Más

Jesús Jambrina

Recibir actualizaciones de Jesús Jambrina
 

Cultura hemisférica

Publicado: 20/01/2013 20:11

lila downs

Poco a poco, y sin que apenas se haya notado, ha venido surgiendo una cultura hemisférica más allá de las tensiones retóricas a la que nos tienen acostumbrados los principales medios de comunicación; una cultura que se muestra sensible a la diversidad cultural del norte y del sur y explora espacios de comunicación mucho más efectivos - y afectivos- que las cumbres anuales y las relaciones diplomáticas. Dos ejemplos musicales resultan sobresalientes en este sentido: Lila Downs y Kevin Johansen.

Desde hace varios años Lila Downs se ha convertido en una de las voces representativas de la música y la cultura mexicana y oaxaqueña en particular. Con raíces en Minnesota y Oaxaca, la artista vive a tiempo completo en esta zona de México desde donde lanzó su carrera. Lila canta en tres idiomas: español, inglés y el idioma nativo de Oaxaca. Su imagen artística es abiertamente local y su trabajo recrea y reconfigura el mundo tradicional sobretodo de las mujeres indígenas. Lila recorre los escenarios del mundo, presentando no sólo su música, sino las historias de sus protagonistas. Su éxito es mayúsculo en términos de crítica y su figura es ampliamente reconocida entre una parte del público.

Kevin Johansen por su parte, nació en Alaska, aunque creció en Denver y se inició musicalmente en Nueva York, mudándose luego a Argentina, de donde es su mamá. En Buenos Aires, Johansen se ha establecido firmemente, imprimiendo un tono humorístico e irónico, a veces sarcástico, a su trabajo. Al igual que Lila canta en español e inglés con insinuaciones del portugués. Johansen ha logrado crear un estilo personal en un mundo de grandes figuras artísticas tanto en la escena folclórica como en la contemporánea. Su característica principal es la mezcla de géneros, estilos e idiomas, afirmando su identidad multicultural y sus recorridos geográficos por varias ciudades y países.

Lila Downs y Kevin Johansen tienen en común la ductilidad de su arte, practicando una diferencia doble de acuerdo a las geografías donde se establecieron. Lila en el suroeste de México, con una fuerte y antigua presencia de pueblos y culturas ancestrales, Kevin en Buenos Aires, una de las ciudades más cosmopolitas de la región. Ambos están enriqueciendo la cultura musical latinoamericana, todo un reto en un continente que se precia, justamente, de la calidad y diversidad de este arte.


 

Seguir a Jesús Jambrina en Twitter: www.twitter.com/jjambrina

SIGUE VOCES