Waldemar Serrano-Burgos

Recibir actualizaciones de Waldemar Serrano-Burgos
 

Las interrupciones de la vida

Publicado: 27/11/2012 08:15

tristeza

Diariamente cada vez mas nos topamos con personas que su alegría absoluta depende del poder falso de tener el control de sus vidas, de lo que les sucede, o de por lo menos tener la ilusión que eso es así.

Todos de alguna forma u otra experimentamos estas interrupciones en nuestra vida las cuales tienden a hacer repentinas, simples y en algunos casos dramáticas.

Estas interrupciones suelen suceder cuando las circunstancias no están claras, el entendimiento está nublado, la razón esta tomándose una siesta, la comunicación universal es inexistente y lo inesperado se convierte en el protagonista de todo.

Las mismas tienen unas características peculiares tales como: cuando las personas entienden que su vida es una perfecta, que cada una de las cosas que tienen ha sido planificada por años y que las mismas no van a cambiar, ya que están en control de todo.

Otra de las características es cuando en el otro extremo la esperanza esta ausente, las múltiples acciones no han tenido alguna reacción y las fuerzas de seguir hacia adelante para algo mejor, se han ido de vacaciones.

Es exactamente en cualquiera de estos dos escenarios en donde los momentos inesperados se vuelven en las supuestas interrupciones de la vida y el elemento sorpresa toma un protagonismo ideal.

Si fuéramos a describir algunos de esos momentos que interrumpen nuestras vidas, podríamos comenzar hablando por ejemplo del tsunami que sucedió en Japón, de la súper tormenta Sandy, la cual afectó grandemente al este de los Estados Unidos, el cierre inesperado de la empresa Hostess o el reciente ataque mutuo entre Israel y Hamas.

Llevando este concepto a una escala más pequeña podríamos poner como ejemplo cuando uno ha tenido algún accidente inesperado, la comunicación de un doctor a un ser querido o cercano de que tiene una enfermedad terminal, la decisión de que seguir amando no es una opción o simplemente una visita inesperada de un nuevo integrante en la barriga de una de las partes.

Son en esas situaciones inesperadas o mejor dicho interrupciones de la vida, en donde la vida nos brinda una gran oportunidad de aprender una nueva lección -si así lo determinamos- en donde sin duda creceremos sin querer queriendo o simplemente nos desviaremos por completo y decidiremos opacar todo lo que estamos viviendo.

Cada caso, situación y circunstancia es una individual, cada una tiene un significado, una teorías y una conclusión muy particular que dependerá de l nivel de conciencia del que lo esté experimentando.

Para otros esa serie de situaciones son una gran oportunidad de crecimiento en todo el sentido de la palabra, entiéndase fisca, emocional y espiritualmente.

Ya que ven eso como una oportunidad adicional para aprender la lección que ellos entienden que es importante aprender, que aunque duela, incomode o los desbalancee por unos momentos determinados, les da el espacio necesario de seguir evolucionando en su estado de conciencia, no solo espiritual, sino como parte de su experiencia humana.

Pero no importan en que lado de la moneda estés, en la inmensa mayoría del tiempo todo esta fuera de nuestro control, excepto el acto uno solo, que es el de decidir como reaccionamos ante todo eso, ya sea con una sonrisa, con una lágrima o con la inacción absoluta.

Para muchos las cosas inesperadas han sido de mucha bendición en sus vidas, ya que han podido despertar del sueño diario que vivían y que no les dejaba apreciar lo que tenían, ya que daban por sentado lo que habían luchado y dejaron de apreciar a esos seres amados que los rodeaban.

Hoy les invitamos a que habrán sus brazos, cierren los ojos y utilicen sus sentidos para experimentar como sus vidas están siendo transformadas, como sus sentimientos están evolucionando, como su mente sigue expandiéndose y como la vida nos sigue regalando todo aquellos que necesitamos en el momento indicado, aunque en la mayoría del tiempo no lo esperamos.

Recuerden que las cosas extraordinarias de la vida son aquella las que no se esperan.

¿Te pareció interesante este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 

Seguir a Waldemar Serrano-Burgos en Twitter: www.twitter.com/@wserranob

SIGUE VOCES