Jenny Patrizia

Recibir actualizaciones de Jenny Patrizia
 

Comidas para el fin del mundo... Bueno, para el próximo fin del mundo

Publicado: 25/12/2012 08:06

Reservascomida

reservascomida

Estos últimos días solamente hemos hablado de una sola cosa... ¡El fin del mundo! Pero nunca nadie explicó cómo podemos prepararnos para emergencias.

Preparación para emergencias, especialmente a largo plazo, de alimentos y almacenamiento de agua, se ha convertido en casi una cosa normal para nosotros. Ciertamente, muchos estadounidenses y gente Latina siguen sin estar preparados en caso de cortes de energía que duran días, o la devastación que queda en la estela de un gran huracán o en este caso el fin del mundo. Hay que ser más autosuficientes con nosotros mismos en caso de una emergencia.

Tener una tienda de comida abundante para necesidades a largo plazo dentro de la casa hace que una familia esté mejor preparada para el colapso económico, los conflictos civiles, la pandemia de gripe, huracanes, pérdida de energía, interrupción en el suministro de alimentos, ataque terrorista o de cualquier otra situación en la que la compra de alimentos a partir de fuentes habituales se vuelve insostenible.

Para hacer tu propio plan de preparación, escoge un área de almacenamiento de alimentos en su hogar, utilizando un armario grande o pequeña habitación en el sótano si está disponible, y empezar almacenando hoy. El área debe estar limpia, seca, libre de plagas y fresca con poca humedad.

Aquí les tengo una lista de alimentos que deberían tener en su casa en caso de una emergencia, como mencioné antes:

  • Agua, agua, agua (El agua es esencial y debe ser la máxima prioridad en su lista de alimentos de supervivencia).
  • Comidas liofilizadas
  • Avena
  • Arroz
  • Maíz
  • Alimentos deshidratados
  • Alimentos enlatados
  • Filtros de agua, purificadores y recipientes de almacenamiento, serán necesario para garantizar que su agua esté salubre en caso de un corte de luz u otra emergencia a largo plazo.
  • Frutos Secos
  • Medicinas


Galletas sin tener que hornear: (Porque sí pueden disfrutar sus galletitas en caso de emergencias)

1 3/4 tazas de azúcar blanco
1/2 taza de leche
1/2 taza de mantequilla
4 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
1/2 taza de mantequilla de cacahuate crujiente
3 tazas de avena de cocción rápida
1 cucharadita de extracto de vainilla

En una cacerola mediana, combina el azúcar, la leche, la mantequilla y el cacao. Lleva a ebullición y cocina por 1 1/2 minutos. Retira del fuego y agrega la mantequilla de maní, avena y vainilla. Pon cucharadas de la masa sobre papel encerado. Deja enfriar hasta que endurezca.

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • Huevos

    Los huevos permanecen buenos de 3 a 5 semanas en el refrigerador o hasta por un año en el congelador (ojo: no se recomienda congelarlos en su cascarón). Los huevos normalmente permanecen buenos aun cuando la fecha de venta ha pasado, pero para asegurarte que duren lo más posible evita guardarlos en la puerta del refrigerador, la parte más fría del refrigerador es la mejor.

  • Yogurt

    Hay una ventana de 7 a 10 días después de la fecha de venta para disfrutar del yogurt (y uno o dos meses si se ha guardado en el congelador). Si moho aparece, es mejor descartarlo. Y si lo has congelado, lo preferible es descongelarlo en el refrigerador.

  • Catsup/Ketchup

    El cátsup mantiene su calidad guardado en el refrigerador por hasta seis meses. Es seguro consumir después de esta fecha a menos que haya desarrollado un mal olor o moho.

  • Mantequilla de maní

    Un tarro abierto de mantequilla de maní se mantendrá fresco por hasta tres meses en la alacena. Después, es recomendable guardarlo en el refrigerador (donde puede permanecer por otros tres o cuatro meses). Si no se refrigera, podría ocurrir separación de aceite.

  • Leche de soya

    Tiene una expectativa de vida al igual que la leche regular. Dura entre 7 a 10 días después de la fecha indicada en el recipiente.

  • Pepinillos (Pickles)

    Después de abierto, un tarro de pepinillos puede permanecer bueno por un año en el refrigerador. Lo mismo le aplica a las aceitunas y alcaparras.

  • Leche pasteurizada

    La leche permanecerá buena hasta una semana después de la fecha de venta y hasta tres meses en el congelador. Por supuesto, si la leche ha desarrollado un mal olor o sabor, lo mejor es descartarla.

  • Mayonesa

    Un tarro de mayonesa que ha permanecido en el refrigerador es seguro para consumo hasta tres meses después de la fecha señalada. El producto puede ser comestible aún después, sólo descártala cuando comience a cambiar en textura y color.

  • Crema agria (Sour cream)

    Este es un alimento difícil de evaluar, porque se supone que tenga un saborcito amargo. Puede durar por dos semanas firmemente tapada en el refrigerador. Contrario a otros productos lácteos, no congela bien.

  • Aceite de oliva

    El aceite de oliva puede mantenerse fresco entre 18-24 meses dentro o fuera del refrigerador. Se recomienda que se guarde en un lugar oscuro y fresco, la refrigeración se sugerida si se vive en un clima cálido.

Loading Slideshow...
  • PAPAS

    Los refrigeradores son demasiado fríos para las papas y provocan que sus almidones se conviertan en azúcar. Esto los hace algo dulces cuando se cocinan y no de buena manera. Esta azúcar extra también provoca que las papas se oscurezcan prematuramente al cocinarlas, haciéndolas menos apetitosas. Lo recomendable es guardar las papas en un lugar oscuro y seco. Guardadas de esta manera pueden durar frescas entre una a tres semanas.

  • TOMATES

    Los tomates también tienen una mala reacción al frío: se vuelven suaves y blandos. Cuando se refrigeran las membranas de las paredes celulares se dañan, lo que crea una textura granulosa. Los tomates de deben guardar en temperatura ambiente, fuera de la luz solar (lo que puede madurar la fruta de manera despareja) y con el tallo hacia arriba para evitar los golpes.

  • CEBOLLAS

    Las cebollas, al igual que los tomates se vuelven suaves en el refrigerador y estas siempre saben mejor cuando son crujientes. Las cebollas también tienen la tendencia de impartir su sabor a las otras verduras cercanas. Lo ideal es mantener las cebollas en un lugar seco y cálido hasta que se parten. Una vez partidas, las debes guardar en el refrigerador, cubiertas. De esta manera durarán unos días.<br><br> Otra cosa a recordar, nunca guardes tus cebollas y papas juntas. Las cebollas y papas liberan gases que pueden provocar que la otra se dañe más rápido.

ADEMÁS:

 

Seguir a Jenny Patrizia en Twitter: www.twitter.com/@JennyPatrizia

SIGUE VOCES