Jesús Jambrina

Recibir actualizaciones de Jesús Jambrina
 

¿Qué es la libertad?

Publicado: 05/09/2012 09:15

libertadry

Tal vez no exista palabra más elusiva, misteriosa y vilipendiada en el discurso político que la
palabra libertad. Como un fantasma, recorre las épocas, los continentes y las naciones,
arrastrando a poblaciones enteras en el abismo de las guerras, la destrucción y las masacres, pero
también en la satisfacción de las utopías y las virtudes de la justicia. La libertad como incentivo,
camino y lumbre.

Cuando decidí vivir en Estados Unidos no lo hice buscando libertad per se, sino desarrollo
profesional y una mejor vida económica. Personalmente me sentía libre en Cuba, aunque no
tuviese la libertad de compartirlo y traducirlo socialmente. Y es que la libertad es una evolución
orgánica entre el individuo y la sociedad. Cuando el sentimiento de libertad, inherente a todo ser
humano, no puede crecer, se enajena en el fetichismo político, se atrofia.

Una de las cosas que se aprende después de vivir en la isla es que administrar la sobrevivencia no
es suficiente para llamarse país libre. Cuando Estados Unidos declaró su libertad en 1776, le
llamó así porque se liberó de Inglaterra, pero no todos los estadounidenses fueron libres entonces
- ciertamente no los pobres, ni los esclavos. Cuando los franceses hicieron su revolución en
1789, libertad significó derecho de los comerciantes, pero no de los trabajadores a exigir lo
mismo que los burgueses arrebataron a la nobleza.

En América Latina, las masas populares que lucharon contra la corona española en los ejércitos
independentistas a partir de 1810 tampoco accedieron inmediatamente a la ansiada libertad. En
muchos de esos países, sólo hoy esos grupos - indígenas, afro-descendientes y pobres de todos
los colores- están teniendo una participación activa en los destinos políticos de sus naciones.

Después de tres siglos, y no pocos sobresaltos históricos, Estados Unidos ha encontrado una
fórmula para que lo privado y lo social se articulen mediante el deseo de libertad, pero la
pregunta sobre qué es esta última, persiste. Millones de ciudadanos luchan día a día en este país
por alcanzar una vida decorosa, tienen la libertad de hacerlo, pero ¿a qué precio? Pensemos, por
ejemplo, en los efectos de la Texaco en la Amazonia ecuatoriana. Miles de inmigrantes de todas
partes del mundo llegan en busca de libertad ¿la encuentran? Miremos las leyes de Arizona y
Alabama.

¿Te gusta este artículo?, sigue leyendo pero antes...
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

Si por un lado la libertad parece tener un fuerte componente legal a través de la garantía de
ciertos derechos universales, por otro, esos mismos derechos resultan ambiguos para quienes, en
beneficio de grandes intereses políticos, son catalogados fuera de la ley. Luego ¿qué es la
libertad? ¿Podemos responder la pregunta sin incluir a quienes no la disfrutan allí donde más se
defiende?

Dondequiera que volteemos la vista en el planeta en estos momentos, la libertad parece ser
entendida como privilegio: privilegios económicos o de clase, de nacionalidad, de religión, de
sexualidad, entre otros. La libertad, cuando se practica consecuentemente, derrota los privilegios,

expandiéndolos a quienes no los han disfrutado. Cuando lo anterior se logra nuevos estándares se
establecen - derecho de las mujeres al voto, derechos civiles, legalización de los inmigrantes- y
las sociedades avanzan. Hacer la pregunta sobre qué es la libertad es saludable y permite
reconocer su necesidad donde esta todavía no existe.

Algunas canciones sobre la 'Libertad':












 
SIGUE VOCES