Más

Javier Ceriani

Recibir actualizaciones de Javier Ceriani
 

Famosos galanes: ¿Príncipes Azules o Sapos?

Publicado: 10/01/2013 15:22

luis fonsi infiel

Jesús habló mucho sobre la hipocresía de los falsos fariseos. Esos que venden o predican lo que no hacen. Dice la Biblia que serán juzgados doblemente... Estuve pensando eso mucho en este nuevo año. ¡Qué alivio es ser honesto y ser uno! ¡Qué agotador debe ser sostener una imagen de lo que uno no es!, Es como vivir colgando una máscara de acero oxidada, para que no vean su verdad.

En el mundo del espectáculo eso paso mucho y las falsas imágenes están al orden del día. Nunca pensé que algunas "ovejitas", detrás de su "carita de ángel", había un lobo feroz o un lobo mujeriego.

Recuerdo lo simple, buenito y dulce que parecía Cristian Castro en sus declaraciones. Sus ojitos verdes y su pelito rubio tenido mal a propósito. Era un gallito, tierno y simpático, que solo toma leche... Nunca, pero nunca me imaginé que este gallito tierno fuera capaz de pegarle a su madre, una de las divas máximas de América Verónica Castro, e incluso hasta a su ex mujer, Valeria Liberman estando embarazada. Más otras atrocidades que contó Gabriela Bo, su primera esposa que dejan ver claramente, como me lo había advertido el cirujano de su madre José Jury, que Cristian tiene problemas de bipolaridad y personalidad.

Un fraude para mi concepto del niño de "Lloran las rosas", más bien lloran las mujeres de su vida humilladas.

Cómo olvidar al anchor de noticias de "Primer Impacto". El buen mozo de ojos verdes de Fernando del Rincón. La promesa de la dirección de noticias de Univision para ser el nuevo Jorge Ramos. Las mujeres lo veían en la tarde esperando su "carita de nene bueno"...¡¿Nene bueno?!

Muchas veces siendo reportero tuve que editar mis grabaciones donde Fernando se metía en mis entrevistas, totalmente borracho diciendo barbaridades, y discutiendo con su entonces novia, Carmen Dominicci. Fernando no era lo serio que aparentaba en la cadena de mayor prestigio en ese momento.

Tuve que advertirle en mi show de radio a Carmen, un mes antes de casarse con él, que él estaba besándose con una chilena en un bar de Miami. Recuerdo que Dominicci se enojó conmigo por arruinarle "la boda encantada" con el "Príncipe Azul" de las noticias.

Un año después de ese incidente, es la misma Carmen Dominicci quien lo denuncia por agresión física y golpes en el viaje que hicieron para la boda de la conductora de "Sal y Pimienta", Lourdes Stephen.

Fernando salió a negarlo por todos lados, pero yo fui el único periodista que vio los golpes en el cuerpo de la presentadora de "Primer Impacto" y se me cayó otro ídolo... El príncipe ya era un sapo.

Y la gota que rebalsó el vaso, la gran desilusión de la industria en la Isla del Encanto. La pareja real encantada era una gran mentira.

Yo tuve que ser el verdugo emisario en agosto del 2009, de avisarle al pueblo de Puerto Rico, que el de "Nada es para siempre", no era un chico perfecto, no era un príncipe que respetaba a su princesita enfermita, que prometió cuidar y proteger hasta la muerte, Luis Fonsi no lo era tanto.

El cantante era infiel a Adamari López. Su carita de ángel, el novio perfecto, el vendedor de canciones románticas, no era un corderito con las mujeres, era un lobo feroz. El cuento de hadas se había terminado, y los mensajes de texto de mujeres aparecían, cientos de nombres de mujeres, incluida Lilia Luciano, la nena linda de Telefutura.

Hoy, Adamari explica como su príncipe se volvió sapo. Encontrando pelos en su peine, y como un manager, un publicista y una estructura de disquera pueden hacer de un lobo un corderito. Pero las mentiras tienen patas cortas y los paparazzis y periodistas no comemos m...

¿Quién se creerá las letras de las próximas canciones de Fonsi?, ¿quién será la próxima víctima de Cristian Castro o Fernando del Rincón?... Eso es otro cuento, y por es no digo "The End", sino "To be continued"...

Mi consejo: si te gusta tomar o tienes problemas con golpear mujeres o eres mujeriego, asúmelo y blanquéalo. El público no se asusta de los pecados o debilidades, de última somos todos humanos, pero termina rechazando y odiando a pecadores hipócritas y mentirosos... Hay que darse por vencido y decir la verdad.

 

Seguir a Javier Ceriani en Twitter: www.twitter.com/@JavierCeriani

SIGUE VOCES