Tamara Medina Sapovalova

Recibir actualizaciones de Tamara Medina Sapovalova
 

Las 10 claves del éxito

Publicado: 05/02/2013 09:28

Clavesexito

clavesexito

Si bien cada individuo tiene su definición de éxito, estos 10 principios te pueden ayudar.

1. Solo un capitán - Tú determinas la dirección hacia dónde quieres llevar tu vida, tu empresa. Está en tus manos convertirte en tu mejor aliado o en tu peor enemigo.

2. Comprométete al 100 por ciento - Una vez que has decidido el rumbo tienes que mantenerte enfocado, a pesar de los retos, obstáculos, barreras y "tempestades" que tengas que enfrentar. Si te mantienes enfocado y sabes exactamente lo que quieres siempre encontrarás la dirección. ¿Qué estás dispuesto a hacer para lograr lo que quieres? ¿Qué estás dispuesto a sacrificar?

3. Tú eres tu empresa - Tú eres responsable de tu bienestar. En todos los aspectos, emocional, financiero, físico. Tienes que conocer y controlar tus emociones. Si no estás bien, tu negocio sufrirá las consecuencias.

4. Puntualidad - Respeta tu tiempo y el de otros.

5. Sé sincero contigo mismo - Retroaliméntate. Es importante conocer qué opinan otros sobre los productos o servicios que ofreces, pero al mismo tiempo analiza y escoge bien a quien opina. Muchas veces le damos prioridad a personas cercanas, que no tienen experiencia en negocios o solo ven la parte positiva.

6. Persistencia - No tomes el rechazo como un reflejo de ti. Inténtalo cuantas veces sea necesarios pero aprende del proceso. ¿Qué necesitas cambiar? ¿Qué puedes hacer de una manera diferente?

7. Actitud positiva - Concéntrate en tus cualidades, en tus fortalezas, en lo que haces bien, en los buenos hábitos que tienes, en los recursos con los que cuentas. Tú tienes que creer en ti y en lo que tú ofreces. Si no crees en ti ¿Cómo esperar que otros lo hagan?. Necesitas enfocarte en las posibilidades, tienes que ser creativo y buscar nuevas alternativas.

8. Disfruta el proceso - Muchas veces estamos tan enfocados en la meta que nos olvidamos de disfrutar las oportunidades de aprendizaje. El proceso puede ser largo, pero en el futuro te darás cuenta de las cosas que has aprendido y ganado si llevas una agenda en donde apuntes tus citas, reuniones, talleres, etc.

9. Diviértete - Parte de disfrutar el proceso es rodearte de cosas y personas con las que te gusta trabajar. No hay nada más emocionante que levantarte todos los días para hacer algo que te gusta.

10. Actúa - Muchas personas pasan demasiado tiempo planeando. Sin embargo, aunque la planeación es parte esencial de cualquier proyecto/ empresa, no lo es todo. Sin acción no hay nada. Recuerda que construimos nuestro futuro con las acciones que hacemos HOY.

¿Qué principios añadirías tú? ¿Cuáles te han ayudado a ti?


TAMBIÉN VE:

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • Cuando alguno de los dos trabaja jornadas muy largas

    Es entendible que en ocasiones tengan que trabajar horas extras o asistir a reuniones importantes que traspasan los horarios regulares de oficina, pero de alguna manera deben tratar de evitar que esto se vuelva una regla. Si siempre salen tarde del trabajo, llegarán a casa cuando la otra persona ya haya cenado por su cuenta e incluso tal vez haya decidido irse a dormir. Si esta dinámica se convierte en su día a día, llegará un momento en el que quien siempre está solo en casa, se canse y aburra de esperarles sin sentido. Dos cosas podrán suceder: un reclamo en tono de pelea surgirá, o bien, se dará un alejamiento con toda la indiferencia del mundo.

  • Cuando trabajan hasta en fines de semana

    Cuando el trabajo se vuelve más demandante cada vez y de poco en poco les va siendo inminente ocupar hasta sus días de descanso para resolver pendientes laborales, la oportunidad de disfrutar los ratos de ocio juntos desaparece. Aquel que sí puede descansar los fines de semana, será el único que asista a las reuniones familiares o con amigos. Sólo uno de ustedes irá al club, a pasear al perro o al cine, y pronto, se volverá prácticamente en una persona soltera. Sentirse abandonado de esa manera sólo hará que el amor se diluya.

  • Cuando el trabajo genera malhumor y estrés

    Cuando alguien tiene problemas en la oficina o demasiada carga de trabajo, todo el tiempo estará hablando o quejándose de ello. Cuando el trabajo se vuelve el único tema de conversación entre ustedes, o alguno pasa todo el tiempo atendiendo llamadas o correos electrónicos de la oficina, la situación se vuelve incómoda y aburrida. Aunque pasen tiempo juntos, la relación no se enriquecerá en absoluto, y por el contrario, se volverá una carga para el que sirva de confidente.

  • Cuando no hay energía para el romance

    Cuando por fin se liberan y dejan de pensar en el trabajo, la energía que les queda es mínima. Ven tele y se quedan dormidos, platican y parecen zombies... y en la cama, nunca hay vitalidad para una sesión de sexo. ¿Crees que esto no acabará con la paciencia de tu pareja? Están juntos para compartirlo TODO, y si bien es cierto que ambos deben ser comprensivos y entender que el trabajo es importante, no pueden dejar de lado los cariñitos y los instintos más básicos.

  • Cuando la presión del trabajo afecta su salud

    Todo el estrés que genera el trabajo, tiene repercusiones físicas: el sistema endocrino se ve afectado, aumentan el estrés y la ansiedad, se incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares (infartos, anginas de pecho, hipertensión), insomnios, trastornos urinarios... ¿Qué tal te suena esto? Si enfermas, tu pareja tendrá todo el derecho de decirte: "te lo dije". Una cosa es estar juntos en la salud y en la enfermedad, pero otra es tener que atender los achaques que la obsesión por el trabajo pueda provocar en alguno de ustedes sólo por la necedad de no querer liberarse un poco de él.

  • Lo que debe hacer el que sufre el abandono:

    Se debe decir lo que se siente, hacer evidente lo que afecta. "Estoy triste", "necesito que algo cambie", "necesito pasar tiempo de calidad contigo". Si no te haces escuchar, tu pareja podría ni enterarse de que hay un problema entre ustedes. No se vale que te calles lo que te molesta y un día, de buenas a primeras, simplemente te alejes y termines la relación.

  • Lo que debe hacer el trabajador compulsivo:

    Aunque no lo creas, la solución está en ti. Por muy demandante que sea tu trabajo, tú, tus compañeros y jefes, entienden que también tienes vida personal. La salud de tu relación de pareja puede ser el motor para el resto de tu vida, así que no la sacrifiques en nombre del trabajo. Debes encontrar tiempo para pasar tiempo de calidad con tu pareja. Escucha y sé sensible o a lo que la otra persona siente y no des por hecho que estará a tu lado siempre sin importar que la ignores.

 

Seguir a Tamara Medina Sapovalova en Twitter: www.twitter.com/sapovalovacoach

SIGUE VOCES