Victoria Ortiz

Recibir actualizaciones de Victoria Ortiz
 

Popeye... un ejemplo más de violencia

Publicado: 23/02/2013 12:50

popeye

Siempre he criticado las caricaturas modernas porque la gran mayoría llevan mensajes de violencia y creo en forma muy personal que violencia genera violencia. Pero lo que más me preocupa es que no hay conciencia de que esto lo ven y aprenden los niños.

Me permito comentar esto porque lo pienso así. Ayer tuve una mesa de opinión con estudiantes de sexto año y me pude percatar de cómo influye y cambia la visión de muchos infantes en relación con el contenido de las caricaturas.

Realizamos un análisis de las primeras caricaturas que se proyectaron en la televisión, como El Patito Feo, El León Lambert y por último la de Popeye el Marino. Mi sorpresa fue que después de proyectarles la muy conocida y famosa caricatura de Popeye, los estudiantes emitieron críticas fuertes hacia el famoso personaje, galante defensor de su novia Olivia.

La caricatura de Popeye causó una gran controversia entre los alumnos porque también hubo quien afirmara que enseña cómo defenderse de los abusadores.

Varios de los alumnos coincidieron que era una caricatura sumamente violenta y agresiva, que el noventa y nueve por ciento de la producción reflejaba momentos muy violentos, que su mensaje era pelearse por todo. También coincidieron que es horrenda una caricatura donde se pone en riesgo la vida de una mujer, en donde se exacerban los celos, odios, envidias y hasta el asesinato.

Muchos coincidieron que es una caricatura para mayores de diez y ocho años. Pero mi sorpresa fue mayor cuando también afirmaron que la mujer debe aprender a defenderse por sí misma, y no depender de otros para hacerlo, ya que ella ha sido capaz desde hace muchos años de ser parte importantísima de la nación durante tiempo de guerras y que en la actualidad ocupa cargos que la enaltecen aun más.

Me pregunto cómo pretendemos educar a los niños y tener una sociedad de mente sana si los responsables del contenido de una sencilla caricatura que va dirigida a los menores desde hace más cincuenta años basa el éxito de sus personajes en la violencia. Pero también hubo quien en el mismo grupo de niños de sexto año comentó que a él le divertía como Brutus había atado a Olivia, la novia de Popeye, sobre unas vías férreas para que fuera atropellada por un tren, y que le encantaba como se peleaban. Su opinión tampoco me sorprendió, porque el fundamento de ésta fue que a los niños desde pequeños se les enseña a matar y pelear es una diversión más del ser humano.

Victoria Ortiz. Periodista independiente. Vickyram27@yahoo.com

 
SIGUE VOCES