Jesús Jambrina

Recibir actualizaciones de Jesús Jambrina
 

La esperanza es lo último que se pierde

Publicado: 21/08/2012 14:22

paquitorodriguezcruz

Francisco Rodríguez Cruz es la cara del activismo GLBT en Cuba. Desde hace poco más de dos años lleva un blog desde La Habana donde cuenta las villas y castillas de su experiencia gay en la isla, incluyendo su intenso cabildeo a favor de un nuevo Código de Familia que proteja legalmente a las parejas del mismo sexo. En la siguiente entrevista, Paquito, como es conocido, habla de los retos de la comunidad GLBT cubana en el contexto de las actuales reformas económicas, entre otros temas.

La recientemente concluida sección del Parlamento terminó sin pronunciarse sobre las uniones civiles.

¿Cuál es tu reacción como activista GLBT?

La discusión del anteproyecto de ley de nuevo Código de Familia, que según refieren contiene una figura legal para proteger las uniones del mismo sexo, sin llamarle matrimonio, está en el programa de leyes de la actual legislatura del Parlamento cuya última sesión ordinaria será en diciembre próximo. El hecho de que no se incluyera en este periodo ordinario de julio, hace muy improbable que se cumpla con ese plan legislativo, porque la sesión de finales de año casi nunca avanza en nuevos proyectos de ley, aunque la esperanza es lo último que se pierde. Será necesario entonces volver a empezar a sensibilizar a los nuevos diputados que resulten electos el año próximo. La verdad, no sé si es malo o bueno, pues la actual legislatura no ha sido muy arriesgada y más bien ha mostrado bastantes reservas en estos temas de la diversidad sexual.

¿Cómo crees que están influyendo las actuales reformas económicas en el debate GLBT en Cuba en estos momentos?

Las urgencias que impone el perfeccionamiento del modelo económico cubano están jugando en contra del debate de este tipo de políticas sociales que afectan a grupos desfavorecidos de la población y que al parecer no se perciben como una prioridad por los decisores políticos. Como activista, no obstante, siento la insatisfacción lógica del tiempo perdido, no el mío personal, sino el de las generaciones de cubanas y cubanos homosexuales que pretenden el reconocimiento de sus familias y necesitan del resguardo jurídico de su relación de pareja, y que solo poseen una vida para alcanzar ese derecho. Habrá que seguir insistiendo.

A pesar de lo mucho que se ha avanzado en cuanto a la aceptación de las personas GLBT en Cuba, sin embargo, se observan incoherencias institucionales como la reciente prohibición de un video acerca del encuentro entre dos lesbianas. ¿Qué sucede en estos casos? ¿Por qué esto sigue sucediendo?

Por fortuna, el video clip de Buena Fe y Descemer Bueno, dirigido por Ian Padrón, ya tuvo su estreno en la televisión, en un horario estelar, y nada sucedió. La movilización de diversas voces, desde sus creadores hasta activistas LGBT, parece que surtió efecto con rapidez. Pero como bien dices, esta escaramuza en última instancia es solo una manifestación de las contradicciones entre la voluntad expresa de apoyo al respeto a la libre orientación sexual e identidad de género por parte de la dirección política, y los prejuicios culturales homofóbicos, machistas y discriminatorios que subyacen entre quienes deben hacerla cumplir, incluyendo a los mismos dirigentes que toman las decisiones.

Todo eso se combina además con la noción engañosa a veces de avanzar en la educación de la población de una manera progresiva, sin provocar una reacción de rechazo, argumento que en muchas ocasiones se torna reaccionario, pues permite encubrir las reservas y miedos personales con falsos intereses colectivos. La solución es no dejarles pasar una a quienes dudan o manifiestan su homofobia más o menos disimulada, y exigir que se cumpla en la práctica lo que se defiende o acepta en teoría.

¿Qué tipo de intercambio están realizando la comunidad GLBT cubana con sus contrapartes en Latino América, especialmente en países con los que Cuba mantiene relaciones cercanas: Venezuela, Bolivia y Nicaragua?

Desconozco, no tengo información al respecto, pues los grupos de activismo donde participo no tienen relaciones internacionales fuertes a nivel colectivo --o al menos yo no he participado en ellas--, aunque individualmente me comunico con muchas personas y activistas LGBT de América Latina, Estados Unidos y Europa, fundamentalmente.

Video 'Buena Fe' & Descemer Bueno - Ser de Sol:

 
SIGUE VOCES