Wilfredo Amr Ruiz

Recibir actualizaciones de Wilfredo Amr Ruiz
 

El viaje inconcluso del presidente Obama

Publicado: 23/01/2013 21:08

El presidente se quedó corto en su discurso inaugural de su segundo término al proyectarse como portaestandarte de los derechos civiles ante la nación. Aprovechó desacertadamente el simbolismo juramentando el mismo día dedicado a la memoria de Martin Luther King. En algo el Presidente sí estuvo acertado y fue en reconocer que faltan largos trechos por recorrer. Admitió que "el viaje no está completo hasta que nuestros hermanos y hermanas 'gays' sean tratados igual". Sin embargo, selectivamente olvidó que su viaje seguirá igualmente incompleto mientras su promesa de hace cuatro años de cerrar el centro de detención en Guantánamo, Cuba no sea cumplida. Allí aún residen 166 reos; algunos de los cuales, tras más de una década presos y hasta torturados, no reciben audiencia de tipo alguno. Aún peor, algunos siguen detenidos a pesar de haber sido exonerados.

Según algunos la situación se ha perpetuado al caer el presidente víctima de presiones políticas domésticas; otros opinan que por su debilidad de ejercer una política exterior seria y efectiva congruente con sus discursos admirables en pro de los derechos humanos y las libertades civiles. Lo cierto es que el presidente Obama ha 'debilitado' la silla presidencial. Algo que dista mucho del apoderamiento que trajo a la posición del presidente su predecesor George Bush que ciertamente elevó el poder ejecutivo a niveles tales que incluso despertaron preocupación de muchos sectores que le imputaban tendencias totalitarias.

Obama ha actuado contrariamente especialmente en lo referente al manejo de su política exterior. Aún luego de recibir el Premio Nobel de la Paz; sucumbió a los intereses de la omnipotente industria bélica y de las fuerzas conservadoras del espectro político para que en vez de progresivamente disminuir las fuerzas de ocupación en el exterior; en su lugar elevara el nivel de tropas en Afganistán a niveles sin precedentes que llevó a algunos incluso a referirse a la guerra de Afganistán como la 'Guerra de Obama'.

El récord de Obama en materia de derechos humanos ha sido paupérrimo. Fue un acto burlesco a la memoria del Dr. Martin Luther King el que a pocos días antes de la simbólica juramentación Obama firmara ya por segundo año consecutivo, la 'Ley de Autorización de Defensa Nacional' (NDAA) donde se faculta a funcionarios gubernamentales a arrestar a ciudadanos norteamericanos indefinidamente sin derecho a representación legal, ni a ser notificados de la causa de su detención.

La realidad es que no debemos permitir comparación alguna entre Martin Luther King y otros defensores de los derechos civiles como Malcolm X, con un presidente que tal parece olvidar las luchas y sacrificios de sus antepasados y se ha vuelto cómplice de la pérdida progresiva de los derechos civiles de sus ciudadanos. Un presidente relativamente pasivo ante la masacre de sobre 60,000 sirios en manos del sangriento régimen de la dinastía de los Al Assad en Siria; y que rehúsa reclamar justicia para los árabes cristianos y musulmanes de la Palestina a quienes Israel les pisotea los derechos humanos en pleno siglo 21 usurpándoles sus tierras en la Cisjordania, colonizándolas con asentamientos ilegales; alejando cada día la posibilidad de una solución con dos estados.

Es este mismo presidente quien aumenta los recursos para su política de bombardeos con aviones no tripulados a pesar de que estudios han concluido que esta práctica no ha ayudado a Washington bajar la incidencia terrorista en las regiones bombardeadas toda vez que solamente alrededor de un 2% de los militantes o terroristas son blancos importantes de alto rango.

Ojalá y el presidente reenfoque su voluntad durante este término y exista en él la verdadera intensión en pasar a la historia como representante del sueño realizado de Martin Luther King.

 

Seguir a Wilfredo Amr Ruiz en Twitter: www.twitter.com/AnalistaInter

SIGUE VOCES