Más

Juan Cardenas

Recibir actualizaciones de Juan Cardenas
 

¿Están listos los atletas para ser superestrellas?

Publicado: 22/01/2013 10:55

lance armstrong

La pregunta en sí es ya obsoleta, y lo correcto que debí preguntar es: ¿Quiénes son los atletas ya listos para ser superestrellas? Pues el fenómeno sucedió. Basta ver el circo que las semana pasada montaron los medios alrededor de Lance Armstrong y Manti Te'o, el mejor ciclista que había dado la historia hasta el año pasado y un prometedor linebacker de la universidad de Notre Dame respectivamente.

Armstrong confesó como ya sabemos el uso de sustancias ilegales, mientras Te'o fue motivo de un escándalo al fingir la muerte de una novia que nuca existió. Aunque lo sucedido con Armstrong es colosal por la calidad (ahora discutible) de atleta, cualquier escándalo en el futbol americano de los Estados Unidos es primordial, y vaya si han existido muchas.

De hecho uno de los equipos participantes en el Super Bowl XLVII del próximo Domingo 3 de Febrero, los 49ers de San Francisco tienen a uno de sus jugadores titulares en medio de una investigación por ataque sexual, de hecho desde antes del juego de campeonato en el cual vencieron a los Halcones de Atlanta; el receptor Michael Crabtree, quien logró más de mil yardas en la temporada y fue una de las armas principales para que el equipo llegara al súper domingo. Sin embargo esto aún no se confirma, la investigación está en marcha y no podemos calificarlo de escándalo.

Y es que basta tomar de referencia otros grandes problemas, los 49ers mismos tienen en su haber uno de los mayores cuando su entonces dueño Eddie DeBartolo fue multado, suspendido y terminó vendiendo al equipo, además condenado por no reportar un caso de extorsión. Michael Vick fue motivo de otro escándalo y suspensión al descubrirse que organizaba peleas de perros ilegales. Esta temporada los Santos de Nueva Orleans no contaron con su entrenador Sean Pyton quien fue suspendido un año por ofrecer bonos en efectivo a jugadores que lastimaran a sus oponentes, otros entrenadores como el coordinador defensivo Gregg Williams fue suspendido indefinidamente, y el gerente general Mickey Loomis por ocho temporadas, un hecho sumamente vergonzoso. Y por supuesto el del año pasado en la universidad de Penn State que involucró al entrenador asistente Jerry Sandusky, condenado a prisión por abuso de menores, y al entrenador en jefe Joe Paterno entre otros. La universidad fue multada con 60 millones de dólares por la NCAA.

Estos son sólo algunos de los más resonados, pero no acabaríamos con los que hay, y sólo concentrándonos en futbol americano, pero la NBA también da para mucho, ni decir de las Ligas Mayores de Beisbol, o el futbol internacional en México mismo, Argentina, Europa, en fin.

Los medios se alimentan a lo grande, justo como hacen con otro gremio, el del entretenimiento y espectáculo. Cantantes, actores y personalidades no cuentan más y desde hace tiempo con una vida privada, cualquier error humano en sus vidas será dolosa e intencionalmente usado. Quizá no en su contra, pero sí por encima de su integridad como persona. Esto les pasa ya a los deportistas profesionales, son susceptibles de ser atacados y juzgados en todo momento por los medios y por lo tanto por el público.

En Hollywood, como en la política y el mundo empresarial, hay quien asesora en este sentido, quienes diseñan imágenes o controlan emergencias. En el deporte es todavía un círculo pequeño de atletas quienes cuentan con ello, lo usan, piden, buscan, contratan; incluso muchas organizaciones deportivas no cuentan con ello.

Y es que hay un factor diferencial entre cantantes y actores, con los deportistas profesionales: el patrocinio. Un cantante no depende de sus patrocinadores tanto como un atleta profesional, ni puede ser afectado tanto. Los patrocinadores mandan en el deporte mucho más que en la industria musical o en Hollywood.

La pregunta ahora cambia a ¿por qué no todos lo saben? En mayor o menor medida a todos puede afectarles, su comportamiento público debe cambiar en el momento de ser deportistas profesionales. Incluso aquellos no estelares, pues un escándalo puede ponerlos debajo del reflector, y luego hundirlos permanentemente.

El deporte y la competencia han cedido terreno al negocio del entretenimiento, esto no pasa de a gratis, alrededor de dicho desarrollo muchas empresas y áreas de negocio se adaptaron, pero curiosamente han sido los atletas, las estrellas, quienes van rezagados y constantemente lo hacen evidente.

Ahora bien, incluso en el espectáculo donde se sabe que de eso viven, la imagen se ve constantemente deteriorada, hay escándalos uno tras otro sí, pero en el deporte otro factor más lo agrava, y es que aunque toda figura pública por inexplicable y absurda añadidura debe tener un comportamiento ejemplar, en los atletas esto se espera al doble. Son personas sanas, deportistas vamos, atletas, rectos y éticos competidores. Si alguien está contra la trampa debe ser un deportista ¿correcto? En ellos por lo tanto una actitud antisocial, criminal, falta de ética y moral es reproblable al máximo.

Este texto no busca responder la pregunta de si están o no listos, sino sólo plantearla en voz alta y llevarla a cada escenario, esparcirla y aplicarla, pues es como podrá responderse y entonces tener parámetros. Pero sí debe saberse y entenderse sin que ello sea inquietante, que hoy en día un atleta profesional es una figura pública, un animador, una superestrella; y (al menos mientras el escenario se mantenga como en l actualidad) además de competir, deben aprender a comportarse como tales.

ADEMÁS

Loading Slideshow...
  • Lance Armstrong, Oprah Winfrey

    Lance Armstrong concedió una entrevista a la presentadora Oprah Winfrey

  • En este hotel Lance Armstrong concedió una entrevista a Oprah Winfrey

  • Lance Armstrong

    El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • La casa de Lance Armstrong

  • Lance Armstrong

    El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • Lance Armstrong

    El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • El ciclista texano Lance Armstrong ganó siete Tours de Francia, pero ha sido perseguido por la sombra del dopaje. Se le ha sancionado retirándole sus triunfos de los récords

  • Lance Armstrong

    FILE - In this Feb. 15, 2011, file photo, Lance Armstrong pauses during an interview in Austin, Texas. Armstrong said on Thursday, Aug. 23, 2012, that he is finished fighting charges from the United States Anti-Doping Agency that he used performance-enhancing drugs during his unprecedented cycling career, a decision that could put his string of seven Tour de France titles in jeopardy. (AP Photo/Thao Nguyen, File)

 

Seguir a Juan Cardenas en Twitter: www.twitter.com/@Desautomatas

SIGUE VOCES