Ingrid Macher

Recibir actualizaciones de Ingrid Macher
 

¡No dejes que el pavo te asuste!

Publicado: 13/11/2012 09:54

pavodieta

¡La época festiva se acerca y mucha gente comienza a asustarse! Exageran su manera de hacer ejercicios y piensan, "si hago una hora extra de ejercicios cardiovasculares, podré comer y beber el doble sin que afecte mi peso". Entonces, comienzan a comer carbohidratos y a beber licor durante el día de Acción de Gracias pensando que están a salvo porque hicieron más ejercicios cardiovasculares de lo normal. ¡Están equivocados! Cuando se pesen en la balanza verán que tienen unos kilos de más. Luego comienza el lloriqueo... "¿Por qué? ¡Hice dos horas de ejercicios cardiovasculares todos los días! ¡No entiendo! ¡Esto no es justo!".

Mi amiga y yo hacíamos eso todo el tiempo, y me di cuenta que es un poco más complejo que eso. No tienes que temerle al pavo, o evadir tu vida social; solo tienes que aprender a tomar la mejor decisión cuando disfrutas de los días festivos. No hablo de pasar hambre hasta morir o torturarte mientras los demás comen como si no existiera el mañana, jaja... Te voy a decir qué es lo que tienes que hacer en las fiestas y cómo pasarla bien sin sentirte culpable al día siguiente.

Hablemos del día de Acción de Gracias.

Primer panorama:

Eres el anfitrión de la fiesta, así que tú estás a cargo de la comida y puedes hacer algunos cambios.

  • Por ejemplo, en vez de la famosa cacerola de vainitas verdes, podrías preparar las mismas vainitas verdes al vapor y luego para agregarles sabor les colocas un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. ¡Y listo! Tienes un gran acompañante para el plato principal.
  • Si tu familia es una de esas que TIENEN que comer el puré de papas, lo puedes reemplazar por puré de batata dulce (camote), y le agregas un poco de mantequilla baja en grasa y una pizca de canela.
  • Trata de preparar el pavo sin el relleno. Utiliza especias, cebolla, ajo, jugo de naranja natural, vinagre, puerro, cebollín, zanahorias, etc. para agregar sabor. Te sorprenderás lo delicioso que el pavo puede ser sin todos esos ingredientes llenos de grasa.
  • Para el postre existen tantas opciones saludables como las tartaletas de frutas hechas en casa. Aquí tienes una idea, mi suegra prepara una rica tartaleta de fresas. Todo lo que necesitas es la masa integral, gelatina de fresa sin azúcar y fresas frescas. Hasta le puedes agregar un poco de crema chantillí ligera.


El segundo y más complicado panorama:

Tú eres el invitado.

  • Habrá mucha comida desplegada en la mesa. No te asustes, utiliza tu mejor criterio, y recuerda lo difícil que es quemar las calorías, así que sé inteligente.
  • Por ejemplo, antes de salir de tu casa come algo saludable para que cuando llegues a la fiesta puedas evadir los aperitivos. Pero, si no tienes tiempo para comer antes de salir, enfócate en el coctel de camarones, el salmón ahumado, vegetales, o frutas en vez de los nachos y cremas.
  • Trata de beber la menor cantidad de licor posible. Te puedes tomar lentamente una copa de vino. Mantén en tus manos el mismo vaso toda la noche, para que nadie te obligue a tomar más. Asegúrate de beber bastante agua; pídele al anfitrión que te dé el vaso más grande y lo llenas de hielo y agua con gas.
  • Cuando llegue el momento de sentarte a la mesa para comer, no te olvides de incluir en tus oraciones para que Dios te de la fuerza de voluntad para sobrevivir la cena... ¡Estoy bromeando!
  • Un pequeño truco: siéntate al lado de alguien que no preste atención a lo que la gente come, de esta manera evitarás la presión. Enfócate en la gente y no en la comida. Habla, no comas.
  • Para controlar la porción, escoge un plato de 20 cm si eres mujer y si eres hombre que sea de 22 cm; como es difícil que cargues contigo un metro, el plato se parece al que se utiliza para la ensalada.
  • Cuando la comida comience a circular puedes probar un poco de todo. Todo se trata de moderación, pero si quieres ser inteligente, deja que las peores comidas pasen y agarra de las que creas que serán más saludables como vegetales al vapor y batatas dulces.
  • Con respecto a la salsa del pavo, mi consejo es igual que con todo lo que tenga salsa "siempre y cuando sea posible colócala a un lado del plato".
  • Siempre escoge la parte blanca sin piel del pavo.
  • ¡Todo tipo de pan es un simple NO, NO y NO! ¡No hay excepciones!


Recuerda que este es un momento hermoso para agradecer todo lo que tienes, tus logros durante el año, en particular, esos como tu pérdida de peso... ¡Aún queda camino por recorrer!

¿QUÉ TE PARECIERON ESTOS CONSEJOS? ¿TÚ CÓMO CUIDAS LA LÍNEA DURANTE LAS FIESTAS?

TAMBIÉN VE:

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • <strong>Cambia:</strong> Galletas <strong>Por:</strong> Nueces Cuando comparas 120 calorías en un paquete de seis galletas de granos integrales con 185 calorías por nueces sin sal, la primera opción suena mejor. Pero piénsalo bien. "Las nueces proveen ácidos grasos omega-3, que ayudan a silenciar los mensajes de hambre en el cerebro, mientras que los carbohidratos en las galletas pueden lograr lo opuesto", ofrece la nutricionista <a href="http://www.theresaalbert.com/">Theresa Albert</a>. Y mientras que ambas opciones tienen más o menos la misma cantidad de proteína y fibra, las nueces tienen cero sodio – algo que todos necesitamos limitar por nuestra salud y para combatir la hinchazón.

  • <strong>Cambia:</strong> Yogur congelado bajo en grasa <strong>Por:</strong> Helado de leche de coco "El alto contenido de azúcar y baja grasa en los yogures congelados pueden dejarte poco satisfecha. Puedes comerte el paquete entero – cerca de 700 calorías". En lugar de consumir un yogur potencialmente lleno de químicos, mejor satisface tu deseo de dulce con helado de leche de coco. La grasa saturada es saludable y te hará sentir satisfecha con media taza (250 calorías), lo que ayudará a que no consumas en exceso. Estudios demuestran que esas grasas ayudan al colesterol 'bueno' y reduce el 'malo'. El coco provee antioxidantes similares a esos en las bayas, uvas y el chocolate oscuro.

  • <strong>Cambia:</strong> Pechuga <strong>Por:</strong> Muslo de pollo Por sólo 34 calorías adicionales, tres onzas de carne oscura te dará más hierro y zinc que tres onzas de pechuga. No te preocupes por la grasa saturada, la carne oscura sólo contiene un gramo más que la carne blanca, y eso es positivo. Albert dice, "un poco de grasa saturada puede ser más satisfactoria y prevenir el hambre después".

  • <strong>Cambia:</strong> Crema agria baja en grasa <strong>Por:</strong> Guacamole El agregarle a tus fajitas crema agria baja en grasa suena como una buena opción, pero en realidad ofrece poco valor nutritivo más allá del 12 por ciento de la dosis diaria de calcio recomendada. "Por 40 calorías extra y seis gramos de grasa por cuarto de taza, el guacamole viene con el bono de antioxidantes, 4 gramos de fibra y 340 miligramos de potasio, un mineral que ayuda a controlar la presión sanguínea al eliminar el exceso de sodio y fluido del cuerpo", dijo la nutricionista Cynthia Sass.

  • <strong>Cambia:</strong> Meriendas de vegetales inflados <strong>Por:</strong> <em>Popcorn</em> No te dejes engañar por el nombre – esas versiones contienen muy pocos vegetales y hasta el doble del sodio en las papitas regulares por sólo 30 calorías menos. Las palomitas de maíz sin exceso de sal o mantequilla te dan el mismo sabor crujiente y mucho más. Tres tazas cuentan como una porción de granos enteros y contienen más antioxidantes que una porción de frutas o vegetales, reportó un estudio de la Universidad de Scranton. "Eso es porque los antioxidantes están más concentrados en las palomitas de maíz por su bajo contenido de agua comparado con las frutas y vegetales", explicó Sass. Tres tazas de palomitas simples tienen sólo 93 calorías comparadas con las 140 de las meriendas de vegetales inflados. Agrégale a tus palomitas algunas especias para hacerlas más sabrosas.

  • <strong>Cambia:</strong> Jalea <strong>Por:</strong> Mantequilla de nueces Piénsalo mejor la próxima vez que alcances la jalea. Compuesta de almidones y azúcar y poquísima proteína, subirá el nivel de azúcar en la sangre y te dejará hambrienta y fatigada. Mejor opta por mantequilla de nueces para tus tostadas, panqueques o <em>waffles</em>, dice la nutricionista Lauren Harris-Pincus. "Aunque la mantequilla de nueces puede contener cerca del doble de calorías que la jalea, la proteína y los aceites saludables sirven como combustible a tu cuerpo y tus niveles de energía se sostendrán por más tiempo".

  • <strong>Cambia:</strong> Productos de huevo <strong>Por:</strong> Huevos Los datos nutricionales en un empaque de producto de huevo no contienen grasa, colesterol y menos de la mitad de las calorías de un huevo grande. Pero presta atención a la lista de ingredientes. La nutricionista Lauren O'Connor de Los Ángeles dice que "azúcar y rellenos son añadidos para dar sabor y textura". También la fórmula es fortificada porque la yema ha sido removida. "Los huevos están repletos de proteína y sus yemas contienen carotenoides, vitamina A, D, E y K; una variedad de vitaminas B y DHA, un ácido graso omega 3 esencial), todos los nutrientes importantes para tu visión, corazón, cerebro y huesos", dijo O'Connor.

  • <strong>Cambia:</strong> Queso bajo en grasa <strong>Por:</strong> Queso regular Una onza de <em>cheddar</em> regular tiene 65 calorías y 7.5 gramos de grasa más por onza comparado a la versión baja en grasa. Pero recuerda que la grasa no es el enemigo. El queso es mismas partes proteína y grasa, el combo perfecto para combatir el hambre, dijo Rania Batayneh, nutricionista certificada. Si te comes un palito de queso bajo en grasa con uvas, es muy probable que vayas a la máquina dispensadora de dulces, pero mejor merienda una onza del queso regular con la fruta y permanecerás satisfecha por más tiempo. <em>- Por <a href="http://voces.huffingtonpost.com/yined-ram/">Yined Ramírez-Hendrix</a></em>

 

Seguir a Ingrid Macher en Twitter: www.twitter.com/@adelgaza20

SIGUE VOCES