Más

Sabina Covo

Recibir actualizaciones de Sabina Covo
 

Mujeres en Combate

Publicado: 29/01/2013 04:02

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, anunció que dentro de un tiempo, después de una adaptación, entrenamiento y ajuste, las mujeres podrán tener los mismos derechos de los hombres para estar en el campo de batalla en caso de que se necesite. Primero que nada, ojalá no haya más guerras, y menos como las dos últimas, que han cobrado tantas vidas tanto norteamericanas como extranjeras, sin un propósito transparente. Sin duda se abre la gran indagatoria de cómo será al momento en el que mujeres y hombres formen un equipo de combate. No lo hemos visto casi ni en las películas. Y las mujeres, al parecer, están listas.

Estuve analizando varias entrevistas que dieron mujeres veteranas de guerra a la prensa esta semana. Estas mujeres sonaron seguras, preparadas y dispuestas a servir en el campo de batalla.

Cuando les preguntaron si se sentían físicamente menos preparadas que los hombres, o si pudiera haber algún tipo de incomodidad por el hecho de tener probablemente que atrincherarse con el sexo opuesto, la mayoría respondió que hay mujeres mucho más fuertes que hombres y que en la transición, como parte del entrenamiento, se forjaría una relación de respeto.

Definitivamente hay una condición física diferente entre la mayoría de las mujeres y los hombres. No es ningún misterio que los hombres son corporalmente más grandes que la mayoría de las mujeres (y repito mayoría porque hay mujeres muy grandes también). Ha habido cuestionamientos que si el ciclo menstrual de las mujeres o su carácter más emocional interferirían con la capacidad de combatir a sangre fría en guerra. A todas las últimas las mujeres dispuestas han dicho que no necesariamente.

Escuché una entrevista hecha por mi colega Pedro Sevcec en La Ventana de Caracol, en el que la veterana entrevistada le dijo que así como hay hombres que físicamente no pasan las pruebas para estar en el campo, igualmente habrá mujeres que no las pasarán y habrá las que sí. Excelente punto, no olvidemos que los que vayan a la guerra serán los que de verdad están preparados. No importa si es mujer u hombre. El ejército de Estados Unidos se caracteriza por la excelencia antes que nada.

Pero a mí me queda una pregunta que todavía no tiene respuesta porque habrá que verla en el camino. ¿Cómo actuaran los hombres al ver a una mujer combatiendo a su lado en total igualdad de condiciones? Son muchos años de costumbre en la que a una mujer se le trata más suave que a un hombre. Ejemplos como ceder el paso o darle el asiento son habituales hasta en las sociedades como la nuestra que han alcanzado cierto grado de igualdad entre hombre y mujer. Lógicamente esto no será parte de la guerra, pero sin duda puede que en los entrenamientos o en la planeación haya algún tipo de machismo. Me ha dicho un veterano de guerra que en el momento del combate el sexo no importará, en ese instante cada cual está enfocado en lo suyo. Es la naturaleza del ser humano, salvar su vida.

Finalmente, la NBC ha publicado un análisis que asegura que el mayor obstáculo para estar en el ejército no es ser mujer, es ser gordo. Aseguran en el artículo que muchos de los que se frustran al no entrar es más por el sobrepeso o por no mantener un físico adecuado. No cabe duda que en el país hay una enorme epidemia de obesidad, y que pudiera ser más obstáculo el físico que el sexo. De nuevo, todo esto habrá que verlo en el camino. Por lo pronto, la orden se ha dado y la polémica está en la mesa. www.sabinaopina.com

 

Seguir a Sabina Covo en Twitter: www.twitter.com/@sabinacovo

SIGUE VOCES