Jaime Romay

Recibir actualizaciones de Jaime Romay
 

Vampiros Psíquicos: Los consumidores de la Luz

Publicado: 12/04/2013 16:15

Romayvampirosenergia

romayvampirosenergia

Más cerca de lo que te imaginas, ellos se encuentran en todos los estratos socioeconómicos y en todos los países del mundo, son individuos sobresalientes que forman parte de la sociedades con la única diferencia que el alimento fundamental de su ego es la energía que consumen de los demás. Seguramente te has topado con alguno de estos seres durante tu vida, sentados junto a ti en el cine, atendiéndote en un banco, haciendo cola en la fila del supermercado, inclusive podría ser tu pareja, colega de trabajo o miembro de tu familia, es más, podrías ser tú mismo.

El vampirismo energético, emocional o psíquico es un tema que nos involucra a todos ya que en mayor o menor medida es una actitud que se puede adoptar, según el sitio Codependencia, "El mordisco de un vampiro puede convertiros en vampiros". Aunque los auténticos vampiros llevan esa vibración en su cuerpo y en su propio ser, a nivel psíquico su aura es como un agujero negro que consume y absorbe vorazmente cualquier indicio de luz a su alrededor.

Todos tenemos algo de vampiro emocional; cuando nos quejamos, cuando criticamos, cuando juzgamos, cuando somos hipócritas, pero cuando esta actitud se convierte en un patrón de ataques premeditados y de acciones poco empáticas para satisfacer necesidades propias entonces se habla de una patología psicológica, de un desajuste energético tremendamente nocivo que debe de ser tratado con cautela.

Estas personas han existido a lo largo de la historia, de hecho Drácula es una clara apología del vampirismo salvo que en lugar de chupar la sangre de sus víctimas chupan su energía, los vampiros energéticos tienen la gran habilidad de engañar a los demás, envolverlos con su gracia y elocuencia para después absorber su vitalidad como una araña que succiona la sangre de la presa que cayó en su red.

La gente que irradia luz así como las que tienen baja autoestima son sus blancos predilectos ya que los vampiros emocionales tienen un poderoso lado oscuro y un enorme vacío emocional que los hace succionar cual sanguijuelas la energía del prójimo. Generalmente son personas hipócritas, envidiosas e inseguras pero con la gran habilidad de manipular y engañar a sus presas, estos depredadores humanos tienen la capacidad de llevarte a los bordes de tus emociones, hacerte sentir dichoso hoy y mañana llevarte al vacío, de la manía a la depresión, de enamorarte y luego abandonarte, te trasladan de la sombra a la luz, del cielo al infierno en un abrir y cerrar de ojos.

Injustos por naturaleza y bastantes consistentes en lo que se proponen, tienen un alto grado de toxicidad en su interior y la capacidad para obnubilar a los demás con su amabilidad y dulzura pero dentro del cascarón se esconde un voraz consumidor de luz que por naturaleza no cuenta con la capacidad de sentir empatía ni compasión por nadie. De entrada parecen seres muy sociales y diplomáticos ya que ciertamente no son personas malvadas si no que su madurez emocional no les permite tener sano juicio sobre sus actos.

Son brillantes y encantadores pero profundamente egoístas y controladores, no les importan los medios para lograr sus objetivos o satisfacer sus necesidades ya que para ellos las reglas sociales no son válidas. Ventajosos, oportunistas y arribistas, emplean sistemáticamente la violencia psicológica mediante ataques que lanzan "por debajo del agua" para ir minando el autoestima de sus víctimas y consumir su felicidad.

Según el sitio bioarmonia.com, "Presentan una gran variedad de rasgos personales y de patrones de comportamiento. Muchos de ellos adoptan el estereotipo bien conocido de 'mosquita muerta' o se comportan de manera halagüeña. A menudo no tienen ningún escrúpulo y se valen de cualquier medio para lograr sus fines. Pueden parecer pasivos y reservados, ocultando cualquier inclinación al vampirismo, pero cuando la ocasión lo requiere pueden ser muy agresivos e incluso intimidatorios; pueden valerse de la vulnerabilidad de la otra persona, esperando el momento oportuno para golpear, o bien pueden manipular a la víctima elegida por medio de regalos o halagos".

Existen varios tipos de personalidades dentro de los vampiros psíquicos pero finalmente su objetivo es el mismo: sustraer de tu ser la vitalidad y la alegría que te mueve en la vida, así que ten mucho cuidado y mantente muy alerta de los ladrones de energía y si tú eres uno de ellos recuerda que nuestra oscuridad interior es proporcional a nuestra luz irradiada y que en el universo la luz de las estrellas es la manera más bonita de brillar.

 
SIGUE VOCES