Enrique Kogan

Recibir actualizaciones de Enrique Kogan
 

Chrysler 300

Publicado: 18/11/2012 09:09

chrysler 300

El Chrysler 300 tiene una larga historia, aunque un poco irregular. Se creó en la década de 1950 como una manera de presentar sus nuevos Chrysler "Hemi" V8. El primer 300 fue introducido en 1955 y se basó en el New Yorker de dos puertas hardtop (techo duro). Después de eso, Chrysler comenzó la colocación de letras secuenciales en el final de "300" para cada año, así como ofrecer diferentes estilos de carrocería, incluyendo un convertible.

El 1957 300-C es generalmente considerado el más bello y deseable de estos primeros carros. Los motores Hemi se interrumpieron en el 300 después de 1958, pero la Chrysler continuó utilizando las designaciones de la letra L hasta el '65. En total, hubo siete generaciones de este carro antes de que se eliminó a partir del año modelo 1971.

El nombre fue resucitado brevemente en 1979 por una versión especial de la Córdoba pero termino siendo horrible. Luego tomaría otros 20 años antes de que Chrysler decidiera lanzar el apodo 300 de nuevo.

Un vehículo de orgullo y prestigio durante la década de 1950, el 300 cayó en el anonimato durante los años 60 y luego desapareció del panorama automotriz desde hace más de 30 años. Para mediados de la década de 2000, sin embargo, Chrysler presentó su nuevo 300, y representó una nueva y atrevida dirección de la marca.

El Chrysler 300 de hoy en día es un gran sedán de cinco pasajeros con tracción trasera o tracción total. Con alguna tecnología Mercedes Benz, rescatada luego de su anterior alianza con la marca, el 300 ha sido diseñado para atraer a los consumidores que desean algo con personalidad, o un poco más que un sedán familiar regular o como una alternativa a los sedanes japoneses o europeos.
El 300 tiene un estilo inconfundiblemente americano, aunque con una pizca adicional de refinamiento después de su rediseño en el 2011.

La gran parrilla cromada, faros enjoyados, línea de cintura alta, guardabarros saltones y grandes ruedas le dan una presencia fuerte en el camino. Un largo de 120 pulgadas es la distancia entre ejes y se acorta hasta la parte frontal con voladizos traseros, así abre un montón de espacio para los ocupantes en su interior. Las dimensiones de la cabina son abundantes en todas las direcciones, y el 300 ofrece más espacio para las piernas que la mayoría de sus competidores.

Hay seis niveles de equipamiento: base, Limited, V6 300S, 300C, 300 S y V8 SRT8, (yo conduje el limited). Los tres primeros cuentan con un motor V6 de 3.6 litros que produce 292 caballos de fuerza. El modelo base viene de serie con una transmisión automática de cinco velocidades. Un sistema automático de ocho velocidades es estándar en todos los modelos. El V6 demás es opcional. El 300C y 300S V8 trae un motor de V8 de 5.7 litros "Hemi" que produce 363 caballos de fuerza. El SRT8 cuenta con un V8 de 6.3 litros con 470-hp. La tracción trasera y una transmisión automática de cinco velocidades es estándar, y la tracción total es opcional en todos, pero el modelo base y el SRT8.


El equipamiento estándar incluye detalles como faros automáticos, sin llave de encendido / entrada, automático de doble zona de control de clima, asiento del conductor eléctrico y una interfaz de pantalla táctil pequeña, una cámara de vista trasera, asientos delanteros con calefacción, Bluetooth y un sistema de sonido. El S tiene elementos únicos de estilo, una interfaz electrónica mejorada y un sistema Beats especiales para sonido. Muchas características adicionales están disponibles para hacer el 300 tan lujoso y bien equipado como los sedanes de lujo que cuestan miles más. Esto es especialmente cierto en el SRT8, que viene de serie con casi todo.

En materia de seguridad viene con todos los chiches posibles. Frenos antibloqueo, control de estabilidad, airbags de impacto frontal, bolsas de aire de impacto lateral, airbags aéreas (se utilizan para proteger las cabezas de los ocupantes en caso de colisión lateral o volcadura), airbags de rodilla, cinturones de seguridad automáticos. El vehículo está equipado con un encendido que desactiva el dispositivo que impida el arranque del motor, si la llave original del fabricante no se utiliza. En materia de seguridad, el 300 es líder.

Su interior es muy moderno y los materiales son todos de primera calidad con piel, madera y plásticos de primera calidad, que se sienten suaves al tacto. Me sentí sumamente cómodo dentro del mismo. La disposición de los instrumentos ha sido mejorada y la lectura es fácil, una nueva luz LED azul otorga un ambiente muy especial al interior. Al centro, una pantalla táctil de 8.4 pulgadas permite el acceso a los sistemas de información y entretenimiento. Se administra el audio, navegador, Internet y Bluetooth. Hay que mencionar que el nuevo Uconnect Touch es mucho más intuitivo que el antiguo sistema de Chrysler.

Andar en el Chrysler 300 me recuerda a un de Mercedes-Benz, y no estoy mintiendo. Su suspensión amortigua el pavimento aunque esté lleno de baches, y lo hace con mucha sofisticación. Se siente como un carro Europeo de los grandes, con un estilo americano. Su manejo y dirección también son impresionantes, y aunque los motores V8 puede ser su mejor atracción, el V6 es bastante fuerte. El único inconveniente significativo que vi fue la regular visibilidad trasera y en el modelo de lujo que conduje, su palanca automática, que parece simple, me pareció un poco confusa. Una metáfora.


El Chrysler 300 es un gran sedán de cinco pasajeros con tracción trasera o tracción total. Ha sido diseñado para atraer a los consumidores que desean algo con personalidad un poco más que un sedán familiar regular o como una alternativa a los sedanes japoneses o Europeos. El carro es muy americano en su look y bien Europeo en su andar. A pesar de tantos sedanes grandes en el mercado, creo que el Chrysler 300 tiene su propia personalidad y se sale de sus competidores. Los Buick LaCrosse, Ford Taurus, Toyota Avalon y Hyundai Genesis pudieran estar en su línea, pero el 300 es distinto.


El Chrysler 300 es una mescla entre lujo, espacio, diseño, desempeño y, aunque parezca raro, también el consumo. Para el que le guste la comodidad, es una muy buena compra.

Precio: US $29,995 (modelo base) US$ 39,995 Edición de lujo
Consumo: 19 mpg ciudad, 31 mpg carretera

¿Te pareció interesante este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 
SIGUE VOCES