Mariela Dabbah

Recibir actualizaciones de Mariela Dabbah
 

Ahora es posible hacer realidad tus sueños

Publicado: 10/12/2012 14:14

Justo a tiempo para no cerrar un año más sin haber hecho nada para cumplir nuestros sueños, aparece una innovadora plataforma que nos permite dar el primer paso: contarle a todo el mundo ese sueño y recibir ayuda para lograrlo.

Posibl. es la primera red social solidaria global que utiliza los conceptos de crowdsourcing y filantropía con el fin de que cada uno cumpla sus propios sueños y ayude a los demás a cumplir los suyos. La plataforma incentiva un intercambio generoso y la redistribución de recursos en forma gratuita entre personas desconocidas. Parece demasiado bueno para ser real, pero el sistema aparentemente funciona muy bien y ya ha captado la atención de miles de soñadores.

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

A pocos días de su lanzamiento, Martín un chico de 5 años con una enfermedad renal, cumplió su sueño de conocer a uno de los mejores jugadores argentinos de fútbol Juan Román Riquelme y muchos otros están a punto de cumplir los suyos: pasar un día con Zooey Deschanel en Hollywood, recibir máquinas de coser para poder subcontratar inmigrantes musulmanas (que de otra manera viven encerradas en su hogar) como costureras de una diseñadora de carteras, crear una ONG para incluir a personas con discapacidad en el mundo laboral, etc. "Estamos muy entusiasmados al ver la respuesta que hemos tenido en la comunidad internacional. En el primer día de lanzamiento tuvimos más de 45,000 visitas", cuenta Martín Parlato, co-fundador y CEO de Posibl.

"A diferencia de muchas de las iniciativas que utilizan el recurso de crowfunding Posibl. se enfoca en los sueños que todos tenemos y que a menudo por falta de contactos o de recursos quedan sin realizar. Hemos creado Posibl, porque estamos convencidos que para alcanzar la felicidad, debemos fortalecer la práctica de la colaboración y de nuestros valores humanos¨, explica Parlato.

Este emprendimiento de un pequeño grupo de empresarios argentinos que obtuvo una primera ronda de inversión que ha valuado a la compañía en 2.5 millones de USD, subraya el lado positivo de la globalización cuyos efectos solemos padecer en forma de crisis económicas concatenadas, pandemias, ataques cibernéticos que no conocen fronteras, etc. Son justamente este tipo de propuestas las que nos recuerdan que los seres humanos somos responsables unos de otros y que cuanto más apoyamos los sueños de un grupo (por ejemplo la caída de las dictaduras en los países árabes) más nos beneficiamos todos como sociedad.

Casualmente, en su más reciente blog la escritora Gilberta Carón, habla de los Tabonucos, unos altísimos árboles nativos de Puerto Rico que sobreviven el paso de cualquier huracán gracias a una fuerte red de raíces que los une bajo tierra. Me hizo pensar en cuán rápido se despierta la solidaridad frente a tragedias como el huracán Sandy que impulsó a millones de desconocidos a abrir sus puertas, donar dinero y preparar comidas para los afectados. Como si esa red de raíces siempre existiera en forma invisible y sólo se pusiera en evidencia en momentos de extrema necesidad.

Pero ¿qué pasa en el día a día? ¿Cuán solidarios somos con los sueños propios y los ajenos cuando no estamos en situación de emergencia? Hasta el día en que una tragedia nos sacude y nos damos cuenta de que es importante ocuparse de cumplir las ilusiones propias y dentro de lo posible contribuir con las ajenas. ¿No construiríamos un mundo mucho mejor si asistidos por la tecnología que ignora fronteras nuestras raíces formaran una red inquebrantable de realizadores de sueños?

Ahora es posible.

 
 
 

Seguir a Mariela Dabbah en Twitter: www.twitter.com/marieladabbah

SIGUE VOCES