Más

Mariana Rodriguez Pareja

Recibir actualizaciones de Mariana Rodriguez Pareja
 

¿Nuevo juicio para Sara Kruzan?

Publicado: 04/01/2013 17:18

sara kruzan

Hace algún tiempo escribí sobre Sara Kruzan, una mujer que purga la pena de cárcel por haber asesinado a su proxeneta en el Estado de Los Ángeles.

Pero no es tan fácil la historia, ni tan lineal, ni es resumible en este post.

Sara tiene casi mi edad, 35 años. Pero en vez de nacer en Buenos Aires, nació en Riverside, en un mes de enero. Su mamá era adicta a la cocaína y sufría de graves trastornos emocionales. Su papá, era exconvicto y adicto a la heroína. Ella, por tanto (y por desgracia) estuvo expuesta desde la edad de 5 años a abusos por parte de las parejas - ocasionales o no- de su madre. También vio a su mamá drogarse en varias oportunidades, y no era extraño tampoco verla teniendo sexo con distintos hombres.

Sara fue una niña golpeada, abusada psicológicamente y violada por hombres, e incluso, violada en patota- con el consentimiento de su propia madre.

Eso conllevó que con sólo 11 años, Sara comenzara a huir de su casa e intente suicidarse. Los servicios sociales incumplieron en su deber de protegerla y la restituían a su madre, aún ante su pedido desesperado de algo diferente.

Sara era una niña solitaria, perdida y vulnerable: una presa fácil para las redes que operan con menores de edad. Lo que explica el porqué, a esa misma edad, conoce a un tal George, quien luego de ganarse su confianza, comenzó a abusar sexualmente de ella y se convirtió en explotador.

Este hombre también la obligó a ejercer la prostitución, trabajando 12 horas por día, de 6 de la tarde a 6 de la mañana, desde los 13 hasta los 16.

Pero Sara quería algo más, e intentó huir. La única salida que encontró fue asesinando a George- crimen por el que fue condenada por asesinato en primer grado, con la pena de prisión perpetua, más cuatro años sin la posibilidad de libertad condicional.

Esto que relato salteando varios detalles fue lo que sucedió en 1994.

Que difícil resultó entender para muchos que Sara, ante todo, es una víctima.

Víctima de abuso, de abandono, de violación sexual, de explotación sexual, de esclavitud sexual y de un sistema que no pudo o no supo protegerla de su propia madre ni de las mafias que azotan en nuestro mundo.

Durante sus años en la cárcel, Sara estudió y recibió un titulo universitario. Sara fue reconocida por su valentía y sus ganas de superación y desde allí, libra su batalla por niños y niñas que sufren lo que ella sufrió.

En 2010 el entonces-gobernador de California, Señor Schwarzenegger conmutó su pena a 25 años de prisión con posibilidad de libertad condicional y su familia y organizaciones abolicionistas y de derechos humanos, continúan pidiendo su libertad sin más demoras.

Tal es así que hace días se informó que se habría alcanzado un acuerdo entre los abogados defensores de Sara y la Fiscalía de Riverside.

No es claro aún, según informa la prensa, si este acuerdo contempla la celebración de un nuevo juicio o el término de la pena de prisión.

La audiencia pública sobre el caso será el 11 de enero en la Corte de Riverside.

Estaremos atentos a ver qué sucede en este caso emblemático en los Estados Unidos, que tiene como centro a una víctima de un sistema que - a pesar de grandes esfuerzos- falla en proteger a los más vulnerables.

 

Seguir a Mariana Rodriguez Pareja en Twitter: www.twitter.com/maritaerrepe

SIGUE VOCES