Jesús Jambrina

Recibir actualizaciones de Jesús Jambrina
 

Una opinión sobre el embargo a Cuba

Publicado: 05/02/2013 12:08

Nunca he apoyado el embargo a Cuba, ni cuando vivía en La Habana ni ahora que vivo en Iowa. Aunque en ambos casos por razones diferentes.

El embargo en el discurso oficial cubano ha sido la cobertura ideal para la ineficiencia y la corrupción a todos los niveles del aparato económico del estado. Y digo aparato porque en Cuba no se puede hablar de una economía, algo que Raúl Castro está tratando de establecer en estos momentos, estimulando resortes capitalistas y obligando a sacar cuentas y pensar en términos de mercado. Por más de 50 años el embargo ha propiciado la concentración del poder en muy pocas manos en la isla y el retroceso en las libertades de expresión, de asociación y otros derechos humanos.

Pero si la cerrazón cubana en nombre del embargo es absurda, la mantención de este último contra toda lógica política y económica, además de responsabilidad moral, pone a Estados Unidos al mismo nivel de surrealismo que se practica en la nación caribeña con respecto al tema. No he hablado con un solo estadounidense que esté de acuerdo con el embargo y no lo vea, además, como una intromisión en su vida privada, prescribiéndole dónde debe o no ir; algo totalmente impensable en la mente de su ciudadano de este país.

Creo que se le ha puesto demasiada fe al embargo en ambos lado del estrecho de Florida. Los de acá porque confiaron en que su existencia aceleraría un cambio hacia la democracia en Cuba y los de allá porque piensan que su levantamiento terminará con las penurias diarias, olvidando que otros países que comercian libremente con Estados Unidos no han superado la pobreza y algunos están entre los países con mayores niveles de este mal en el continente: Haití, Honduras, Guatemala, y El Salvador por mencionar algunos.

La reciente elección de John Kerry como Secretario de Estado y la posible confirmación de Chuck Hagel como Secretario de Defensa lanzan un rayo de esperanza hacia el posible levantamiento del embargo, lo cual también ayudaría al avance de las relaciones de Estados Unidos con América Latina y al liderazgo del primero en la resolución de largos e intensos conflictos alrededor del mundo.

 

Seguir a Jesús Jambrina en Twitter: www.twitter.com/jjambrina

SIGUE VOCES