Más

Jovanka Ciares

Recibir actualizaciones de Jovanka Ciares
 

Cómo incorporar poco a poco una dieta a base de plantas

Publicado: 29/05/2013 12:57

dieta vegetariana

Has estado pensando aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal y tal vez incluso estás considerando convertirte en vegetariano o vegano, pero sientes que el proceso será muy difícil. O tal vez simplemente no estás acostumbrado a comer muchos vegetales y frutas y sólo quieres aprender a incorporar más de ellos en tu dieta diaria.

Mientras que la mayoría de nosotros aceptamos no estar preparados o dispuestos a adoptar una dieta basada en vegetales, la mayoría de nosotros sí estamos de acuerdo en que el aumento en la cantidad de frutas, vegetales, granos enteros, nueces y semillas que comemos ayudará a mejorar nuestra salud y bienestar.

Sean cuales sean tus razones, hay algunos consejos simples que pueden ayudarte llevar una dieta rica en alimentos altamente nutritivos del mundo vegetal. Estos son sólo algunos:

Trata el programa "Lunes sin carne"
Esto es mucho más fácil de lo que piensas. En lugar de eliminar los productos animales de una vez, trata de hacer 2-3 comidas por semana que son a base de plantas. Un día a la semana, experimenta con diferentes ingredientes, especias y combinaciones de alimentos. Toma un batido de fruta o un poco de avena con leche de arroz para el desayuno, un plato de arroz integral con vegetales salteados con salsa teriyaki para el almuerzo y un pastel asado de verduras con una ensalada verde para la cena.

Corta la grasa procesada
Los alimentos procesados y las grasas mantienen a tu cerebro en un estado de codependencia de estos ingredientes peligrosos, por lo que es mucho más difícil que permanezcas alejado de alimentos como la leche y el queso. Reducir conscientemente las comidas procesadas y grasas animales de tu dieta te ayudará a reducir los antojos de grasas animales y puede ayudarte a integrar más alimentos del mudo vegetal. Además, los estudios han demostrado que los vegetarianos y los veganos tienen un menor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, obesidad, hipertensión, cáncer y otras enfermedades prevenibles.

Limita productos de origen animal a una vez al día
Una vez hayas intentado no comer carne una vez por semana, trata algo un poco más interesante. Quizás trata de hacer comidas vegetarianas 2 veces cada día. Evita las carnes para el desayuno y el almuerzo y luego disfruta de una comida a base de carne en la cena. Esto te ayudará a reducir la cantidad de productos de origen animal que consumes diariamente y te permitirá manejar los antojos ya que tendrás algo que "esperas con ansias" al final del día.

Elimina sólo un producto de carne a la vez
Si no puedes vivir sin el queso (una queja común), pero no te preocupas mucho por los mariscos, empieza por dejar eso y ver cuánto tiempo puedes estar sin comer mariscos. Lo más probable es que pasen semanas antes que los extrañes. Pasa a otro producto de origen animal y deja de consumirlo por el tiempo que puedas. Mientras trabajas en eso, aumenta el consumo de vegetales o prueba alguno nuevo.

Prueba sustitutos de carne
Champiñones Portobello, tempeh y seitán son excelentes sustitutos de carnes que hacen deliciosas recetas. Tienden a tener una textura masticable similares a la carne, pueden tomar sabores muy fácilmente y los puedes añadir a tus recetas favoritas, desde platos asiáticos hasta platos italianos e incluso de América Latina.

Prueba comidas de todo el mundo
Prueba un plato de una cocina exótica. Cuando estaba experimentando con el vegetarianismo, probé alimentos de lugares como Etiopía, Marruecos y Perú. Casi todas las cocinas de países de todo el mundo tienen alimentos interesantes, algunos con ingredientes muy saludables y que no son muy comunes en el mundo occidental. En vez de ir a un restaurante favorito cuando comes fuera, echa un vistazo a un restaurante diferente comida y platos étnicos.

Usa la regla del 80/10/10
En los días en que estás consumiendo productos de origen animal, utiliza la regla de 80/10/10. 80% de tu plato debe tener vegetales, cocidos o crudos. 10% de tu plato debe incluir granos integrales como el arroz integral, la quinoa o el amaranto. El otro 10% debe tener cualquier proteína animal que comerás ese día. Esto asegurará que continúes consumiendo una cantidad más amplia de alimentos de origen vegetal, mientras que vas cambiando tu dieta y estilo de vida poco a poco.

Intercambia los alimentos básicos de tu dieta
Muchos de los alimentos básicos típicos disponibles en la actualidad, como la leche y los yogures son de origen animal. Pero ¿sabías que hay un montón de deliciosas versiones vegetarianas de estos alimentos? Prueba la leche de arroz, de coco o de cáñamo como sustituto de la leche de vaca. El yogur y el helado también vienen en versiones que no son lácteos, hechos con leche de coco, de cáñamo, o de soja. Hoy en día, puedes encontrar tantas variedades y sabores en productos como estos como en productos lácteos, pero con menos hormonas y la grasas saturadas.

TOMA IDEA:

VE TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • <font size="-2">Por Yined Ramírez-Hendrix</font><br /><br />Muchas personas desean "limpiar" sus cuerpos de impurezas y piensan que con un régimen loco de una semana lograrán resultados duraderos. Es más recomendable consumir una dieta que incluya alimentos desintoxicantes y hacerlo un proceso diario. Estos son los mejores:<br /><br /><strong>Limones</strong><br /><br />Esta fruta estimula la liberación de encimas y ayuda a convertir toxinas en forma de agua soluble que puede ser fácilmente excretada del cuerpo. El tomar agua de limón, que ayuda a formar alcanina, ayuda a balancear la acidez de comidas consumidas. Tómala temprano en la mañana, y si añades semillas de lino molidas, promoverás la remoción de toxinas.

  • Remolacha

    La remolacha está repleta de vitaminas B3, B6, C y beta-caroteno. También es una gran fuente de hierro, magnesio, zinc y calcio - todos necesarios para promover desintoxicación óptima y eliminación. La remolacha también es beneficiosa para el hígado y la vesícula, órganos que ayudan a remover toxinas. La gran cantidad de fibra en la remolacha ayuda la digestión y a eliminar desperdicios.

  • Algas marinas

    Estas están repletas de poderosos antioxidantes que fortalecen la sangre y el tracto digestivo. La algina en las algas marinas absorben las toxinas del sistema digestivo tal como un descalcificador remueve los minerales del agua de grifo. Los vegetales marinos ofrecen un amplio espectro de minerales que cualquier otra comida, conteniendo virtualmente todos los minerales que se encuentran en el océano - los mismos minerales que se encuentran en la sangre humana.

  • Diente de león

    El diente de león es rico en nutrientes y minerales y provee una variedad de fitonutrientes. Estos son súper antioxidantes que ayudan a limpiar el sistema digestivo y fortalece el hígado. Trata de añadir hojas de diente de león a tu ensalada.

  • Retoño de brécol

    El brécol contiene importantes fitoquímicos que se liberan al ser cortados, masticados, fermentados, cocinados o digeridos. Las sustancias son liberadas y se desglosan en sulfopropanos, indole-3-carbinol y D-glucarate, todos que tienen un efecto específico con desintoxicación. Los retoños de brécol pueden proveer mayores beneficios que el brécol regular porque contienen 20 veces más de sulfopropanos. Añádelos a tus ensaladas y dale un giro diferente a tus comidas.

  • Semillas de lino

    Las semillas de lino sirven muchos propósitos. Para desintoxicar tu cuerpo es esencial que asegures que las toxinas son eliminadas propiamente. Semillas de lino molidas son una gran fuente de fibra que ayuda a unir y eliminar toxinas del tracto intestinal. Son también una gran fuente de los saludables aceites omega 3. Trata de consumir al menos dos cucharadas de semillas de lino molidas en limón en agua todas las mañanas.

  • Ajo

    Ningún plan de desintoxicación está completo sin ajo: es un antivirus poderoso, antiséptico y antibiótico. El librar tu cuerpo de microbios patógenos puede reducir toxinas endógenas. Los compuestos sulfúricos del ajo lo hacen esencial para desintoxicar.

  • Alcachofas

    Las alcachofas son deliciosas y son muy saludables. Se ha demostrado que las alcachofas aumentan la producción de bilis y purifican y protegen el hígado. También tienen un efecto diurético en los riñones, asegurando la remoción apropiado de toxinas, después que el hígado las procesa.

  • Curcumina

    Curcumina es el ingrediente activo en la especia cúrcuma, que es muy utilizado para tratar desórdenes del hígado y digestivos. Es muy utilizado en la comida india y en la medicina ayurveda.

 

Seguir a Jovanka Ciares en Twitter: www.twitter.com/jovankaciares

SIGUE VOCES