Más

Monica Trasandes

Recibir actualizaciones de Monica Trasandes
 

El pueblo de Puerto Rico y todos los latinos merecen algo mejor

Publicado: 18/12/2012 19:57

boycott against la comay omay

Un joven es secuestrado, robado, golpeado hasta la muerte, y su cuerpo luego es quemado. Para empeorar una situación ya horrible, Antulio "Kobbo" Santarrosa mediante su personaje La Comay (una muñeca de tamaño natural) re-victimiza al publicista José Enrique Gómez Saladín al insinuar que él pudo haber sido responsable de su propia muerte por haber estado, supuestamente y tal y como lo han afirmado sus asesinos, en una zona conocida por "la prostitución y la homosexualidad".

Esto fue el colmo para muchos puertorriqueños, quienes desde hace años han tenido que soportar y vivir con una violencia cada vez más intensa. Está mal culpar a las víctimas, y la gente en su mayoría lo sabe. En efecto, es realmente inconcebible que personalidades mediáticas como Santarrosa y su co-conductor Héctor Travieso utilicen su plataforma y las ondas públicas para inflamar los prejuicios.

Cabe resaltar que esta pareja de conductores del programa SuperXclusivo de WAPA TV (transmitido en EE.UU. por WAPA América) ya ha caído en grandes problemas varias veces por el uso de lenguaje anti-LGBT, racista, xenófobo y anti-mujer.

Por su parte, grupos locales, tales como Puerto Rico Para Tod@s, y grupos nacionales, como GLAAD y el National Gay and Lesbian Task Force, han trabajado de buena fe para ayudarles entender su capacidad para inflamar los prejuicios. Pero ha llegado la hora de decir: ¡Ya Basta!

La Comay es un personaje muy popular en Puerto Rico TV por muchas razones. Entre ellas está el hecho de que dice cosas que otros no están dispuestos a decir. Cuando eso significa que está siendo honesta y valiente, eso sí está bien. Pues, ¿a quién no le gusta la gente que dice la verdad sin pelos en la lengua?

Pero cuando Santarrosa utiliza su tribuna para hacer comentarios anti-gays o racistas o menospreciar a las mujeres, eso no está bien. Eso equivale a ventilar sus prejuicios mediante su personaje y por medio de las ondas públicas.

En lugar de tratar de entender por qué sus palabras lastiman a la gente y trabajar para hacer cambios reales, Santarrosa y Travieso optan por decir lo que quieren. Cuando se meten en problemas y las protestas en contra de ellos se vuelven enérgicas, con el tiempo llegan a disculparse. Pero luego vuelven a lo mismo.

El pueblo de Puerto Rico está cansado de la violencia y le han dicho basta a que se le siga permitiendo a La Comay usar la libertad de expresión para protegerla de su propio racismo, homofobia, y misoginia. Más de 20 funcionarios electos y organizaciones se han unido al llamado a una acción significativa en contra de las ofensas de este programa.

Tanto ellos como nosotros sabemos que todo el pueblo de Puerto Rico-y todos los latinos merecemos y exigimos algo mejor de nuestros medios.

 
SIGUE VOCES