

    Machu Pichu en Perú es el lugar ideal para encontrar toda la cultura inca y un paisaje deslumbrante. La selva, el suelo y los ojos de agua forman, con las pirámides milenarias, un lugar mágico e imposible de olvidar. Las ruinas reciben millones de turistas del mundo, no sólo por su historia, sino porque es un espacio de placer y un oasis de energía positiva.

 
SIGUE VOCES