Más

Elisa Villanueva Beard

Recibir actualizaciones de Elisa Villanueva Beard
 

Compromiso con los estudiantes hispanos

Publicado: 23/10/2013 15:00

Students Hispanos
Getty

Saliendo del mes de la Herencia Hispana, pienso sobre el llamado a la acción que debo enfrentar como mujer México-Americana en este cargo.

Hay un lugar para todos dentro de nuestros esfuerzos - me complace que el 39% de nuestros maestros entrantes se identifiquen como personas de color, pero la etnia ni limita ni define nuestro trabajo para asegurar que todo niño tenga acceso a una excelente educación. Sin embargo, sí informa sobre mi perspectiva. Entro a esta lucha pensando en mis amigos de la niñez que nunca llegaron a graduarse. Entro a esta lucha sabiendo que mis hijos tendrán que enfrentar prejuicios de los cuales no los podré proteger. Entro a esta lucha pensando en mi madre, la mujer más inteligente que he conocido, quien le dio prioridad a la educación de mis hermanos y yo, a pesar de que ella tan solo llegó a terminar el octavo grado de la educación formal. Los conceptos de la desigualdad en la educación no son estadísticas ni hojas de datos para mí. Conozco la investigación y las cifras, pero este trabajo se trata de personas reales. Se trata de la vida real, de rostros reales y pérdidas reales que he sentido y visto.

También se trata de triunfos reales. Victorias y fortalezas reales. Se trata de personas que retaron hasta el último estereotipo que el mundo les lanzó encima, quienes lograron una educación a pesar de las bajas expectativas que enfrentaban. Y a pesar de los verdaderos retos que enfrentaron durante su crecimiento en condiciones económicamente desfavorables. Este trabajo se trata de personas que aprovecharon la riqueza y valores de su cultura para ventaja propia.

No hay solamente una cara de la comunidad Hispana. Literalmente, el sello significa "Hispano-parlante," cubriendo todo un 13% de nuestra población nacional - 17% si expandimos la definición de quienes vienen de países de habla Hispana, y se proyecta a un 31% para el año 2060. Mi familia emigró de México, pero yo me uno a quienes vienen de El Salvador y Uruguay este mes. Me uno a quienes se acaban de mudar a los Estados Unidos desde Argentina, España o Belice. Me uno a quienes tienen raíces que datan desde los pueblos indígenas de mi estado de Texas. Somos diversos y somos muchos - con ancestros en innumerables comunidades de todo el mundo.

Sin embargo, dentro de esta diversidad muchos hispano-parlantes comparten una variación de la expresión "mijito" o "mijita". Mi maestra y mentora, la Maestra Figueroa, llamaba a todos y cada uno de sus estudiantes por estos nombres - ellos no eran sus familiares, sin embargo eran su familia. Enseñé a mis estudiantes de primer grado según su ejemplo. La clase de la Maestra Figueroa fue excelente para sus niños - no podría ser de otra manera. Hice lo mejor que pude para seguir su ejemplo.

Ahora que soy madre, pienso en la forma en que la Maestra Figueroa se refería a su clase. Ella siempre sostuvo los más altos estándares para sus estudiantes, porque los consideraba de su propia gente y ellos no merecían nada menos. La medida de si una escuela es lo suficientemente buena, quizá, es si es lo suficientemente buena para nuestros propios niños. Cuando veo una escuela, me pregunto sobre mis tres hijos - ¿Malcolm sería aceptado aquí? ¿La raza y etnia de Marshall sería celebrada aquí? ¿Se esperaría lo máximo de Langston todos los días? Me pregunto si sea un lugar donde cada uno de mis hijos puede aspirar a lograr su máximo potencial.

¿Qué padre no se ha hecho estas preguntas? ¿Qué abuelo no quiere que su mijito o mijita asista a una escuela segura, retadora y generosa?

Cada niño merece acceso a una educación que conlleve hacia el fortalecimiento, el acceso y una verdadera libertad en nuestra nación. Esta es la realidad para la cual debemos trabajar - porque hoy hay demasiados niños Latinos que deben caminar a través de detectores de metales y tienen que enfrentar peleas en los pasillos. Demasiados niños Hispanos en la escuela secundaria desertan porque su salón de clases no satisface sus necesidades. Muy pocos logran llegar a la universidad porque jamás recibieron la guía necesaria para presentarse, ni las habilidades, ni la asesoría ni el apoyo para graduarse, si es que logran llegar. Eso no es justo para un país que lucha por ser una tierra de oportunidades para todos.

Entonces, hoy, este es mi llamado a la acción. Eso es lo que me impulsa. Debemos ver a nuestra familia nacional como la Maestra Figueroa veía su clase - cada niño merece lo que nosotros querríamos para los nuestros.

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • BARACK OBAMA

    Antes de convertirse en político, el primer presidente afroamericano de Estados Unidos era activista comunitario. Después de graduarse de la prestigiosa Universidad Columbia y estudiar Leyes en Harvard, Obama se mudó a Chicago donde con el apoyo de iglesias locales, ayudaba a reconstruir comunidades con altos niveles de desempleo que fueron afectadas por el cierre de fábricas locales que manufacturaban hierro. Trabajó como licenciado de derechos civiles y hasta fue profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Chicago. En 1997 comenzó su vida política al ser elegido al Senado del estado de Illinois.

  • MITT ROMNEY

    Como él mismo ha dicho a lo largo de su campaña, lo del candidato presidencial republicano son los negocios. Después de graduarse de Harvard con una maestría en Administración de Empresas y un título en Derecho, empezó su carrera en el sector privado como Consultor de Negocios. En los '80 comenzó su propia firma de inversión llamada Bain Capital. Romney también fue el presidente del comité que organizó los Juegos Olímpicos de Salt Lake 2002. Dato curioso: Su papá, George Romney, nació en Chihuahua, México.

  • MICHELLE OBAMA

    Antes de ser la primera dama, Michelle Obama se graduó de Princeton con un bachillerato en Sociología y otro en Estudios Afroamericanos. Trabajó en una firma de Chicago donde conoció a su futuro esposo, el Presidente Barack Obama. Mientras trabajaba para la ciudad de Chicago, estableció un programa llamado Public Allies que prepara a los jóvenes para el servicio público. También trabajó como administradora en la Universidad de Chicago donde implementó el primer programa de servicio comunitario en la historia de esta institución.

  • HILLARY CLINTON

    La actual Secretaria de Estado se graduó de Wellesley College con un bachillerato en Ciencias Políticas de Yale, donde conoció a Bill Clinton, y se graduó de Derecho. Antes de ser la primera dama, Hillary trabajó en el estado de Arkansas donde su esposo sería gobernador, y fue profesora de Leyes en la Universidad de Arkansas. Fue la primera dama en la historia en postularse para la presidencia.

  • PAUL RYAN

    Estudió en la Universidad de Miami en Oxford, Ohio, donde graduó en Economía y en Ciencias Políticas. Aunque comenzó su carrera trabajando en la oficina de correo del Senador Bob Katsen de Wisconsin, Ryan se ganó un puesto en el equipo de política de este mismo. Ryan siempre quiso ser economista pero durante sus primeros trabajos de asistente en la capital, tuvo que mantener otros empleos como el de ser mesero de restaurante y entrenador físico en un gimnasio. Durante los veranos de sus estudios universitarios trabajaba para la compañía de salchichas Oscar Mayer y alguna vez manejó el famoso Wienermobile.

  • CONDOLEEZZA RICE

    La primera Secretaria de Estado afroamericana de Estados Unidos soñaba con ser pianista, pero al ingresar a la universidad cambió su materia de estudio y obtuvo bachillerato, maestría y doctorado en Ciencias Políticas, decisión que ha determinado su carrera ya que "Condi", como se le conoce, ha trabajado en el gobierno y la academia la mayor parte de su vida. Actualmente es profesora de Negocios y Economía Global en Stanford.

  • MARCO RUBIO

    Marco Rubio obtuvo una beca para jugar fútbol americano en el colegio Tarkio en el estado de Missouri. Después de un año de deportes, Rubio decidió que esto no era para él y se matriculó en Santa Fe Community College para luego ir a la Universidad de Florida y finalmente a la Universidad de Miami, de donde se graduó con título de Leyes.

  • TED CRUZ

    El cubanoamericano, que nunca ha sido elegido a un puesto de elección popular, estudió en Princeton y obtuvo su licencia de Leyes en Harvard, donde estableció el Harvard Latin Law Review. Cruz se ha destacado por su trabajo como licenciado, mayormente por su trabajo como Subsecretario de Justicia estatal de Texas. Cruz ha presentado nueve casos frente la Corte Suprema de los Estados Unidos y fue el primer latino en trabajar como asistente del presidente de la misma corte.

  • ANTONIO VILLARAIGOSA

    El alcalde de Los Angeles tiene sus raíces en el movimiento laboral. Después de graduarse de la Universidad de California en Los Angeles con un título de Historia, asistió en las noches una escuela de Leyes no acreditada dedicada a las leyes de interés público. Pero al no lograr pasar el examen de California, Villaraigosa no pudo practicar ley en el estado y se dedicó a ser el presidente de una unión de trabajadores civiles y licenciados que operaba en seis estados.

 
SIGUE VOCES