Jovanka Ciares

Recibir actualizaciones de Jovanka Ciares
 

Cómo no enfermarte cuando los demás a tu alrededor ya lo están

Publicado: 05/02/2013 22:14

¿Has tenido un resfriado o el virus de influenza últimamente? A menos que vivas debajo de una roca, es probable que tu o alguien que conoces se han enfermado en esta temporada. Con el resfriado común y la influenza causando estragos en la vida cientos de miles en todo el país, ¿cómo evitar enfermarte cuando todos a tu alrededor ya lo están?

La respuesta a este enigma se encuentra en tu función inmunológica. Cuando tu sistema inmunológico está sano, tu cuerpo responde a eventos que podrían causar enfermedad o lesión, restaurando tu salud tan pronto como sea posible. Pero cuando tu sistema inmunológico está debilitado o comprometido, tu cuerpo se vuelve vulnerable a las bacterias y los virus como la influenza.


SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

A medida que vas sobre tu vida diaria, entras en contacto con todo tipo de cosas que pueden hacer que te enfermes. Los gérmenes están en todas partes, como también lo están los carcinógenos y otras toxinas que pueden ser perjudiciales para tu salud. Muchos de ellos entran a tu cuerpo a través de los intestinos a través de los alimentos que comes a diario. Tus intestinos contienen bacterias saludables o flora, lo que mantiene estos microbios perjudiciales a raya y te protegen de las enfermedades. Hasta un 80 por ciento de la batalla del sistema inmune contra estos microbios ocurre en el intestino y las bacterias beneficiosas juegan un papel importante en esta batalla.

Por lo tanto, mantener tu intestino sano es fundamental para mantener la inmunidad total de tu cuerpo y tu dieta y tus hábitos de estilo de vida pueden ayudar a mantener un intestino fuerte y saludable.

Aquí están algunas ideas que puedes utilizar para nutrir, fortalecer y mantener tu inmunidad fuerte, incluso cuando todo el mundo a tu alrededor está enfermo:

1. EXTRAE LOS NUTRIENTES
Extrae jugo de frutas y vegetables usando un exprimidor de jugos o mezcla tus frutas, vegetales, nueces y semillas favoritas y conviértelas en comidas líquidas que están llenas de nutrientes que fortalecen tu sistema inmune.

2. COMBINA LOS ALIMENTOS CORRECTAMENTE
Diferentes enzimas digestivas son utilizadas para digerir las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Cuando estas enzimas están tratando de trabajar juntos a la misma vez en tu estómago, tienden a anularse entre sí, dejándote con alimentos mal digeridos, sensación de cansancio, lentitud, gas e incomodidad. En general, come proteína con vegetales, almidones y carbohidratos con vegetales y come frutas con el estómago vacío.

3. COMER ALIMENTOS ENTEROS Y NATURALES
Eso quiere decir, alimentos que nutren y reponen. Mantente alejado de productos envasados, alimentos procesados o ​​con ingredientes artificiales, preservativos y grasas trans fats, ya que no tienen ningún valor nutritivo.

En su lugar come alimentos no procesados y enteros - los alimentos con ingredientes que se encuentran en la naturaleza, nombres que puedes pronunciar, ingredientes tu abuelita reconocería.

4. COME ALIMENTOS CRUDOS EN CADA COMIDA
Comienza con una pequeña ensalada y ve poco a poco añadiendo más, quizás permitiendo de ¼ a ½ plato lleno de alimentos crudos que están llenos de enzimas, vitaminas y minerales. Come de ésta manera en cada una de las 3 comidas del día.

5. DATE EL GUSTO DE VEZ EN CUANDO
Disfruta de aperitivos saludables que fortalezcan tu función inmunológica, tales como el chocolate oscuro sin leche con un gran porcentaje de cacao (60 por ciento a 80 por ciento de cacao). El cacao y el chocolate oscuro están lleno de antioxidantes, ayudando a proteger las células del daño de los radicales libres, entre otras cosas.

6. MANTEN LOS ALIMENTOS EN MOVIMIENTO
Si los alimentos que comes se quedan atascados en el intestino por mucho tiempo, empiezan a podrirse y a fermentarse, causando un montón de problemas y matando a la flora beneficiosa de la que hemos estado hablando. Siempre come alimentos más pesados ​​que requieren más tiempo para digerir más tarde en el día, para permitir que el alimento se digiera adecuadamente y evitar problemas como la hinchazón, el estreñimiento y el gas.

7. TOMA UN SUPLEMENTO PROBIÓTICO
Los suplementos probióticos se asegurarán de que tu cuerpo mantenga los niveles adecuados de la flora intestinal beneficiosa. Me gusta tomar mi suplemento de probiótico antes de acostarme y con el estómago vacío, para asegurarme de que mis entrañas tengan tiempo suficiente para reponer los niveles de flora y mi tracto intestinal está listo para afrontar el día.

 

Seguir a Jovanka Ciares en Twitter: www.twitter.com/jovankaciares

SIGUE VOCES