Más

Oscar Pena

Recibir actualizaciones de Oscar Pena
 

Juegan con el problema cubano

Publicado: 08/05/2012 13:30

No se esgriman más falsedades entre cubanos. El destino de un pueblo es sumamente serio para jugar con el. Cuba no tiene hoy enemigos extranjeros, sus enemigos son sus propios nacionales. El pueblo cubano esta atrapado y paralizado entre dos fuertes minorías: la dirección histórica de la llamada revolución que lleva mas de 50 años con las riendas del poder absoluto y extremista del país y la dirección histórica del exilio que paraliza y frena a los Estados Unidos en poder llevar una política inteligente y moderna hacia Cuba con la amenaza de las contribuciones de dinero y voto. El mecanismo de presión electoral, donaciones económicas y cabildeo que se ejerce en los Estados Unidos de forma legal es uno de los pocos cánceres políticos que tiene este gran país. El pueblo cubano es víctima de su largo gobierno y de sus primeros exiliados.

Las autoridades de Cuba deben tener la ética de callarse y no repartir mas culpas por los problemas del país. Ellos no tienen que esperar por cambios de la política norteamericana hacia Cuba para después -como anuncian- cambiar ellos y demostrar su disposición de buena voluntad nacional. Eso es falso. Los argumentos del gobierno de Cuba para mantener el pais completamente cerrado muchos años dentro de una caja fuerte no son sólidos, ni creíbles. No deben engañar y blandir más que Estados Unidos es hoy el enemigo del pueblo cubano. La verdadera verdad -y los hermanos Castro y el mundo lo sabe- es que el primer país en saludar, apoyar y ayudar la apertura de Cuba serían los propios Estados Unidos.

Sobre la afirmación anterior tengo mis pruebas. Llegue deportado de Cuba a este país el 20 de Noviembre de 1990 y vine arropando el pensamiento que a los gobiernos de los Estados Unidos le hacia falta y al histórico exilio cubano engrasar y renovar piezas de sus viejos mecanismos de lucha contra el régimen de la Habana para lograr ser efectivos y sumar pueblo, pero confieso y admito que en lo que se refiere a las altas esferas del gobierno de los Estados Unidos tuve un patinazo y un desacierto en mis valoraciones. Estaba errado. Llegue siendo presidente el republicano George Bush padre y fui invitado al Dpto. de Estado y para mi asombro los funcionarios que atendían la sección Cuba me expresaron que lamentaban mi salida del país porque observaban muy efectivas mis proyecciones políticas de solución nacional incluyentes de todos los cubanos. Descubrí que no eran los Estados Unidos los enemigos del estancamiento de Cuba. Era el gobierno cubano y sus primeros exiliados.

Sobre el oxidamiento y falta de efectividad de los métodos de los primeros exiliados y sus descendientes no estoy convencido y seguro para afirmar que sea por mala voluntad. Pienso que es un lamentable odio-pasión que los ciega y no les permite ser objetivos y arrastrar pueblo. Los cubanos se van de Cuba por miles pero no se suman al exilio histórico. Ven a los veteranos exiliados igual al régimen de la isla que están las 24 horas del día buscando siempre la forma de hacerle la vida mas difícil a los cubanos de a pie allá y aquí.. Este grupo de pioneros cubanos exiliados utilizando su poder económico y electoral proyectan la agenda de las relaciones de los EE.UU. con Cuba solo utilizando métodos estáticos, inactivos y contraproducentes y haciendo siempre declaraciones emotivas de sentimientos patrióticos -que aun siendo sinceras- han perjudicado el proceso de emancipación de Cuba.

Ya con algunos de de los orientadores y políticos históricos cubanos exiliados se observa que lo de Cuba es como un hobby, un entretenimiento por hacer algo aunque sea en vano.El ultimo episodio de estos exiliados ha sido llevar al gobernador de la Florida Rick Scott a firmar en la Torre de la Libertad una ley falsa e inaplicable porque la política exterior de los Estados Unidos se maneja a nivel federal. Ellos lo saben, pero también saben que eso hipnotiza a bobos cubanos que corren inocentemente a darle el voto y eso es lo que cuenta. Jugar con el problema cubano.

 
SIGUE VOCES