Más

Gabriel Lerner

Recibir actualizaciones de Gabriel Lerner
 

'Aquí estamos y no nos vamos' se vuelve realidad

Publicado: 28/01/2013 23:08

reformamigratoria

Así pasa en la historia. Un evento, especialmente de gran magnitud e importancia general, de esos que van a proyectar su sombra sobre las generaciones venideras, se va preparando debajo de la superficie. A veces hace saber de sus preparativos, de su presencia. Hierve, se desliza como marisma de pantano, pero luego despunta, se calma, para volver a crecer y bajar, a evolucionar, a cambiar. Como la marea.

Hasta que estalla.

Entonces, todos los cambios que el evento, el fenómeno, la situación, experimentó durante quizás muchos años de estar bajo el agua saltan de una vez por todas, empapando la realidad de algo aparentemente nuevo e inesperado, pero que de hecho era embrión ya hace tiempo.

Así es siempre.

Así es con la reforma migratoria en Estados Unidos, aquella por la cual salieron a protestar en 2006 millones de indocumentados en las calles de todas nuestras grandes ciudades, al grito antiguo de "Sí se puede" pero también del más reciente:

"Aquí estamos y no nos vamos y si nos echan nos regresamos".

Precisamente, "regresamos", como la marea de la que hablábamos.

Quizás, el anuncio que hicieron este lunes ocho senadores federales en Washington - cuatro demócratas, cuatro republicanos de que acordaron un plan legislativo migratorio - es el principio del fin de una era de opresión casi sin precedentes contra la comunidad hispana en este país en general y los migrantes en particular.

Quizás es el comienzo de la solución a un problema que aqueja no solamente a los once millones de quienes viven aquí ilegalmente, sino también a sus parientes y amigos que sí tienen papeles, a sus hijos que son ciudadanos. En una palabra, a la comunidad latina del país, que llega a 52 millones y que en noviembre pasado demostró su poderío político al asegurar la reelección de Barack Obama como presidente. El 71 por ciento de los latinos votó por él y fue el número decisivo en varios estados clave.

La propuesta será reforzada por el plan paralelo de la Casa Blanca, que dará a conocer el Presidente Obama este martes, mientras que en la Cámara de Representantes, dominada por lo general por el sector más recalcitrante y nacionalista del partido Republicano, también se está gestando una propuesta.

¿Ven? Si alguien dudaba que los latinos - que no son una raza, pero sí están unidos por un idioma y una idiosincrasia común - deben ser tomados en cuenta, vinieron estas elecciones y lo demostraron de una vez y para siempre. Así como demostraron una vez más ser un elemento positivo, constructivo, trabajador, unificador, integrista.

Porque nadie lo niega: fue el voto latino lo que desencadenó esta propuesta de cuatro puntos. Sin tapujos y sin problemas lo dice el senador John McCain, republicano de Arizona en una entrevista en CNN respondiendo a la pregunta de qué cambió para que los republicanos (moderados) concedan la necesidad de la reforma.

-...es de hecho que nos dimos cuenta que si seguimos antagonizando al voto latino e hispano, los cambios demográficos indican que nuestras probabilidades de estar en la mayoría son mínimas", dijo el senador, quien acto seguido reconoció que "el tema de la inmigración ilegal ha sido un factor esencial en la toma de decisión del votante hispano".

En otras palabras: vamos a apoyar lo inevitable para que en el futuro nos agradezcan y no nos aislen. Ah, y lo mismo para los demócratas.

Más claro, imposible. Los latinos son fuertes en las urnas, tanto, que los argumentos demoledores que los candidatos presidenciales republicanos intercambiaron el año pasado durante sus interminables debates, en donde competían por ser el mayor enemigo de los "ilegales", casi se esfumaron.

Porque, ¿recuerdan? El gobernador de Texas Rick Perry perdió su candidatura presidencial por haber promovido una ley de ayuda caritativa a los indocumentados. Y Mitt Romney dijo que haría la vida imposible a los "ilegales" para que de esa manera se "autodeporten".

El mismo John McCain, quien se metamorfoseó en 2008 para abrir el paso a la extrema derecha republicana al ofrecer la candidatura vicepresidencial a Sarah Palin y quien desde entonces fue otro político republicano cediendo todo para conservar el favor del ala más radical de su agrupación, McCain volvió - quizás - a ser él mismo.

Comienza entonces una etapa decisiva de la lucha migratoria. Los latinos y todas las organizaciones proinmigrantes necesitarán la unión entre sí y el apoyo de todos los elementos de la sociedad que puedan reclutar ...

Esto va a llevar mucho tiempo. La propuesta va a llegar a debates parlamentarios en marzo, quizás en abril, y la votación seguramente será hacia el fin del verano.

Pero ahora, es solamente cuestión de tiempo. La reforma migratoria, esta vez, será realidad, en alguna de las versiones que circulan y circularán. Es decir, el evento histórico, aquel que estuvo bullendo, hirviendo, aquel que millones de manifestantes en las calles del país ansiaron, que miles de activistas del DREAM Act facilitaron, el evento histórico vendrá.

 

Seguir a Gabriel Lerner en Twitter: www.twitter.com/gabrielerner

SIGUE VOCES