Más

Mayo Clinic

Recibir actualizaciones de Mayo Clinic
 

Nuevo examen para la detección del cáncer colorrectal

Publicado: 14/04/2013 17:19

cancer colorectal

Por la Dra. María Vázquez Roque, Gastroenteróloga - Mayo Clinic, Florida

El cáncer colorrectal es el segundo cáncer más diagnosticado entre los hispanos. Esta enfermedad presenta cifras alarmantes en la comunidad hispana: es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres y ocupa el tercer lugar entre las mujeres. Según la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor de 5,900 hombres y 4,800 mujeres de origen hispano son diagnosticados anualmente con la enfermedad y cerca de 1,900 hombres y 1,600 mujeres mueren a causa de ella. Sin embargo, cuando se detecta a tiempo, puede ser completamente curable.

La detección temprana es un factor clave para tratar con éxito y detener el avance del cáncer colorrectal. Las pruebas de detección son capaces de determinar la presencia de cáncer en las personas que no presentan ningún síntoma de la enfermedad. La recomendación es que las personas mayores de 50 años se sometan a las pruebas de detección regulares y que aquellas con antecedentes familiares las realicen a una edad más temprana.

Existen varias pruebas para detectar el cáncer colorrectal y entre ellas están: la colonoscopia, la colonoscopia virtual, la prueba de sangre oculta en heces, la sigmoidoscopia flexible con enema de bario, y dentro de pronto, la pruebas de ADN en heces. Actualmente, la colonoscopia es la prueba más utilizada, que permite extirpar los pólipos antes de que se conviertan en cáncer.

Mayo Clinic, bajo el liderazgo del Dr. David Ahlquist, ha desarrollado en conjunto con el Exact Sciences Inc. de Madison en Wisconsin, un nuevo examen para la detección del cáncer colorrectal: la prueba de ADN en heces, que no conlleva ningún procedimiento invasivo ni requiere ninguna preparación intestinal, pero que ha demostrado ser sumamente exacta para la detección de pólipos precancerosos y cáncer colorrectal en etapa inicial. Este examen, con su alta exactitud, puede mejorar las tasas de participación, gracias a las características más benévolas que ofrece a los pacientes.

Se trata de un examen no invasivo que tampoco requiere de preparación intestinal, ni restricciones en los medicamentos, ni cambios alimenticios, y que puede realizarse con muestras enviadas por correo, ahorrando la necesidad, el gasto y la inconveniencia de acudir al médico. Si el resultado es positivo, el siguiente paso es realizar una colonoscopia para extraer los pólipos a fin de prevenir la formación posterior de un cáncer. Se espera que la prueba de ADN en heces esté disponible clínicamente en la segunda mitad del 2013.

El riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal aumenta con la edad aunque los estudios apuntan que el aumento de la incidencia del cáncer colorrectal está muy relacionado con el estilo de vida. Una vida sedentaria y una dieta baja en fibra y alta en grasa pueden incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Modificar el estilo de vida es importante para prevenir el desarrollo de pólipos en el colon que tienen el potencial de convertirse en cáncer colorrectal. Es importante dejar de fumar cigarrillos, gozar de un peso ideal, comer una dieta balanceada en fibra y hacer ejercicio.

Las investigaciones científicas también han contemplado aquellos pacientes que ya padecen cáncer colorrectal metastásico. Un ensayo clínico internacional demostró que el medicamento regorafenib ha logrado detener el crecimiento de tumores y prolongado la vida de estos pacientes. Durante años, los pacientes con cáncer de colon metastásico han enfrentado la desoladora e insuperable dificultad de que las quimioterapias normales no lograron detener el crecimiento de los tumores y que los médicos agotaron todos los fármacos eficaces para ofrecerles. Esta es la primera sustancia novedosa en ocho años que mejora la supervivencia general de los pacientes con cáncer de colon que ya no cuentan con otras alternativas de tratamiento.

¿QUÉ OPINAS DE ESTA NOTICIA?

Loading Slideshow...
  • Previniendo el cáncer

    <em>Por Yined Ramirez-Hendrix</em> La prevención es la clave para mantenerte saludable. Pequeños ajustes a tus hábitos diarios podrían marcar la diferencia entre vivir más años con mayor vitalidad libres de cáncer.

  • Protege tu piel

    Sabes que filtro solar diario es una obligación - cada año 30,000 mujeres norteamericanas son diagnosticadas con melanoma - la forma fatal del cáncer de la piel. <br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Para asegurarte que tienes el filtro apropiado, revisa tu marca con la base de datos de Grupo Trabajador Ambiental (<a href="http://www.ewg.org" target="_hplink">www.ewg.org</a>), que contiene calificaciones de seguridad y resultados de más de 1,700 productos. Protégete con un mínimo de 30 FPS cada mañana, si estás al sol directo, reaplica con una dosis de dos cucharadas cada dos horas.

  • Muévete por 30 minutos

    Ya sea caminata, hula-hoop o Zumba, trata de hacer un poco de ejercicio cardiovascular cada día. La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda al menos 30 minutos de ejercicio moderado por lo menos cinco veces a la semana para reducir el riesgo de cáncer. El ejercicio cardiovascular baja los niveles de estrógeno, testosterona e insulina, factores que aumentan el riesgo para el cáncer.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Si media hora parece mucho, divide tu ejercicio. Brinca la cuerda por cinco minutos en la mañana, toma una caminata de paso acelerado por 10 minutos durante el almuerzo y corre bicicleta por 15 minutos durante la tarde.

  • Come bien

    Investigaciones sugieren que el consumo de fitoquímicos en la comida puede batallar el cáncer desde prevenir cambios celulares a detener el flujo de sangre en un tumor canceroso.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Como regla general, procura consumir 2 ½ tazas de frutas variadas y vegetales cada día para obtener una mezcla de antioxidantes y fitoquímicos en tu dieta. Come mayormente pescado, pollo y frijoles, estudios demuestran que consumir más de 18 onzas de carne roja por semana puede aumentar el riesgo al cáncer del colon y páncreas. Procura consumir los granos enteros: la fibra ayuda a mover desperdicio potencialmente carcinógeno a través de tu sistema rápidamente, lo que disminuye el riesgo de cáncer colorrectal. Toma té, que contiene catequinas, antioxidantes que bajan tu riesgo de cáncer.

  • Crea una zona libre de humo

    Aunque te parezca asqueroso llevarte un cigarrillo a la boca, si compartes con fumadores tu salud está en riesgo. El humo de segunda mano está vinculado al cáncer del pulmón e investigaciones recientes revelan que el humo de tercera mano - una mezcla de residuos de gases y tabaco que se queda en la ropa y los muebles - puede ser dañino también.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Crea una regla que nadie puede fumar en tu auto o casa. No sólo el humo huele horrible, pero los químicos asociados al humo de tercera mano no se pueden aspirar. El descartar tus muebles es la única manera de limpiar el aire.

  • Toma con sabiduría

    El tomar unas Margaritas de más el viernes de Happy Hour te puede traer más consecuencias que una gran resaca. El alcohol activa ciertas vías hacia células que promueven la progresión y propagación de cáncer del seno y del colon, de acuerdo a investigaciones del Centro Médico de la Universidad Rush.<br /> <strong>Hazlo facilito:</strong> Las mujeres deben limitarse a una bebida alcohólica - 5 onzas de vino, 12 onzas de cerveza o 1 ½ onzas de licor - o menos por día. Para que puedas adherirte a una porción saludable, utiliza copas más pequeñas y utiliza un medidor de licor cuando mezcles cocteles.

  • Vela el aumento de peso

    El 20% de las muertes relacionadas al cáncer en mujeres están vinculadas al sobrepeso, que puede incrementar tanto el riesgo de desarrollar cáncer como las probabilidades de morir de él. El estar sobrepeso provoca que el cuerpo produzca más estrógeno, lo que puede promover el crecimiento de ciertas células cancerosas en algunas mujeres.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Préstale atención a tu peso. Un estudio de la Universidad de Harvard encontró que adultos de peso normal ganaron un promedio de 17 libras en 20 años. Y son las pequeñas cosas las que cuentan: En cuatro años, las personas que consumieron una dosis extra de papas fritas ganaron 3.35 libras; con papitas, 1.69 libras; bebidas azucaradas, 1 libra, reveló el estudio. Procura consumir meriendas más saludables.

VIDEO:

 

Seguir a Mayo Clinic en Twitter: www.twitter.com/clinicamayo

SIGUE VOCES