Juan Cardenas

Recibir actualizaciones de Juan Cardenas
 

¿Quiénes son los verdaderos mexicanos?

Publicado: 15/11/2012 08:27

natediazyt

El próximo mes de diciembre habrá tres importantes peleas de títulos mundiales en los Estados Unidos, con peleadores mexicanos en ellas, dos en Artes Marciales Mixtas, y un boxeador.

Primero, en la misma noche el 8 de Diciembre el México-Americano Nate Díaz peleará por el título peso ligero del UFC, contra el actual campeón Benson Henderson, en la ciudad de Seattle; mientras en la capital de los deportes de combate, Las Vegas, Juan Manuel Márquez se enfrentará por cuarta vez a Manny Pacquiao. Veintiún días más tarde en esa misma ciudad Cain Velásquez intentará recuperar de las manos del poderoso campeón brasileño Junior Dos Santos el título de peso completo del UFC que le quitó el año pasado.

¿Qué tienen en común estos guerreros? Mucho, algunos sostienen, yo por ejemplo, la garra, el espíritu incansable de la sangre mexicana. Pero he leído a otros, sobre todo en México, quienes no piensan así, y creen que solamente Márquez puede llamarse mexicano, o "verdadero mexicano".
Díaz y Velásquez, tienen el mismo derecho, al menos para mí. Yo me considero mexicano por dos cosas, una, cumplo con lo que la constitución dicta como requisitos. Y la otra, porque lo siento y me identifico. Esta segunda podrá ser todo lo discutible que se quiera, todo. Pero la primera no. Por ningún motivo y bajo ninguna premisa válida.

Por ello mismo, pueden rebatir a estos atletas su sentimiento, su patriotismo alienado cuando nunca han vivido en territorio mexicano; pero nada más. Alguna vez el mismo Oscar De La Hoya sufrió esa discriminación, y varios casos hay así, pese a lo claramente dicho en la constitución al respecto: "Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional". La realidad es otra, incluso (y sobre todo) en contextos deportivos y de espectáculo. Si lo resalto es por lo ejemplar, si en algo trivial como el deporte la gente toma posturas racistas sin sentido, simplemente por resentimiento social y o racial, bien podemos imaginar en asuntos importantes cómo será su comportamiento.

Todo quien se diga mexicano (quizá a excepción de Chad Ochocinco) es por alguna de esas razones, una identificación con la cultura, o porque cumple con alguno de los siguientes requisitos del Artículo 30: La nacionalidad mexicana se adquiere por nacimiento o por naturalización.

A) Son mexicanos por nacimiento:

  • I. Los que nazcan en territorio de la República, sea cual fuere la nacionalidad de sus padres.

  • II. Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos nacidos en territorio nacional, de padre

  • mexicano nacido en territorio nacional, o de madre mexicana nacida en territorio nacional;

  • III. Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos por naturalización, de padre mexicano

  • por naturalización, o de madre mexicana por naturalización, y

  • IV. Los que nazcan a bordo de embarcaciones o aeronaves mexicanas, sean de guerra o mercantes.

  • B) Son mexicanos por naturalización:

  • I. Los extranjeros que obtengan de la Secretaría de Relaciones carta de naturalización.

  • II. La mujer o el varón extranjeros que contraigan matrimonio con varón o con mujer mexicanos, que tengan o establezcan su domicilio dentro del territorio nacional y cumplan con los demás requisitos que al efecto señale la ley.


Si cumple uno con alguno de estos requisitos, entonces ¿por qué despreciar, en cualquier sentido a otro quien también lo haga? ¿Se tiene algún derecho para esto? En absoluto, pero sucede.
Pero vayamos al problema de fondo. ¿Por qué ocurre esta discriminación? ¿Qué hace a un mexicano nacido en territorio nacional (un territorio no designado por él sino por cuestiones geopolíticas históricas) despreciar los logros como mexicano de un atleta exitoso como Cain Velasquez?

Un nacido en el estado norteamericano de Arizona, quien camina cada pelea hacia el Octágono con la canción Los Mandados de Vicente Fernández, para honrar a su padre, quien cruzó siete veces la frontera en busca de mejores condiciones para su familia, mismas que no encontraba en su tierra.
Constitucionalmente Velásquez es mexicano. Y si acaso hablan con él, en inglés o español, se darán cuenta que también lo siente, y además conoce su pasado y su presente, pelea para darle alegrías además de a él mismo y su familia, a todos los mexicanos, legales o ilegales radicados en los Estados Unidos.

Y déjenme decirles algo, en nada influye la condición en la que uno se encuentre para definir si se es o no un "verdadero mexicano". Márquez vive y entrena en el DF. Diaz apenas si sabe decir un par de palabras en español. Y así podemos encontrar varias diferencias entre ellos, si es que quieren buscarlas.
En mi vida radicando en ambos países he conocido mexicanos que reniegan de su patria y alaban a los americanos. Así como otros quienes incluso se niegan a viajar a los EUA por principios. He visto a quienes trabajan en los EE.UU. y reniegan de los "pinches gringos". Segundas o terceras generaciones nacidas "del otro lado" quienes hablan spanglish pero al jugar ambas selecciones de futbol gritan "pinches gringos" con la misma pasión que todo el Azteca. Mexicanos que llevan toda su vida trabajando aquí y cada día extrañan su ciudad natal. Otros quienes conocen sólo Tijuana o Cancún, los que no pueden volver o viajar con libertad, en fin.

Piensen en el caso que quieran, se quedarán cortos. Y ninguna de esas situaciones o particularidades los hace más o menos mexicanos de lo que soy yo. Si conocen nuestra historia sabrán el resentimiento ha sido una característica desde antes de la Conquista incluso, hoy no cambia esto. Más que celebrar el éxito, la consciencia social busca y espera el fracaso y la debacle de quien se distingue.

Personalmente me enorgullezco de estos tres peleadores, quienes en sus deportes entrarán a mostrar la garra que vive en su espíritu. Mi respeto hacia ellos es como personas y peleadores primero, mi orgullo por ellos nace de verlos precisamente enorgullecerse como mexicanos.

¿Te pareció interesante este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 

Seguir a Juan Cardenas en Twitter: www.twitter.com/@Desautomatas

SIGUE VOCES