Huffpost Voces
Oscar Peña Headshot

CELAC: Costa Rica, un ejemplo en la reunión de La Habana

Publicado: Actualizado:
Print Article

Dentro de pocas horas comienza en la Habana una reunión de países latinoamericanos y del Caribe llamada CELAC que por mucho que se esté manipulando por el gobierno de Cuba impone desafíos a los países democráticos de América Latina y del Caribe que asisten, ya que se hace muy difícil consolidar una asociación y fusión con gobiernos absolutistas que no respetan los derechos civiles de sus pueblos y llevan más de medios siglo en el poder sin vislumbrarse la voluntad de hacer dejación de la vía dictatorial.

Buscar integración con países de gobiernos anti democráticos y autoritarios pudiera servir para llevarlos a ellos al camino de respetar las libertades y soberanía de sus pueblos, pero también existe el peligro que solapadamente avance la dosificada instauraración de dictaduras en este continente si los países libres y democráticos de América latina y el Caribe no son claros y consistentes en esos foros en defender los valores y principios de libertad.

Es una falsedad intentar declarar hoy a América Latina como Zona de Paz cuando aun hay gobiernos dictatoriales que tienen a sus pueblos sumidos en la peor miseria, explotación y falta de derechos políticos, económicos y sociales como es el caso de Cuba y otros que están dando peligrosas señales de ir tomando esos caminos de robarse los derechos de los pueblos para postergarse en el poder.

La CELAC se ideó por Fidel Castro y Hugo Chavez solo para sacar de las reuniones de nuestro hemisferio a Canadá y Estados Unidos que son países de mucho crédito y ejemplo democrático que molesta a los que en nuestra región tienen aspiraciones de reyes absolutos de sus países.

El virus de las crisis políticas, económicas y sociales de América Latina y el Caribe no es importado. Sólo con reconocerlo los latinoamericanos ya estaríamos dando el primer paso hacia adelante. Tenemos que crecer como naciones y ciudadanos y superar los comunismos y los capitalismos salvajes, los populismos, los caudillismos, la corrupción y la impunidad, y aplicar y respetar el estado de derecho, la democracia y la atención a las infraestructuras sociales subiendo los niveles de producción y productividad y cumpliendo con la recaudación fiscal para atender con el presupuesto de cada país las necesidades de nuestros países de educación y atención a la salud sin tener que renunciar a la libertad. Ese reto es nuestro.

En la CELAC se infiere un panorama gris. Sin embargo, aun dentro de esa nube negra de desamparo soberano de nuestros pueblos pueden surgir destellos de esperanzas si la dignidad prevalece. La batuta del ejemplo de países de sostenido expediente democrático y bienestar de sus pueblos como Costa Rica puede convertirse con su prototipo en abogado de nuestros pueblos defendiendo los valores democráticos.

@OscarPenaCUBA