Paula Escobar Chavarría

Recibir actualizaciones de Paula Escobar Chavarría
 

¿Cómo puede Raúl Castro presidir la CELAC?

Publicado: 24/01/2013 15:18

Santiago y su caluroso verano acogen esta semana a destacados mandatarios de la Unión Europea y el la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (CELAC). Angela Merkel, Enrique Peña Nieto, Mariano Rajoy, Ollanta Humala y decenas de otros mandatarios se darán cita en la capital chilena para avanzar en agendas comunes de desarrollo e integración.

El Presidente chileno Sebastián Piñera, presidente pro tempore de CELAC, les recibirá con una nutrida agenda, con reuniones que prometen ser más cortas y efectivas, con la belleza del paisaje chileno, el encanto de sus vinos del nuevo mundo, la fuerza de la economía nacional, y el vibrante ambiente de un país que probablemente será el primero en ser desarrollado de Latinoamérica en los próximos años. Las expectativas son auspiciosas, pues hay bastante consenso en torno a lo estratégico que es afianzar los lazos entre el nuevo y viejo continente. Desde temas institucionales hasta económicos, pasando obviamente por los migratorios, es una reunión de gran potencial, en que los países de Latinoamérica dialoguen unidos y de igual a igual con sus pares europeos. Además de los acuerdos que se tomen, y de los proyectos que se comiencen a desarrollar a partir del encuentro santiaguino, en estas cumbres también son muy notorios los gestos simbólicos.

Y en este sentido, un punto importante de este encuentro no puede ser pasado por alto, y es que se le entregará al gobernante cubano Raúl Castro la presidencia pro tempore de CELAC. Es decir, el mandatario de un país sin democracia ni libertad, será el nuevo vocero de esta organización por los próximos 12 meses.

La señal no puede ser más confusa. Por un lado, en Santiago se mostrará la Latinoamérica pujante, que crece y se moderniza, que enfrenta sus desafíos, que busca una identidad común y una narrativa que nos inspire como continente, y por otro, la otra Latinoamérica, la que no respeta la democracia ni los derechos humanos.

¿Cuál es la Latinoamérica que quedará en la retina de los asistentes a Santiago de Chile?

En este mismo espacio somos testigos de la dificultad en la vida cotidiana en Cuba, a través del blog de la destacada Yoani Sánchez. Hemos visto allí cómo ella debe burlar la censura, para poder decir lo que realmente pasa. Cómo su libertad ha sido coartada y cómo le han denegado una y otra vez su permiso para viajar. Como la han tratado de intimidar y asustar, y cómo a pesar de todo eso, ella ha logrado no sólo sobrevivir, sino hacer su voz más grande y más fuerte a través de la tecnología y las redes sociales. Nunca olvidaré una entrevista que le hice por teléfono, y que luego completamos vía mail, dada su imposibilidad de salir de Cuba o yo de ir a juntarme con ella sin tener que mentir.

¿Cómo es posible que un país que trata así a sus ciudadanos pueda presidir esta organización que reúne a los países de Latinoamérica y el Caribe?

Mucho se dice, y se escribe, sobre lo que se ha denominado "las dos Américas latinas", una que progresa y trata de combinar crecimiento económico con democracia, desarrollo y el combate de las inequidades y la pobreza, y otro que está en la senda del populismo y el socavamiento de las instituciones y la democracia.

En este sentido, es una señal extraña y perjudicial que Raúl Castro se pasee por nuestras calles con la investidura de CELAC, mientras en su país, tantos latinoamericanos sufren luchando por una vida digna y libre, que debiera ser el derecho básico de todos.

 
SIGUE VOCES