Juan José Solis Delgado

Recibir actualizaciones de Juan José Solis Delgado
 

MéxicoPolítico: Florence Cassez,de vuelta a casa

Publicado: 23/01/2013 20:45

En una resolución absolutamente inesperada, la Suprema Corte de Justicia de Nación dio libertad inmediata a la ciudadana francesa Florence Cassez. ¡Por fin se hizo justicia!

El proyecto propuesto por la ministra Olga Sánchez Cordero perfilaba invalidar algunas pruebas viciadas en el expediente y turnarlo a un tribunal primario para dictar una nueva sentencia, pero el ministro Arturo Zaldívar se negó a aceptar el sentido del proyecto porque eso diluía el carácter del amparo solicitado y distaba mucho de su proyecto del 21 de marzo de 2012. En su turno el nuevo ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, coincidió con el proyecto original de ministro Zaldívar y finalmente la ministra Sánchez Cordero se sumó a sus compañeros.

El resultado fue que si se pensaba que Florence Cassez aún pasaría tiempo recluida en la cárcel de Tepepan, la decisión de los ministros le dio un giro radical al caso: sin más discusión, la SCJN le concedió su libertad.

La pregunta que de inmediato imperó en el ambiente fue que la decisión de la Corte dejaba un vacío en lo referente a la inocencia o culpabilidad de Florence. Sin embargo, es preciso señalar que la ley de nuestro país dice muy claro que todos somos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario, y la autoridad que llevó a la cárcel a Cassez nunca pudo comprobar la culpabilidad fehaciente, y por ello tuvo que recurrir a prácticas ilegales como no haberla puesto a disposición de forma inmediata, no haberle dado asistencia consular y haber violentado su presunción de inocencia y derechos humanos al haberla exhibido en un montaje televisivo.

Pero a pesar de ello, muchos levantaron la voz argumentando que los errores procedimentales no podían eximir de culpa a un criminal; sin considerar que si el inicio de todo proceso judicial está viciado, el resto del caso también lo estará. El problema surge entonces cuando el sistema de justicia y las autoridades encargadas de impartirla y procurarla, no son capaces de apegarse y hacer valer la ley.

¿Cuál fue la razón por la que se cometieron tantos errores?... ¿desconocimiento de la ley?, ¿incompetencia policiaca?, ¿desacierto del ministerio público? No. Simple y sencillamente se trató de un afán de protagonismo del entonces director de la AFI, Genaro García Luna, quien buscó en todo momento dar golpes mediáticos para legitimar su actuar frente al presidente de la República y la opinión pública.

Vicente Fox quien nunca pudo dar un sólo resultado eficaz en su gobierno como consecuencia de su torpeza y frivolidad, creyó que en efecto encarcelar a Florence Cassez le podía redituar cierta imagen positiva y prefirió dejarle a Felipe Calderón la resolución del asunto viciado por un montaje que primero se dijo "los medios habían solicitado" y después se supo que fue invención de Genaro García Luna y su sicario Luis Cárdenas Palomino.

El problema fue que Calderón y su mente criminal, pronto encontraron en Cassez el pretexto ideal para mostrar al Estado como enérgico frente al crimen organizado. Para ello, se hizo de moralidades genuinas como las de Isabel Wallace, María Elena Morera y Fernando Martí, quienes tristemente pasaron de "víctimas" a "activistas utilizados por el gobierno" y muy pronto se perdieron en una madeja de corrupción y poder político, observando como su solvencia moral se resquebrajaba en cada acción corrupta de García Luna y en el apoyo inminente que recibieron en todo el sexenio los principales capos de la mafia.

La lucha de Calderón contra el crimen fue ficticia y caprichosa, y simplemente utilizaron casos como el de Cassez -y otros más- para justificar el derramamiento de sangre, el uso indiscriminado de millonarios recursos públicos y la imposición del miedo en la ciudadanía. Si algo distinguió al gobierno de Calderón fue la impunidad y el desprecio por la justicia. Por eso se empecinó en mantener en la cárcel a Florence Cassez pese a saber (como abogado) que se habían violado principios de legalidad, tratados internacionales y derechos humanos; incluso el 20 de marzo de 2012, un día antes de que se sesionara la primera sala, una vez más presionó a los ministros de la alta Corte a que no dejarán libre a Cassez.

Este 23 de enero con Felipe Calderón fuera de la presidencia y cuestionado por su contratación temporal en Harvard, los ministros han deliberado en total independencia y sin presión de ningún tipo decidieron dejar libre a Florence Cassez.

Con ello, queda pendiente otro capítulo de esta larga historia: el derecho de las víctimas. Las víctimas que fueron violentadas primero por sus plagiarios y luego por el gobierno a través de personajes como Luis Cárdenas Palomino que los obligó a prestarse al montaje mediático y años después comediantes como Isabel Wallace quien los obligó a presentarse en diversos medios de comunicación mendingando la justicia que el gobierno calderonista se negó a brindar.

Desde ahora, las tres víctimas de secuestro en el caso Cassez están en todo su derecho de exigir justicia, y el Estado si realmente quiere hacer cumplir la ley tendrá que llamar a cuentas a Luis Cárdenas Palomino, a Genaro García Luna, y desde luego a Felipe Calderón Hinojosa.

 

Seguir a Juan José Solis Delgado en Twitter: www.twitter.com/@juanjosesolis

SIGUE VOCES