Más

María José Musi

Recibir actualizaciones de María José Musi
 

Paraíso surrealista en la Huasteca Potosina (FOTOS, VIDEO)

Publicado: 20/09/2012 16:27

Jardinsurrealista

Mientras íbamos en una camioneta Jeep recorriendo una carretera llena de curvas no apta para los propensos al mareo como yo, sonaba "Bitter Sweet Symphony" de The Verve, una canción ideal que sólo anunciaba lo que estábamos a punto de ver.

Realizar un viaje de aventura es todo un reto para mí, como decía en mi publicación pasada, soy completamente una rata de ciudad que a duras penas puede caminar sin caerse, por eso, la idea de ir a un lugar lleno de escaleras sin barandales, caminos empedrados y vegetación no es el escenario en el que me siento más segura, sin embargo estas son barreras personales que poco a poco he ido rompiendo y que confieso, al hacerlo, disfruto enormemente.

La idea de este paseo me parece ideal, pues surge de la iniciativa de una cadena de hoteles mexicana que se encarga de planear un itinerario poco convencional y de darle a los huéspedes una camioneta 4x4 con un chofer (que incluso lleva un playlist musical ideal para el recorrido) para, literal, "ir puebleando" con la máxima seguridad y comodidad y así llegar a lugares tan poco convencionales como el que en esta ocasión visité...

Así, entre música (surrealista como el destino), lluvia, risas y muchas curvas, llegamos a un pueblito llamado Xilitla, que está ubicado en la Huasteca Potosina y que tiene uno de los secretos mejor guardados de México: "el jardín surrealista de Edward James", un poeta millonario de origen escocés que construyó este lugar que parece que fue concebido en un sueño.

Sinceramente, una de las cosas que dolieron de este paseo es la poca o nula promoción del lugar como parte de los atractivos de San Luis Potosí, sin temor a equivocarme, puedo decir que visitarlo es igual de importante que recorrer el Parc Güell en Barcelona, con una característica especial, aquí la vegetación se convierte en el complemento perfecto de estas torres, escaleras sin destino y jardines caóticos, sin embargo, al final, hay deterioro y aunque es un punto que tendría que tener filas para poder entrar a él, se convierte en el sitio ideal para estar sólo, perdido en un paisaje caótico.

Loading Slideshow...
  • En un pueblito llamado Xilitla, que está ubicado en la Huasteca Potosina, está uno de los secretos mejor guardados de México: "el jardín surrealista de Edward James", un poeta millonario de origen escocés que construyó este lugar que parece que fue concebido en un sueño.

  • Aquí la vegetación se convierte en el complemento perfecto de estas torres, escaleras sin destino y jardines caóticos.

  • Edward James dijo que su intención al crearlo era tener un santuario para que fuera habitado por sus ideas y sus quimeras, y en efecto, así fue ... el simbolismo de ver columnas que no sostienen nada, escaleras que no llevan a ningún lugar así como puertas que al cruzarlas sólo indican que sigues en el mismo lugar, es sin duda, lo que hace que este lugar sea magia pura.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • María José Musi en el Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James.

  • María José Musi en el Jardín Surrealista de Edward James.

  • Vista del Jardín Surrealista de Edward James, en el pueblo de Xilitla, en la Huasteca Potosina, México. <em>- Por <a href="http://voces.huffingtonpost.com/maria-jose-musi/" target="_hplink">María José Musi</a></em>

Edward James dijo que su intención al crearlo era tener un santuario para que fuera habitado por sus ideas y sus quimeras, y en efecto, así fue ... el simbolismo de ver columnas que no sostienen nada, escaleras que no llevan a ningún lugar así como puertas que al cruzarlas sólo indican que sigues en el mismo lugar, es sin duda, lo que hace que este lugar sea magia pura.

Mi llegada a este sitio también conocido como "Las pozas", puso a prueba mi capacidad de sorpresa y para mi tranquilidad, me demostró que aún sigue intacta, pues tener la fortuna de pisar el lugar concebido por quien fuera el mecenas de Buñuel o de Dalí y que seguro en su mente jamás imaginó que podría ser tan majestuoso, es una de esas experiencias que, sin temor a sonar cursi, nos da motivos para agradecerle a la vida.

Todos, en algún momento, deberíamos darnos la oportunidad de hacer un viaje a este lugar y dedicarnos aunque sea treinta minutos para perdernos en sus caminos, subir esas escaleras sin tener idea de si llevarán a algún lado o incluso a permitirnos el tener miedo al ver que estamos completamente perdidos para después volver a esa casi intolerable carretera llena de curvas.

CONOCE MÁS DE ESTE HERMOSO LUGAR EN ESTE VIDEO:

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTA? ¿HABÍAS OÍDO HABLAR DE ESTE LUGAR?
 

Seguir a María José Musi en Twitter: www.twitter.com/mariagiuseppina

SIGUE VOCES