Más

Eduardo Stanley

Recibir actualizaciones de Eduardo Stanley
 

MERCADO DE IDEAS: California: el Partido Republicano busca revivir

Publicado: 04/03/2013 15:44

karl rove

El Partido Republicano no solo perdió las elecciones presidenciales el pasado mes de noviembre, también perdió muchos simpatizantes en varios estados, especialmente en el sudoeste del pais. Ahora, desesperado, busca revivir ante el peligro de volverse un partido minoritario e irrelevante.

Si tomamos el ejemplo de California, observamos que los republicanos han caido a su nivel más bajo: tienen menos del 30 por ciento de votantes registrados y los Demócratas lograron la super mayoría de dos tercios en la legislatura estatal, lo cual quiere decir que no necesitarán del voto conservador para aprobar leyes.

Durante la Convención estatal del Partido Republicano celebrada en Sacramento el viernes 1 y el sábado 2 de marzo, los asistentes analizaron esta defícil situación.

Curiosamente, el orador principal fue el controversial Karl Rove, ex asesor de la Casa Blanca durante la administración de George W. Bush (2000-2008), considerado un visceral conservador.

Curioso, porque se le pidió consejo a quien es parte del ala más conservadora del Partido Republicano, cuya agenda dominó las propuestas del candidato Mitt Romney, gran perdedor en noviembre 2012.

Rove pidió a los republicanos ponerse a trabajar y diversificar étnicamente al partido. Es decir, reclutar más latinos y miembros de otras minorías para poder atraer al electorado.

Sin embargo, el consejo es demasiado simplista.

Los conservadores no perdieron solamente por tener pocos candidatos latinos o de otros grupos étnicos, sino porque su agenda es vista negativamente por una gran mayoría de la sociedad.

Es particularmente enfadoso escuchar una y otra vez los slógans políticos conservadores sin que contengan serias propuestas para reactivar la economía y sin ofrecer oportunidades a sectores sociales tan amplios como la clase media y los trabajadores.

La percepción de que los candidatos republicanos apoyan a las grandes empresas se confirma a cada discusión, en cada publicidad electoral: no a cualquier propuesta de inversión en obras públicas, no a más impuestos a quienes tienen más ingresos, más dinero para la educación y la salud privada, solo por citar algunas.

La negativa a negociar una reforma migratoria y el lenguaje peyorativo contra los inmigrantes ofende a un gran espectro de la sociedad.

Finalmente, ¿cuál es la propuesta republicana de reactivación económica? El eslógan de que reducir impuestos a las empresas generará más negocios y empleos ya tiene más de 25 años en su agenda y la realidad es otra: las empresas van donde pueden exprimir más a los trabajadores a cambio de poco dinero, como China. Y esto a pesar de constantes reducciones impositivas y otros beneficios.

Es posible que si hubiera más candidatos latinos repitiendo estos slógans los republicanos podrían conseguir un poco más de votos en estados como California, Arizona, Nevada, Texas y otros. Si embargo no sería suficiente.

Porque el problema es que la sociedad ha cambiado y repetir la misma fórmula de hace décadas --más aún si se observa que no funciona-- no atrae a los votantes.

Y otro detalle que sería importante analizar y discutir ampliamente: cada vez más personas rechazan la idea de pertenecer a un partido politico, sea cual fuera.

Posiblemente Obama ayudó a impulsar al Partido Demócrata con su imagen fresca, juvenil, con ideas si bien no originales al menos atractivas a amplios sectores sociales. Y con su lenguaje simple y directo, orientado también a los jóvenes, quienes se inclinaron a su favor en las urnas en 2008 y en 2012.

Exactamente lo opuesto al Partido Republicano, que le sigue hablando al electorado blanco, tradicionalista y conservador.

www.eduardostanley.com

 
SIGUE VOCES