Más

Jorge Ignacio Perez

Recibir actualizaciones de Jorge Ignacio Perez
 

En nombre del padre y en nombre del tío de Antonio

Publicado: 15/11/2012 12:11

antonio rodiles cartel

A Antonio Rodiles lo golpearon la semana pasada en la calle; lo arrastraron por el asfalto, produciéndole quemaduras en la piel; le rompieron sus espejuelos graduados, por segunda vez; le amorataron el arco que protege el ojo izquierdo; le provocaron dolor físico y mental.

No hay fotos.
La dictadura castrista lo mantiene escondido, en un calabozo de la policía política adonde, sin embargo, dejaron llegar a su jovencita novia -Ailer González, quien pudo narrar las señales de violencia- y a su padre, un señor de 84 años que lo apoya en todo, aun cuando el hermano de éste -o sea, el tío de Antonio- es un general de la alta nomenclatura estatal.

Veamos a dónde ha llegado Cuba:
El desgaste de la sociedad civil es tal que la gente lucha por la supervivencia más básica en lugar del escuchar al de al lado. Cambia cualquier principio por un plato de comida, de ahí que muchas veces la sociedad civil no quiera enterarse de que existen ingenieros talentosos, como Antonio, quebrantados por un acta judicial que carece de fundamentos en cuanto a los derechos humanos.
Teléfonos cortados, ya no los móviles, sino, además, los de casa. Compañías telefónicas extranjeras con participación de capital privado enroladas en la represión.

No hay fotos de esto.
Solo dos nombres: Cubacel y ETECSA.

Hay un padre anciano manteniendo vigilia en el banco de un parque frente a la comisaría; un general, también anciano, dejando pasar o directamente permitiendo el atropello a su familia.

Si no es el principio de una guerra civil, al menos la historia remite a la España dividida en Republicana y Nacional, con hermanos, padres e hijos enfrentados.

Claro, el caso de Antonio es un extremo al que la dictadura tal vez no quiso llegar, pero le pudo más la soberbia enraizada en un poder que creyó sempiterno, aun después de veinte años sin la Unión Soviética.

Antonio solo organiza una plataforma social pacífica que pretende demostrar el atraso en la manera de gobernar de una dinastía. Pensar allí por cuenta propia significa alta traición, y está penado con cárcel, hasta que el tiempo lo disponga de otra manera.

Próximamente, Antonio será juzgado bajo el cargo de "resistencia a la autoridad", ha dicho la fiscalía paramilitar. El anciano padre tendrá que buscar un abogado estatal que represente a su hijo, y que sea capaz de menguar el efecto de la dictadura que caerá sobre el joven, director del proyecto socio-cultural independiente Estado de Sats.

Unos hablan en nombre del padre de Antonio y otros, los oportunistas que van quedando, en nombre del tío.

Así es el mapa de Cuba. Achatado por los polos y abultado por el Ecuador.

¿Te pareció interesante este artículo?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 
SIGUE VOCES