Más

Jaime Romay

Recibir actualizaciones de Jaime Romay
 

Wicca: El culto a la naturaleza

Publicado: 22/02/2013 08:16

Fotoblog9

fotoblog9

"Todas las partes de esta tierra son sagradas para mi pueblo. Hasta la última y brillante hoja del abeto blanco, hasta la última arenosa orilla, hasta la última niebla de los oscuros bosques, el último prado, el último insecto zumbante. Todos son sagrados en el recuerdo y la experiencia de mi pueblo". -- Onatah

Mucho se difunde en estos días sobre temas relacionados con la brujería pero desafortunadamente la industria de los medios masivos ha creado y fomentado una imagen errónea de estas costumbres ancestrales. En los tiempos modernos hablar de Wicca es hablar de energía, de magia y naturaleza, hablar de Wicca significa entender la conexión inseparable que tenemos todos los seres humanos con los demás seres del planeta, con los cuatro elementos fundamentales y el alma de todas las cosas, con la luna y la tierra, con el sol y la galaxia, con el propio cosmos.

Hablar de Wicca no tiene nada que ver con venerar al diablo, es más, este sistema religioso neopagano no tiene vínculos con ninguna deidad maligna y ofrece una opción alternativa para quien no se identifica con las verdades absolutas que imponen la mayoría de las religiones. La Wicca tiene una cosmovisión politeísta basada en un Dios y una Diosa, una dualidad divina que encarnan las fuerzas de la naturaleza y corresponden a la mitología asociada a los cultos de la fertilidad.

Los wiccanos viven siempre la presencia de la Diosa quien representa a la naturaleza (la tierra y la luna). Los cuatro elementos también son parte importante en su ideología y suelen añadir un quinto elemento al que llaman Alma, Ether o Akasha, estos 5 elementos son simbolizados en su insignia más representativa y venerada, el pentagrama.

Existen innumerables caminos en el mundo espiritual; la Wicca es uno de ellos, un sistema de creencias religiosas engranadas con los movimientos divinos de la tierra y el universo; es fundamentalmente un conjunto de tradiciones neopaganas recopiladas y presentadas en el libro "Witchcraft Today" ("Brujería de hoy", 1954) escrito por Gerald Gardner y publicado cuando se abolieron las últimas leyes que perseguían la brujería.

Su origen data de la época precristiana de los celtas en el norte de Europa y sus prácticas están fuertemente relacionadas con ritos chamánicos de sanación y curación de otras culturas, como el uso de hierbas o brebajes, el culto a la naturaleza en toda su realidad astral, los altares ceremoniales, la veneración a los seres elementales y a los puntos cardinales así como a las estaciones, la manipulación energética, la música como arte sagrado y la realización de rituales circulares en concordancia con los ciclos naturales.

La historia señala que al principio el cristianismo; aunque temía de sus prácticas, las toleraba, pero en el siglo XIII la Iglesia Católica creó un ejercito asesino con la Santa Inquisición para perseguir a los herejes y a las personas que practicaban la brujería, acusándolas de tener poderes sobrenaturales y un pacto con el diablo. En esta época comenzó la masacre más penosa de la historia de la iglesia católica.

La palabra Wicca está vinculada con el inglés antiguo wicca pronunciado "buicha" para la figura masculina, y wicce "buiche" para la femenina y son las predecesoras del moderno witch. También se le relaciona con la definición de la palabra inglesa witchcraft (brujería) que significa el arte u oficio de los sabios.

La magia forma parte sustancial de estas costumbres neopaganas, de este camino al autoconocimiento y a la liberación. Phyllis Curott en su libro "El diario de una bruja" la describe así: "El arte de la magia consiste en la capacidad de trabajar con el flujo de energía natural. Describimos la energía diciendo que se mueve en ondas, al igual que la luz y el sonido, pero la onda no es más que la representación bidimensional de un movimiento multidimensional a través y más allá del espacio y el tiempo. La energía circula formando espirales, las espirales de las estaciones y las serpientes, de las conchas y las estrellas, del ADN y los perros que se acurrucan ante el fuego.Ahí estaba el sentido de la serpiente enroscada de la Diosa".

Esta figura con dotes sobrehumanos se repite en diversos sitios alrededor del mundo y a lo largo de los tiempos, en la actualidad a quien practique cierto tipo de magia se le conoce como bruja/o, chamán, mago, curandero/a, etc. Cada cultura tiene su concepto de este tipo de personas que para efectos prácticos son lo mismo ya que los principios que comparten son la base que engloba sus creencias.

En la Wicca la sensibilidad mágica y la capacidad de cambiar de conciencia esta predeterminada por el don de la telepatía, de la clarividencia y de la precognición. La intuición y la intención que se utilice en cada acto son fundamentales ya que es a través de la intuición que se abren las puertas de la percepción o el tercer ojo y es a través de la intención que se llega al efecto deseado. Teniendo en cuenta que todo es energía la magia se vale de las leyes naturales, de la sutil manipulación de los elementos para alcanzar sus objetivos, se vale del estado alterado de conciencia logrado mediante el ritual, el yoga, el canto, la respiración, la adivinación o el toque rítmico de tambores para entender y conectar con la realidad superior.

Desde hace mucho la luna es símbolo de la espiritualidad y del inconsciente, sus fases son primordiales para escoger el tipo de rituales los cuales tienen concordancia con los antiguos calendarios basados en los ciclos de los 28 días o los de las mujeres es por eso que en un aquelarre se reúnen 13 personas sustituyendo a los 13 meses lunares y sus 13 lunas llenas siendo este el número de la Diosa y el número sagrado de la Wicca.

Los wiccanos ven al rito religioso llevado por un sumo sacerdote o una sacerdotisa como una posibilidad para liberar la propia mente, el cuerpo y el espíritu que se encuentran reprimidos y avivar los importantes poderes curativos que tenemos todos los seres vivos. En sus ceremonias toda vida es sagrada, incluyendo la vida de las plantas, animales y humanos por lo que no se hace ningún tipo de sacrificio de esta índole. Cuentan con códigos básicos, el principal es la Rede Wicca que decreta varios aspectos principalmente lo siguiente: "vivir y dejar vivir" o "dar y recibir" y la segunda es la Ley de lo Triple la cual manifiesta que todo lo bueno o malo que hagamos será triplicado de vuelta.

Cuando uno esta conectado con lo sagrado no hace falta ser muy listo para darse cuenta de la elocuencia de estas creencias, desafortunadamente por lo menos en México, quien lleva la batuta sobre la doctrina la desvirtúa... mentes mercantiles o simplemente apasionadas por los temas mágicos que hacen moverse a la ignorancia en masa por lo que muchos deciden estudiarla en solitario.

La Wicca brinda una fiel conexión con lo sagrado, con el mundo que nos rodea y con sus ciclos, es un enlace divino que enraíza nuestro cuerpo a la madre tierra y que une a nuestro corazón con los cielos y con nuestra propia esencia humana, es una relación de amor con la luna que nos pone en contacto con la realidad mágica que impera en todo el universo.

 
SIGUE VOCES