Pepe Flores

Recibir actualizaciones de Pepe Flores
 

El futuro del Centro de Cultura Digital de la Estela de Luz

Publicado: 11/02/2013 14:15

La súbita interrupción en la cartelera de eventos del Centro de Cultura Digital de la Estela de Luz ha levantado dudas sobre su futuro próximo. El 2 de febrero, el blogger Jorge Pedro reprodujo en su sitio un testimonio atribuido a Rafael Calzadilla, en el que cuestiona si el centro desaparecerá para dar paso a un espacio memorial promovido por Movimiento por la Paz.

El Centro de Cultura Digital surgió como un esfuerzo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) para utilizar los sótanos de la polémica Estela de Luz. La estela es considerada como uno de los caprichos de Felipe Calderón para los festejos del Bicentenario de la Independencia. El gasto oneroso de su construcción (estimado en 1035 millones de pesos) la ha constituido en la opinión pública como un símbolo de corrupción de la administración pasada. Ante este escenario, Conaculta decidió reivindicar -en cierto modo- el espacio al convertirlo en un centro para la difusión del arte y la cultura digital.

Así, en mayo de 2012 inició operaciones el Centro de Cultura Digital Estela de Luz -aunque su inauguración formal fue hasta el 31 de agosto-. Entre su oferta incluye conciertos gratuitos, talleres, conferencias y exposiciones. De hecho, la primera exposición tuvo como temática los movimientos sociales de resistencia; si acaso, tratando de combatir la percepción negativa en torno a la recuperación cultural del espacio, así como una decisión coyuntural dada la fuerza del movimiento estudiantil #YoSoy132.

Si bien el Centro de Cultura Digital ha recibido algunas críticas por parte de la población -por ejemplo, por la intervención de la Estela de Luz para mandar mensajes de amor en diciembre de 2012-, también se ha constituido en poco tiempo como uno de los espacios de cultura digital con más presencia en la capital mexicana. Según datos del mismo CCD, más de 65 mil personas han asistido desde el inicio de sus actividades; en promedio, reciben cerca de 300 visitantes en días laborales, y hasta 1500 durante los fines de semana.

Entonces, ¿por qué abortar el sitio? La razón principal es la petición de Javier Sicilia, líder del Movimiento por la Paz, quien ha pedido en reiteradas ocasiones que la Estela de Luz se convierta en un memorial para las víctimas de la guerra contra el narcotráfico. Su última solicitud se dio el 9 de enero de este año, en la ceremonia en Los Pinos para presentar la Ley General de Víctimas. En dicho acto, Sicilia entregó una petición formal al presidente Enrique Peña Nieto para convertir la Estela de Luz. Esta acción corresponde con las fechas del testimonio de Calzadilla sobre la suspensión de actividades del CCD:

Desde el 11 de enero todo evento masivo, taller o actividad planeada en el centro (a excepción de la exposición temporal y proyecciones de cine a cargo de la Cineteca) quedaron prohibidos, obligando a aplazar talleres, hacer cambios bruscos de sedes en el caso de algunos eventos y reubicando algunos conciertos. Estas acciones responden, como se dijo anteriormente, a que Conaculta quiere ceder el lugar a otros proyectos con diferentes intereses. De llevarse a cabo estas acciones tanto la Estela de Luz como el Centro de Cultura Digital Estela de Luz quedarían a cargo de dicho movimiento, dejando fuera todos los planes.

Según fuentes del Centro de Cultura Digital -a quienes mantengo en el anonimato para proteger su identidad-, la razón oficial de la suspensión de actividades es que se encuentran en un proceso de evaluación hasta nuevo aviso. Por lo pronto, las exposiciones fijas se mantienen vigentes y el espacio opera con regularidad, pero la incertidumbre sobre el futuro de dicho espacio existe. "Si bien no se está en desacuerdo con que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad tenga un espacio, lo que no queremos es que el gran proyecto que se había estado llevando a cabo en el Centro de Cultura Digital Estela de Luz desaparezca", señala Calzadilla en su texto.

Yo tuve la oportunidad de asistir varias veces al espacio y coincido con Calzadilla en su apreciación positiva del CCD. Es cierto que la creación del memorial de Movimiento por la Paz no está en discusión. Sin embargo, desarticular un proyecto cultural innovador que ha mostrado éxito en tan pocos meses sí representaría un desatino del gobierno federal. Es este caso específico, la lectura de una eventual desaparición del centro es la de un acto de demagogia más que el de un tributo real a las víctimas de la violencia.

De ningún modo, el CCD es una validación de la Estela de Luz: ésta es (y será siempre) una mancha en el historial de la gestión de Calderón. Empero, la recuperación del espacio para fines de promoción cultural terminó por crear una alternativa valiosa dentro de la ciudad, una flor en el pantano que hoy corre el riesgo de ser eliminada. La Estela es quien siembra la discordia entre ambos intereses, igualmente válidos y respetables. ¿Cuál debe preponderar? Ambos, pero en comunión, no en confrontación.

 

Seguir a Pepe Flores en Twitter: www.twitter.com/padaguan

SIGUE VOCES