Richard Trumka

Recibir actualizaciones de Richard Trumka
 

El cambio en nuestras comunidades se logra con unión y determinación

Publicado: 17/10/2012 09:11

carmen speaking

Lo que a menudo falta en los debates altamente polarizados sobre las políticas de inmigración de Arizona y las prácticas judiciales del Alguacil Joe Arpaio son las historias de jóvenes que diariamente se ven afectados por estas mismas políticas y prácticas. Entre ellos se encuentra Carmen, una quinceañera que vive en Tempe, Arizona. Su historia demuestra que, cuando hay unión y determinación, se pueden cambiar las cosas.

Carmen forma parte de una nueva generación de jóvenes latinos que por primera vez en sus vidas, y con la ayuda de los sindicatos y organizaciones comunitarias, están actuando para ayudar a sus comunidades.

La madre de Carmen trabaja en un negocio de lavado de automóviles todo el día y no tiene ni descansos para comer, ni días de reposo en caso de enfermedad. Carmen se refiere al trabajo de su madre con cierto aire de tristeza e irritación. Dice que su madre, quien no tiene la documentación necesaria para residir o trabajar en el país, está "matándose a sí misma, sudando a morir".

"Me duele saber que Arpaio me puede quitar a mi mamá por no tener papeles", continúa Carmen. "Cuando ando afuera [inscribiendo a votantes], eso es en lo que pienso, en mi mamá".

Carmen no solía participar en actos cívicos, pero hoy en día es líder de un equipo de voluntarios de la Campaña Adiós Arpaio. Dicha campaña es un proyecto del comité de acción política de la Campaña para el Futuro de Arizona, el comité político de Promesa Arizona en Acción y el sindicato de trabajadores de la industria hospitalaria, UNITEHERE! En los últimos cinco meses, la campaña capacitó a más de 1,700 voluntarios que inscribieron a alrededor de 34,300 votantes que en su mayoría son latinos.

Carmen se enteró de esta coalición entre la comunidad y los sindicatos en Maricopa a través de un organizador que entregaba calcomanías con el lema "Adiós Arpaio" afuera de su escuela preparatoria y que la invitó a asistir a una reunión de campaña. Ahora, más de dos meses después de ese primer encuentro, trabaja como voluntaria casi todos los días.

"Ni de chiste la dejaría [la campaña]", declara Carmen. "Cada vez que ando afuera [inscribiendo a votantes] estamos más cerca de derrotar a Arpaio".

La Campaña Adiós Arpaio ha atraído a cientos de voluntarios regulares como Carmen, muchos de ellos jóvenes y latinos, asegura Daria Ovide, la directora de comunicaciones de la campaña.

"La mayoría de nuestros voluntarios son inmigrantes o hijos de inmigrantes. Existe un miedo abrumador entre los padres de nuestros voluntarios", dice Ovide, explicando su teoría del porqué tantos jóvenes en Arizona se han interesado en la política estatal y local. Y añade que:

En sus países de origen, los padres temían a los cárteles, a sus gobiernos. Aquí, temen a Arpaio, temen perder su trabajo por quejarse, temen ser deportados por no tener papeles. Sus hijos reaccionan a este miedo y han tomado una decisión. Y han decidido hacer algo distinto. Los hijos son estadounidenses. Se ven a sí mismos como estadounidenses. Y están luchando de una manera más pública.

A mediados de los años noventa, se realizó un esfuerzo parecido en torno a temas similares en un estado que se encuentra a dos horas y media al oeste dela ciudad donde vive Carmen. En 1994, los legisladores californianos presentaron una iniciativa electoral de carácter discriminatorio e inhumano - la Proposición 187 - que, entre otras cosas, hubiera prohibido a las personas que aspiran a ser ciudadanos utilizar servicios sociales como cuidados de salud y el acceso a la educación pública. El entonces Gobernador Republicano Pete Wilson fue una de las personas más prominentes que apoyó esta proposición.

La idea principal detrás de esta legislación era hacerle la vida tan difícil a los residentes de California sin la documentación apropiada que se verían obligados a abandonar el estado, regresar a sus países de origen o auto deportarse. ¿Les suena?

group_12

Poco después de que se aprobara la Proposición 187, a finales de 1994, los californianos se unieron para oponerse y derrotar las agendas políticas divisivas como las de Wilson. Y triunfaron gracias a su capacidad de organizarse, dialogar con la comunidad e inscribir votantes. Como el blog de Fronteras Desk lo notó recientemente, los analistas políticos piensan que California se volvió un estado Demócrata durante la década de los noventa debido al crecimiento del electorado latino que estaba respondiendo, en parte, a la Proposición 187.

Con el propósito de evitar que se repita esta historia, el mes pasado 50 estudiantes Soñadores (DREAMers, en inglés) de Los Ángeles viajaron en autobús hasta Phoenix, Arizona, en una visita patrocinada por la Federación Laboral del Condado de Los Ángeles para ayudar a inscribir a nuevos votantes. Ese apoyo energizó a los activistas de Arizona que ya estaban frustrándose con las políticas de su estado, y que ahora están listos para luchar por el cambio político.En el 2011, se unieron para destituir de su cargo por la vía electoral al Senador Estatal Republicano Russell Pearce, que fue uno de los patrocinadores más prominentes de la ley SB 1070.

Ahora el Alguacil Arpaio se está postulando a alguacil del Condado de Maricopa por quinta vez en sus 20 años en este puesto. La elección de este año será una de las más disputadas de su carrera, un testimonio al poder generado por la unión entre jóvenes como Carmen, los sindicatos activos y otros miembros de la comunidad.

Más allá de los resultados de las elecciones en el Condado de Maricopa esta alianza continuará forjando sus lazos con la comunidad latina de Arizona.

Y si Arpaio es re-electo, Carmen está lista para seguir adelante: "Continuaré luchando", asevera. "Haré lo posible para lograr que las cosas cambien. Nunca voy a detenerme".

¿Y por qué lo habría de hacer? El futuro de su familia depende de esto. Mientras que los trabajadores, los miembros de las comunidades y otros simpatizantes adentro y afuera de Arizona continúen fomentando alianzas con gente como Carmen, las fuerzas de la división, el odio y el miedo que se han apoderado temporalmente de la política del estado serán derrotadas al final del día. Ya pasó anteriormente en California, y se podría repetir en Arizona.

Enlaces relacionados:


¿Te pareció interesante este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO

 
SIGUE VOCES