Mariana Rodriguez Pareja

Recibir actualizaciones de Mariana Rodriguez Pareja
 

¿Y si nos hacemos cargo?

Publicado: 19/12/2012 18:46

Con el revuelo en Argentina por el caso de Marita Verón, y la publicación de los fundamentos de la absolución a los trece imputados por el crimen de Marita comenzaron a correr una serie de rumores desagradables relacionados con quien es o quien no es, o debería ser Marita y también, su mamá Susana Trimarco. También sobre el supuesto "oportunismo" al momento de hablar sobre la trata de personas y la esclavitud moderna.

¿Será que debo recordarles que la trata de personas no es un crimen nuevo, ni reciente? Cualquier persona es una víctima potencial del delito de trata de personas- en especial quienes se encuentran en una situación de particular vulnerabilidad- , y resulta por demás difícil a nivel local, regional y global adoptar medidas efectivas para prevención, erradicación y sanción de este crimen.

De acuerdo con la experta Florencia Guijo "Las víctimas o las potenciales víctimas de trata con fines de explotación sexual suelen ser mujeres entre los 18 y los 25 años de edad, con niveles de ingresos nulos o deficientes, con baja escolaridad, baja educación, desempleadas o con perspectivas de empleo precario y uno o más dependientes directos". De esa manera, "la pobreza, la discriminación, la desigualdad en general y de género en particular, la falta de oportunidades económicas, la exclusión social, el desconocimiento y la promesa de beneficios materiales son algunos de los elementos claves que inciden en la problemática de la trata y que reclaman tanto una intervención estatal eficaz como un compromiso social verdadero para poder ser erradicados."

Con esto quiero resaltar que la problemática es mucho más compleja y evidentemente, excedería este post: como dije en mi artículo anterior, Marita es Marita, pero también se ha convertido en un símbolo.

Hace años que en Argentina (y en toda América Latina) existen organizaciones y algunos funcionarios comprometidos con la lucha contra la trata de personas. Incluso se reconoce en el informe del Departamento de Estado de los EE.UU. de junio de 2012 que el país viene realizando esfuerzos considerables por cumplir estándares internacionales en la lucha contra la trata y se reconoce también el trabajo de Marcelo Colombo, cuando se desempeñaba como fiscal y jefe de la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE) en Buenos Aires.

Claro: evidentemente esto no es suficiente, se precisa más. Es que cuantas más voces alcemos, más pedidas exijamos y más insistamos en esto, nuestros estados se verán en la obligación de redoblar los esfuerzos y abordar la cuestión.

Esto incluye políticas publicas comprometidas, serias, robustas y permanentes que aborden todos los matices que encierra este crimen, con funcionarios de las fuerzas de seguridad responsables y capacitados, jueces y peritos especializados... y mucha, pero mucha prevención y educación.

Ahora, volviendo a los ataques injustificados contra la víctima y su mamá, quiero expresar mi total rechazo.

Recurrir a ese tipo de bajezas para justificar la impunidad ante un crimen, intentando descalificar la conducta sexual o el comportamiento de la víctima, sustentando cierta defensa pública con un supuesto consentimiento por parte de la víctima es por demás, inadmisible. Y más me duele aún cuando leo y escucho a personas del derecho o de la sociedad civil tomando esa posición.

Siempre vuelvo a lo mismo: parece no importar acá que existan personas a quienes se las traga la tierra, sin dejar rastros. Mi indignación es por Marita, pero es por todas las demás personas- mujeres y hombres, de cualquier edad y de todas las edades- que faltan de sus casas y que nadie, pero nadie, las encuentra ni se hace responsable.

Ahora, que llegó el momento de las acusaciones cruzadas, de rasgarse las vestiduras, de querer pararse en la foto con las víctimas y enarbolar la bandera que todos deberían enarbolar todo el año, y especialmente quienes son elegidos por el voto popular y tienen a su cargo elaborar las leyes del país, les pido que estén a la altura de las circunstancias.

Es su deber y su obligación.

 

Seguir a Mariana Rodriguez Pareja en Twitter: www.twitter.com/maritaerrepe

SIGUE VOCES