Julio Benitez

Recibir actualizaciones de Julio Benitez
 

Richard Blanco, la nueva cara de EE.UU.

Publicado: 21/01/2013 23:52

Estados Unidos está cambiando y eso lo han podido constatar muchos escépticos, conservadores y seguidores del orden establecido en esta gran nación, mayormente de origen europeo y anglosajón. Hoy las caras que componen el país son variadas y las voces, incluidas las de los antiguos discriminados sean afroamericanos, latinos, asiáticos e incluso gays y mujeres cobran una dimensión inusitada en el panorama político y cultural de esta nación.

Richard Blanco, un poeta prácticamente desconocido entre muchos de nosotros representa ese fenómeno de la multiculturalidad en este mundo adonde las expresiones ya no se remiten solamente a la llamada cultura blanca y afro-descendiente. Ya sabemos que existe una literatura chicana y cubano-americana, dominicana que han incluso alcanzado cuando se expresan en inglés los reconocimientos máximos de la literatura, incluido el Pulitzer.

Y en ese mundo tan cambiante en el que se inserta también una expresión en español que sobrevive a los embates de la transculturación, una figura como la de Richard Blanco, cubano, gay y anti-conservador no resulta para nada una excepción. No es extraño que The Boston Globe considere que su presentación en la inauguración presidencial sea el resultado de un nuevo rostro conformado por la coalición que permitió al presidente Obama ganar un segundo período.

Según la revista Times su libro de poesía Looking for the Gulf Motel es evocación ponzoñoza de la familia. Y la razón parte de su posición curiosamente discrepante con la cara conocida del llamado " exilio cubano".

Descrito por él mismo como alguien que se fabricó en Cuba, nació en España y se convirtió a la poesía y se formó profesionalmente en Estados Unidos, alcanza en su obra un clímax de rebeldía contra los valores tradicionales de muchos emigrantes provenientes de ese país. Su propio interés en visitar la isla, de hecho ha estado allí varias veces, así como su irónica descripción del excesivo estatismo conservador de los más viejos, lo ha llevado a buscar refugio en el ambiente rural de Maine y por otro lado un silencio envidioso y maligno por parte de quienes debían sentirse orgulloso del hombre que representará la poesía en un momento clave de nuestra historia, no han logrado empañar su creación.

Autor de cuatro libros, típico representante de la poesía patrocinada por las universidades ha encontrado en el ojo crítico la explicación de porqué de su selección. Agarrado por sorpresa, pensé que se trataba de alguien sólo escogido por la conveniencia política de la situación. Sin embargo, la posibilidad de leer algunos de sus poemas me ha convencido de que los mismos se insertan en lo mejor de la contemporaneidad así como en las raíces hispanas y cubanas de donde procede.

En su sitio de internet él describe el poemario final como uno adonde su identidad cultural y sexual, la vida de la niñez, la relación padre-hijo, así como el recuerdo de su madre moldeada por exilio se une a los temas recurrentes de su poesía sobre la muerte del padre y otros familiares.

El poema que da título a Looking for the Gulf Motel es muy intenso al captar la imagen de la memoria y la nostalgia. Los momentos de esos emigrantes de vacaciones con poco dinero, muchos panes cubanos, puerco asado y una cafetera expreso a falta de dinero para comer en restaurantes es gráfico y en cierto conmovedor. La búsqueda de ese pasado retorna ya al final cuando nos menciona los nuevos entornos llenos de condominios y hoteles adonde él pretende que "nada se ha perdido."

Unspoken Elegy for Tía Chucha es un poema a la pariente que se ama y que en términos de la cultura hispana forma parte de nosotros no como familia extendida sino como familia en sí. Sobresale el uso del español que sirve para dar sabor a ese momento que para Blanco parece tan importante. No es la tía, la mujer rica, la cubana emigrante que ha logrado un estándar económico elevado. Lo sabemos por su propia habitación un efficency que es un simple local adaptado para rentar a personas con pocos ingresos. No hay como en la mayoría de los versos consultados el interés por la rima. A veces y aquí no es lo contrario, este autor se decide por una especie de prosa poética y el verso conversacional y anecdótico con la melancolía de un poeta capaz de atrapar los momentos con imaginería propia.

Su segundo libro Directions for the Beach of the Dead parece resaltar un interés por universalizar sus experiencias aunque en un poema adonde habla de ir a Malta, nos sugiere que pudiera enseñar inglés con "acento en español". Quizá el poema más inherente a sus orígenes es "Mexican Almuerzo en New England" adonde él mismo confiesa que alejado de Miami sentía una profunda nostalgia mientras enseñaba unos cursos de escritura creativa. Encontró en Hartford, Connecticut, una familia mexicana que lo recibió como un hijo y de ahí nace ese poema adonde no se limita a lo cubano, sino que el español que matiza el mismo nos recuerda la región angelina adonde tanto hermano azteca se ha asentado. Ejemplo de lo anterior lo podemos ver en el contraste cultural y en vocablos por nosotros conocidos pero que probablemente le produjeron a un hombre crecido en Miami un cierto encantamiento.

Así las palabras corren mezclando esas dos culturas que se han rechazado y acercado en la relación de odio y amor que representa la hispanidad en el contexto norteamericano.

El primero de sus cuatro libros es City of a Hundred Fires (La ciudad de Cienfuegos) lugar natal de sus padres cubanos. Me llaman poderosamente la atención lo que él confiesa como una crónica de su mítica práctica y adonde se encuentra con su familia y nacimiento en contraste con las fotos en blanco y negro de su pasado y sus orígenes.

El poema "América" es un ejemplo concreto con imágenes precisas de los contrastes culturales del emigrado que se aferra a sus orígenes. Dividido en secciones en las cuales el proceso de acercamiento al nuevo mundo es señalado por la ignorancia de alimentos y costumbres. Para él como cubano, el puerco estaba presente en todas las celebraciones, incluyendo el Thanskgiving. La burla al exiliado extremista es también un elemento recurrente de esta composición. Los ojos del niño que habla inglés frente los padres que desconocen las bases de la nación americana están también presentes con el sabor de Spanglish que acompañan sus secciones y el vocabulario urbano.

En "América", están los conflictos étnicos. Así lo expresa cuando señala la alienación de físicos y denominaciones. No es lo blanco arquetípico de Estados Unidos lo que caracteriza su familia y así nos habla de la carencia de niñas rubias y el contraste de Greg, Peter, Marsha frente a los para nosotros típicos Lázaros, Mercedes o Guadalupe. Punto interesante se presenta en el momento de "asimilación" gracias a una explicación a la abuela de lo que fueron los peregrinos y la celebración y así se decidiría que junto al típico puerco cubano estaría en el Thanskgiving, por primera vez el pavo y los dulces norteamericanos.

Un poema profundamente cubano es "Mango, Number 61" adonde el autor enfrenta con fuerza lúdica una tradición nacional que se mueve alrededor de la charada, objeto de adivinaciones y juego, visto en Cuba como algo prohibido pero que ha sobrevivido todos los embates del nuevo orden socialista. Es de cierto modo un homenaje a su madre, así nos los confiesa, porque ella fue listera de bolita que es la persona encargada de apuntar en el barrio las apuestas y que conoce de memoria el significado de cada número. Para comprender la esencia de ese poema que parece poesía conversacional hay que conocer esa numerología que tiene que ver con adivinaciones y una vida ligada a una herencia combinada de la sabiduría china y española con el propio ingenio criollo que ha echado raíces en Miami, a pesar de lo extraño que pueda parecer.

He llegado a la conclusión de que poetas como Richard Blanco no sólo representan la nueva América sino que comparto la opinión de Times respecto a la diversidad del cubano-americano de hoy en día. En ese primer poemario hay incluso bilingüismo puro como en el poema "Varadero" adonde describe maravillado su contacto con un sitio verdaderamente hermoso de la naturaleza cubana que él decidió visitar.

Por último, no importa que haya otros poetas significativos para recitar en la inauguración presidencial. Muchos de ellos pudieron haber sido seleccionados para leer en la Casa Blanca pero la fuerza emotiva, la facilidad para recrear con el verso los momentos importantes de la vida humana desde una perspectiva étnica y a la vez universal, ubican a Blanco como un poeta representativo de una generación de cubanos e hispanos que expresan la nueva poética de esta nación.

Precisamente en City of a Hundred Fires,este autor quien aparece en innumerables publicaciones y antologías, inspira a Sandra Cisneros, una de las voces más significativas de la comunidad de origen hispano en este país, al referirse a "La Ciudad de Cienfuegos".

"Qué delicia son estos poemas llenos de anhelos, como una foto vieja, un ídolo de santo desgastado por un creyente, un bolero en la radio en una larga noche de lluvia. No hay forma de explicarlo. Me emocionan."
 
SIGUE VOCES