Lourdes Gonzalez

Recibir actualizaciones de Lourdes Gonzalez
 

Las frases y ocurrencias de Mamá Aly, son incomparables

Publicado: 09/05/2012 16:55

mamaalyprincipal550x400

Así como la ven tan seria, inocente, carismática y tranquila, esta señora, realmente es muy juguetona y es una bromista natural que nunca tiene el afán de ofender a nadie.

Sus 7 hijos con vida la llamamos Mamá Aly -Pancho, Bernardo, Clara, Pedro, Inés, Juan y yo, Lourdes. Pero como su sentido maternal es tan evidente, todo el que la conoce la adopta, y de cariño también le dicen Mamá Aly.

Cuando tenemos una reunión familiar, con los hermanos y respectivas parejas e hijos, es clásico conversar en la sobremesa. Nunca falta recordar cuando de niños mi mamá nos mencionaba sus frases o expresiones que trae desde la cuna, que lleva en la sangre, y que heredó de Santa Cruz Ayotuxco, Estado de México, el pueblito que la vio nacer.

El ingenio de Mamá Aly para no decir groserías
Bien recuerdo que mi papá nos prohibió decir groserías frente a él o dentro de casa, pero mis hermanos eran sumamente traviesos, le sacaban "canas verdes" a mi madre, quien estaba las 24 horas del día encerrada tratando de controlarlos. Así que era inevitable que se le escaparan algunas palabrejas distorsionadas por ella misma, para que no sonaran tan mal y no rompiera la regla de su marido. Entonces gritaba muy enojada: "¡Yaaa tranquilícense y apláquense chinchis carbones!". Fuera de asustarse, mis hermanos morían de risa porque Mamá Aly no podía expresar su coraje como ella hubiera querido.

Su fe ayudaba a obtener 10 en mis notas
El poder de convencimiento de Mamá Aly siempre ha sido fuerte, y lo aplica de manera positiva y con mucha fe. En esta ocasión me toca relatarles mi propia historia: cada vez que tenía exámenes y que le decía que me ayudara a estudiar, destapaba un apestoso jarabe elaborado con aceite de pescado, o me daba cápsulas de aceite de ballena y me decía: "Si te tomas esta cucharada te vas a sacar 10 en el examen. Tu tío Gardo la toma desde que tenía 20 años y mira sus músculos, ahora es maestro de karate, es cinta negra, pero además es director de una secundaria de Huixquilucan (municipio del Estado de México)". Pues pasaron los 6 años que duró mi primaria y en ese lapso me tragué el jarabe a la fuerza. Efectivamente, mis notas eran de 10, pero estoy segura de que la fuerza de su fe era la que me daba la confianza de sentirme capaz de aprobar. Este suceso tuvo sus secuelas en la actualidad: hoy no soporto comer o ni siquiera oler pescado porque me provoca náuseas.

Decía que Agua Puerca era lo mismo que Charco
En otra ocasión llegó el señor Gabino, un tío de mi papá, y saludó a mi mamá muy amable y alegre porque tenían muchos años que no se veían. Mi mamá le extendió la mano, lo saludó y le preguntó: "Buenas tardes señor Gabino, ¿cómo están todos en Agua Puerca?" El señor Gabino se puso colorado y muy humildemente le respondió que muy bien, y no hizo mayor comentario, ni corrección. Lo avergonzó tanto que no esperó mucho tiempo para irse, y entonces los que habíamos presenciado su diálogo tan corto, le comentamos a mi mamá que el pueblo del señor Gabino no se llama Agua Puerca, sino Charco Frío. Mamá Aly no paraba de reírse y a la vez ofrecía disculpas al aire, pero mencionó que era muy lógico lo que había dicho, pues la definición de charco era igual a agua puerca y que sólo había utilizado un sinónimo.

"Pobre de mija, se le parte"
Después de su adolescencia, una de mis hermanas había subido de peso, tanto que los rollitos de piel se desbordaban fuera del pantalón. Mi mamá se percató y sorprendida le dijo discretamente a una tía que estaba a su lado: "Pobre de mija se le parte la piel". Hoy es la frase favorita de mis dos hermanas y la mía, cuando una de nosotras sube de peso. No podemos parar de reír.

Su afición por las luchas la transforma
Todos los lunes, miércoles y viernes, mi madre desaparece sigilosamente unos minutos antes de las 10 de la noche. Pensamos que va a dormir, pero cuando pasamos cerca de su habitación está gritando. Nuestras preguntas son: ¿por qué está tan angustiada?, ¿a quién quiere defender? Y lo que realmente pasa es que está viendo la lucha libre de WWE (World Wrestling Entertainment), que la transforma y la apasiona. Baja a toda la corte celestial para pedir que gane John Cena y le parta un brazo al veracruzano Alberto del Río. Ella implora: "Madre purísima, defiende a John Cena de todo mal. ¡John pégale fuerte, acaba con él!".

Frustró las aspiraciones de celebridad de don Erick
Esta es la anécdota más reciente que he vivido con ella. Estábamos en el supermercado y nos encontramos a don Erick -papá de un cantante famoso en México-, junto con su esposa. La esposa es una mujer como 20 años más joven que él, pero don Erick aplica el glamour y aparenta muy bien su edad, cuida mucho su aspecto, se tiñe el cabello y hasta usa máscara de pestañas y se delinea los ojos de negro. Mi madre enseguida saludó a su esposa y le dijo que la veía más guapa que nunca. Después saludó a don Erick y le dijo: "¡Don Erick, qué gusto verlo! Pero a usted lo veo acabadito, ¿está enfermo? Su rostro está cansado". Yo me quería esfumar del lugar cuando vi que don Erick se sonrojó.

Puedo seguir con una lista interminable de historias, sin embargo con éstas que he contado, me he divertido mucho. Fuera de mofarme de las anécdotas y frases que mi mamá me ha regalado a lo largo de mi vida, admiro mucho su intensidad de sonreír. Agradezco que hasta hoy sea la luz de mi casa, la fortaleza de mi vida y la madre ideal que Dios me regaló.
¡Gracias mami por ser como eres. Te amo y te admiro!

Mi familia en fotos:

Loading Slideshow...
  • En esta foto estamos los últimos de la lista de 9 hijos que tuvo mi mamá. De izquierda a derecha: Gil, mi hermano que murió cuando tenía 30 años de edad. Mi hermana Inés es la niña mayor vestida de amarillo con blanco. Yo soy la que tiene rizos y el niño pelirojo es mi hermano Juan.

  • Tres de las personas que están aquí, ya fallecieron. Recordamos con mucho cariño a mi abuelito Filo, a mi papá, y a mi hermano Gil. Yo le estoy soplando a la vela del pastel y mientras mi mamá prepara el chocolate.

  • Estábamos en Veracruz, México. De izquierda a derecha: Mi hermano Gil, mi hermano Bernardo, mi mamá, yo y mi hermano Juan.

  • Como no encontré fotos antiguas de Pancho, mi hermano mayor, ayer nos tomamos una junto a mamá, en el parque de la colonia donde vivo.

  • Mi hermosa mamá, manejando su buen humor ante la vida y yo imitando lo que hace.

  • Pedro ocupa el cuarto lugar de mis hermanos. En esta foto festejaba a mamá el día de su cumpleaños.

  • Mi hermana Clara y yo.

 
SIGUE VOCES