Más

José María Aristimuño

Recibir actualizaciones de José María Aristimuño
 

Días aciagos en Venezuela

Publicado: 03/03/2013 21:58

Venezuela, pasa en estos momentos por una crisis de gobernabilidad profunda, marcada por la provisionalidad de quienes la dirigen, en un clima de alto octanaje político, debido a un presidente ausente, que logro a través de su inmensa popularidad y los subterfugios de una constitución hecha a su medida concentrar el poder, donde como en una pentanidad, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, el electoral y el moral, como cinco dedos funcionaban con su muñeca, que hoy esta inmóvil.

La crisis se suscita pues el poder político férreo se desvanece, y entran las fuerzas económicas del mercado a desatarse, pues se rompió la presa que lo contenía, marca la milla lo económico sobre lo político, el mercado aprovecha y juega, sin saber que hacerlo tan bruscamente es cuchillo para su garganta, acaparamiento, especulación, y oportunidades cambiarias, esto sobre un marco de no repuesta rápida en la toma de decisiones, no es nada difícil de profetizar los próximos días. ¿Qué es esencial en una republica? La confianza en sus gobernantes, asunto que no está sucediendo, la situación actual, es muy difícil de aceptar, en el caso de la ausencia, la negación sobre su ausencia definitiva, necesita tiempo sobre todo, en el contexto religioso de que significa Chávez para el pueblo venezolano, más que socialismo o comunismo, esa conexión hacia que los aciertos fueran de el, pero los errores de los otros, que son quienes en este momento gobiernan el barco, crea confusión, una mezcla de militares, retirados, históricos, en ejercicio, familia, y algunos lideres formados dentro de una izquierda muy peculiar, una izquierda petrolera nunca vista, nada bueno puede salir de allí, sino se tienen una dirección y sobre todo que los que lo adversan están más pendientes de la enfermedad del presidente, y de las elecciones por venir, cosa insólita cuando la esencia es otra.

La inseguridad empieza a tener otro componente, el hambre después de la devaluación necesaria pero bestial, no acompañada de medidas compensatorias en el momento sobre todo la del dólar en un país importador por excelencia, ya se comienza a robar por necesidad sobre un clima de angustia, y de rumores que no cesa y de muy difícil manejo pues tiene algo de certidumbre, un Chávez ausente.

En el plano internacional, también esta complicado por los flujos de capitales, los países en cuestión estaban acostumbrados a negociar con el dueño del circo, China, Rusa, Cuba, Brasil, Argentina, Bolivia hasta Estados Unidos, dependían de la firma rabo de cochino, los efectos están allí, confusión, miedo, ilegitimidad, que no permite que el capital fluya, pues están tratando de manejarlo políticamente dejando por fuera el pilar de la economía, que aunque estaba en la sombra cual potencia y acto aristotélico, está allí.

El asunto es como volver a la credibilidad en las instituciones, sin hacer razzia, pues chavismo sin Chávez existirá, pues es una manera de ver de ser, de actuar que logro, un status quo en la sociedad , además que el árbol político está estructurado, gobernaciones, alcaldías comunas misiones etc.... con fisuras, pero casi funciona como partido único, a pesar de que el 50 % no está inscrito, lo que se denomina oposición, enredados en candidaturas de botellas vacías, teniendo un capital político inmenso, votos jardín la mitad de los electores, a pesar de que se alimenta de alguna u otra manera del partido de gobierno, pues es la inversión pública la que comanda los hilos de la economía, no aseverarlo sería absurdo.

La herencia, política no está nada clara pues todos consideran ser sucesores , desde los líderes del febrerismo, hasta dirigentes de calle, familia etc., seguramente vendrá una revisión, el asunto complicado es la herencia económica, un país sumido en deudas, y un aparato productivo destruido y lo que queda, miedoso. Solo reglas claras y seguridad jurídica para la inversión, serian la solución, pero pasara tiempo, para que el capital vaya a tomar agua de ese lago. La idea no es salir de lo ya logrado la inclusión social, pero si se va a necesitar de correctivos, como generar riqueza no petrolera, así como en el plano de seguridad inteligencia y contrainteligencia, controles y anti controles, disminuir la corrupción hasta casi erradicarla, pues esa masa monetaria es de inversión pública necesaria para la seguridad , salud, etc.

Llamar a elecciones como reza en la constitución es correcto antes de un mes, tranquilizaría a la población, pero realizarlas es harina de otro costal pues deben tener credibilidad para los actores en juego, cambios en el Consejo Nacional Electoral, la corte suprema entre otros, algunos cargos, vencidos por cierto, el papel del poder del estado, los financiamientos, es decir construir un clima de credibilidad siempre dentro de un marco de transparencia, que permitan al perdedor aceptar.

 
SIGUE VOCES