Más

Julio Bevione

Recibir actualizaciones de Julio Bevione
 

La verdad nos hará libres. ¡Siempre!

Publicado: 06/02/2013 09:53

Decirverdad

decirverdad

Cuando reviso momentos de mi vida en los que perdí mi centro, me doy cuenta que el comienzo de todo había sido cuando deliberadamente no dije una verdad, tal y como es.

No estoy hablando de decir mentiras. Me refiero a inventar historias fantásticas para ocultar alguna verdad que puede ser inconveniente. De decir las verdades a media porque pueden molestar a otros y poner en amenaza el respeto o al cariño que recibimos. O, simplemente, no decir las cosas como son porque no nos conviene.

Esto que aparentemente hacía para protegerme de un mal mayor, lo que lograba era lo opuesto. Me mantenía en una tensión constante con las personas implicadas, mezclando culpa, miedo y amenaza, y terminaba quebrando relaciones que aportaban a mi vida.

Es decir, tratando de evitar el sufrimiento, mío y de otros, terminábamos todos implicados en él.

Por eso aprendí que la verdad siempre libera. La verdad sana, ayuda a dar vuelta las paginas y, sobre todo, a aliviar la conciencia. Nos da paz.

También implica dolor, porque no siempre estamos listos para decir o escuchar las cosas como son. Así como las hierbas para sanar el hígado, el trago es amargo pero el resultado es sanador.

Animémonos a decir las cosas como las vivimos, como las sentimos y como creemos que son. Y permitamos que los demás también lo hagan. Cuando escuchamos las historias de los otros con respeto, y damos a conocer las nuestras, nos es más fácil ver el porqué de lo que está ocurriendo y nos da libertad para, con más conciencia, decidir que queremos hacer con una situación.

Porque si no te digo todo lo que realmente me está pasando, ni me dices todo lo que realmente te está pasando, es imposible crear un puente para conectarnos. Cada uno es su islita preso de una mentira.

Por eso, como podamos, de la manera más amorosa posible, cuando lo sintamos y de la forma más clara, digamos nuestra verdad, contemos lo que está pasando en nuestra mente....y en nuestra vida, tal como es.

Y si queremos seguir temiendo, mejor temámosle a la mentira, porque la verdad nunca será una amenaza.

TAMBIÉN VE:

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • <strong>Por Ofelia Perez</strong> Mujer "maravilla", empieza por dejar atrás tus ínfulas de mujer perfecta en multitareas y busca tu verdadera liberación con estos tips. <strong>1.</strong> Pídele ayuda a tu pareja.

  • <strong>2.</strong> Creen una dinámica de trabajo de equipo. Involucren a sus hijos según las edades.

  • <strong>3.</strong> Alternen las responsabilidades relacionadas con los hijos, como el transporte, la supervisión de las tareas, el "corre y corre" de materiales de proyectos y otras.

  • <strong>4.</strong> Compartan las tareas del hogar a base de lo que a cada cual le disgusta más hacer, de manera que cada cual haga lo que menos le disgusta. En la casa hay tareas que disgustan a todos, pero hay que hacerlas. Altérnenlas. El propósito es que se completen las tareas, sin que ninguno de los dos se sienta recargado ni abrumado.

  • <strong>5.</strong> Observen en qué gastan el dinero y decidan asignar una cantidad para contratar a alguien que limpie la casa. A veces gastamos $60 o $70 sin darnos cuenta. Invertirlos en alguien que limpie la casa redime las energías para cosas más importantes.

  • <strong>6.</strong> Echa a un lado la vieja idea de que tu esposo, "hombre al fin", no tiene la habilidad para hacer las cosas como tú las haces. Arriésgate a que las haga. Celébralo cuando lo haga bien e instrúyelo (no te burles ni regañes) para que lo haga mejor.

  • <strong>7.</strong> Escucha sugerencias. Muchos hombres son buenos en logística y en simplificar tareas.

  • <strong>8.</strong> Comparte las decisiones y recibe nuevas ideas. A tu pareja le va a gustar participar en todo (que es la verdadera vida de pareja) y quién sabe de cuánta carga te puedes liberar).

  • <strong>9.</strong> Invítalo a coordinar sus salidas contigo o las familiares, hacer reservaciones y resolver detalles, en vez de hacerlo tú. Sugiere opciones específicas y dale seguimiento, pero déjale a él las gestiones.

 

Seguir a Julio Bevione en Twitter: www.twitter.com/juliobevione

SIGUE VOCES