Hirania Luzardo

Recibir actualizaciones de Hirania Luzardo
 

La mastectomía de Jolie no debe ser moda ni narcisismo

Publicado: 14/05/2013 23:04

breast cancer

Escribo este blog desde la cama de un hospital. La noticia de la existencia de cáncer o de células pre-cancerígenas puede ser tan repentina que el día que lo sabes quedas en un estado de conmoción, de perplejidad que ni siquiera hay palabras para explicarlo.

Lo que es fácil médicamente para un doctor, para una persona, fuera del mundo de la medicina significa la mente en blanco, aturdida de preguntas que la mayoría de las veces no tienen respuestas.

He vivido ese momento, con resultados felices. Tengo amigos sobrevivientes que lo han luchado, lo han vencido y hasta hicieron moda de su calvicie por el efecto demoledor de los tratamientos. Otras se marcharon, desgastadas por la enfermedad, pero deseando vivir, implorando vida.

No puedo olvidar aquel sábado cuando visité a la madre de una de mis mejores amigas y sus ojos, consumidos por la enfermedad, me decían con fe: "no me quiero morir". El cáncer de pecho no tuvo compasión con ella y le jugo una mala pasada. Hasta le mandó una falsa promesa de cura, que terminó llevándosela después en menos de tres meses.

Estas historias no tienen nada de extraordinario hasta que la vives con un ser que amas. Hoy Angelina Jolie fue noticia cuando son miles de mujeres las que toman la decisión de una mastectomía cada día.

Pero al ser la estrella, Jolie fue "breaking news", la noticia fue "viral" en cuestión de minutos en las redes sociales".

La mastectomía no es una moda, no debe ser una decisión narcisista pensando en un riesgo individual.

Sólo Angelina Jolie, más allá de su fama, tienes razones muy personales para ejecutar una decisión tan seria, tan atinada para unos y tan drástica para otros.

Su decisión abarca una gran carga emocional, que sólo ella sabe a partir de la pérdida de la madre con apenas 56 años. Sólo ella sabe los titubeos para enfrentarse a un quirófano y verse extirpar sus senos y pasar por un proceso estética y visualmente tan impactante para cualquier mujer.

No se trata de quitar y poner enseguida dos implantes como si se tratara del cambio de un vestido. Ver tu cuerpo cortado, parcialmente mutilado, con tus pechos expulsados de tu cuerpo porque potencialmente son un problema es una decisión tan dura, que no tiene palabras, más que las que se pueden escribir en un blog con la soledad de tu pensamiento.

Me parece bien que Angeline Jolie no dé entrevistas y si las da, que sea para aclarar que una mastectomía se hace como resultado de una gran necesidad, de una urgencia o de un responsable proceso de información. Esto no es una cirugía estética.

Confieso que hasta hoy yo no sabía lo que era el término "BRCA mutation" (gen BRCA, que aumenta de forma peligrosa el riesgo de desarrollar cáncer de mamas y de ovarios); y mucho menos que el 65 por ciento de las mujeres que lo presentan se enfrentan a una posibilidad real de cáncer de pecho y de ovario.

La posibilidad de Jolie después de someterse al estudio genético era del 87 por ciento, lo que significa tomar en serio el potencial peligro, especialmente si eres madre de hijos pequeños y tienes responsabilidad de educar y darles un camino de guía.

Los doctores lo han dejado muy claro quiénes deben someterme a estas pruebas genéticas son:
- Mujeres que han enfrentado cáncer antes de los 50 años
- Quienes tengan historia de cáncer en familiares cercanos, ya sea de pecho o de ovario
- Cualquier mujer que haya desarrollado cáncer de ovario.

Los expertos aclaran que a partir de estas categorizaciones hay una predisposición genética y quienes presentan estos estados de mutación con el gen BRCA debían de considerar la drástica y preventiva medida de la mastectomía.

La doctora Susan M. Domchek, experta en cáncer de la Universidad Pennsylvania y directora de Basser Research Center, que se especializa en "BRCA mutations" aclara que remover los senos no es la única opción. Debe mantenerse una disciplina de monitoreo a partir de los mamogromas y los estudios de Resonancia Magnética Nuclear (MRI, por sus siglas en inglés) cada seis meses o un año, lo que ayuda a detectar el problema a tiempo.

Hay que ser cuidadoso con el mensaje que está dando Angelina Jolie, dice la oncóloga Isabelle Bedrosian, en un artículo del New York Times. "La situación de Angelina Jolie es muy particular, y no es para decir de un momento a otro: 'yo me voy hacer eso'.

Jolie lo tituló atinadamente su blog: "Mi decisión médica".

Hoy antes de despedirme de mi hija para irme al hospital, en sus reflexiones de una pequeña de seis años, me preguntó: "¿Te vas a morir?" y me salió la mejor de las risas. Desvanecí su preocupación en un segundo. Ella ni siquiera sabía de qué me iban a operar, pero le dejé claro que mami la llamaría en unas cuantas horas, que yo iba a estar con ella por muchos años.

Segundos antes de entrar al quirófano pensé en los riesgos, en la anestesia general y di hasta algunas indicaciones a quienes me acompañaban de qué era lo mejor para Uma si yo no regresaba. Pero son preocupaciones de último minuto, de cualquier madre ya con los efectos de estar sedada. Yo también enfrenté la prevención.

 

Seguir a Hirania Luzardo en Twitter: www.twitter.com/@HiraniaLuzardo

SIGUE VOCES