Memo Reyna

Recibir actualizaciones de Memo Reyna
 

Swedish House Mafia: Una noche. Un concierto. Un primer y último concierto.

Publicado: 14/02/2013 16:24

swedish house mafia

El acto de música electrónica más importante del momento, Swedish House Mafia visitó México el fin de semana pasado como parte de la última gira como trío, "One Last Tour".

Inicialmente, México no estaba en los planes iniciales de la gira, pero una bola de tuiteros enfermos nos encargamos de hacerlo posible. Sí, gracias a la gran cantidad de tuits pidiéndolos, anunciaron shows en Guadalajara y DF, siendo México el único país de América Latina que visitaron en su gira de despedida.

Con sólo un tuit de su parte en noviembre, la locura comenzó. Tan grande fue la demanda, que Ocesa cambió el venue del modesto Infield del Hipódromo de las Américas al Foro Sol, donde se presentan Madonna y Paul McCartney.

LO BUENO

1. Producción: Pocas veces he escuchado un audio tan nítido en ese terrible lugar.

Tres pantallas gigantes con visuales espectaculares que te sumergían en la música. Pirotecnia y papelitos de "Muévete" estratégicamente colocados con la música.

2. Otto Knows y sus millones de voces. La promesa sueca del house visitó por primera vez México para ambos conciertos y enamoró a los 40 mil asistentes en DF con un set que obviamente incluyó los hits de su amigo Alesso, Years y Clash, y su remix de Lies. Llevó a todo el Foro Sol a la euforia cuando cerró con su mayor éxito, Million Voices.

3. El set. Estos hombres tienen una maestría en combinar varias canciones y vocales al mismo tiempo. La Mafia Sueca tocó un bien escogido set progresivo con Ran Tam Tam, Resurrection, Teenage Crime, Atom y Clash en el mix. Uno de mis momentos favoritos fue "In My Mind (Axwell Remix)", no puedo creer el asombroso efecto que todavía tiene en la gente.

4. Éxitos infalibles. SHM lanzaron pocos sencillos en su corta carrera, pero fueron puros bangers. No faltaron: Greyhound, Miami 2 Ibiza, One, y Antidote. Cerraron con Save The World vs. Heart Is King.

5. #DYWC: El momento más emotivo de la noche comenzó cuando soltaron el piano de entrada de Don't You Worry Child. Descrita por Axwell como "la canción que haría llorar a cualquier adulto", el pasado sábado nos hizo llorar a 40 mil personas entre sentimientos alegres, de euforia y añoranza al recordar que esta sería la primera y única vez que los veríamos juntos (al menos en México). Amigos abrazándose, parejas besándose, cantando y saltando. Todos eramos uno.

5. Interacción: No todos los DJs superestrellas interactúan con el público (cof cof Avicii), pero los SHM realmente se notaban contentos de estar en México. Agradecieron a los mexicanos por tuitearles tanto, por pedirlos y recibirlos dos noches en el país además de ondear dos banderas en el escenario con otra bandera gigante en las pantallas. Se agradece la buena onda, ¿no?

LO MALO

Audiencia muy joven. Por lo menos en la sección donde yo estaba, la mayoría estaban en un rango de edad de entre 12-20 años. Se juraban en su antro de confianza y no hacían más que correr, gritar y empujar a la gente. Claro, con un guarura atrás. También habían varios grupitos de quinceañeras borrachas robando gorras y lentes a la gente. No es broma.

LO INESPERADO

El concierto previo: Antes del masivo en el Foro Sol, Swedish House Maria tocó en una fiesta privada en el Foro Plaza Condesa de México DF organizada por Absolut Vodka. Se volaron la barda.

Un selecto grupo de mil personas pudo tener a Otto Knows y a la Mafia Sueca tocar sólo para ellos en un impresionante mini set de 40 minutos.

Basados en el video de Greyhound, Absolut transformó el Plaza Condesa en un venue lleno de modelos, ropa excéntrica, peinados altos y glamour futurista.

Pasadas las 5 subió Otto Knows al escenario. En medio de comentarios como "¿Quién es ese?" y "¡Ya bájenlo!", Otto logró hipnotizar con su música a la mayoría de sus "haters" en 30 minutos y cuando soltó Million Voices, el Plaza se caía de locura.

Sin introducción previa (ni que la necesitaran) subieron Axwell, Ingrosso & Angelo y comenzaron con su masiva Greyhound y nos llevaron de un 80 a un 200% en emoción para seguir con un set compacto muy parecido al del Foro Sol. Entre los vodkas, los amigos y tenerlos a 5 metros de distancia, fueron los 40 minutos más eufóricos de mi vida.

 

Seguir a Memo Reyna en Twitter: www.twitter.com/lamamadelmuerto

SIGUE VOCES