Más

Dina Siegel Vann

Recibir actualizaciones de Dina Siegel Vann
 

A 18 años del atentado terrorista contra AMIA: la búsqueda de justicia continúa

Publicado: 18/07/2012 16:36


A pesar del firme compromiso y de los esfuerzos implementados por los gobiernos del ahora desaparecido presidente Néstor Kirchner y de de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, así como de las permanentes demandas de justicia dentro y fuera de Argentina, aquellos responsables por el peor ataque antisemita desde la Segunda Guerra Mundial continúan en libertad.

Hace 18 años, precisamente el 18 de julio de 1994, la sede de la Asociacion Mutual Israelita Argentina (AMIA) fue destruida por una bomba colocada en una camioneta, produciendo un saldo de 85 muertos y más de 300 heridos. Este ataque fue el segundo en dos años contra un blanco judío en Argentina ya que en 1992, la embajada de Israel también fue destruida por una bomba.

En 2006, un reporte oficial emitido por el Procurador Especial de AMIA, Alberto Nisman inequívocamente identifico a Irán y Hezbollah como responsables por este crimen de lesa humanidad. Alertas rojas fueron activadas por Interpol para la captura de seis sospechosos incluyendo el actual Ministro de Defensa iraní Ahmed Vahidi. El año pasado, Vahidi fue invitado por el Presidente Evo Morales a La Paz para inaugurar la flamante Escuela Regional de Defensa de ALBA (Alianza Bolivariana de las Américas). Dicha institución busca el adoctrinamiento y entrenamiento de elementos radicales en las Américas y se cree que Irán está subvencionando parte de su funcionamiento. Después de que autoridades argentinas denunciaron su visita, Vahidi abandonó intempestivamente Bolivia en vez de ser extraditado para ser juzgado en la corte argentina, Aduciendo su supuesta inmunidad diplomática. Nisman ha persistido en sus intentos de fortalecer el caso contra Irán y ha solicitado que Interpol interceda a favor de Argentina para que Irán cumpla con los pedidos de extradición.

Lamentablemente sus exhortaciones así como la de la Presidenta Fernandez de Kirchner ante la Asamblea General de las Naciones Unidas año tras año para que los iraníes extraditen a los culpables, han caído en oídos sordos como es de esperarse dada la tradicional actitud iraní de desafiar a la comunidad internacional.

También han habido importantes desarrollos en la investigación de la conexión local y en llevar a la justicia a aquellos responsables del encubrimiento del crimen que incluyen entre otros al ex líder comunitario Rubén Beraja y el juez Juan Jose Galeano quien presidiera originalmente las investigaciones. Lamentablemente la justicia avanza en forma aletargada y ninguno de ellos ha sido sentenciado.

Este nuevo aniversario se conmemora al tiempo de que el Presidente iraní Mahmound Ahmanidejad ha incrementado su foco en América Latina tanto estratégica como simbólicamente. Esta campaña resulta particularmente vital para él hoy por hoy cuando intenta esquivar las sanciones internacionales derivadas de su insistencia inamovible por desarrollar armas nucleares y demostrar a nivel doméstico que aun cuenta con amigos importantes en América Latina.

La nación iraní ha implementado una política agresiva de acercamiento a varios países de la región especialmente Nicaragua Bolivia y Ecuador explotando sentimientos anti-americanos y ofreciendo inversiones que en la mayoría de los casos nunca se materializan. En 2005, el Presidente Hugo Chávez firma un acuerdo estratégico con el Presidente Ahmanidejad. Esta alianza tiene implicaciones severas no únicamente para Israel y para sus comunidades judías en la región sino para el Hemisferio en su conjunto. Ya en 1992 y 1994 con los ataques en Argentina, el conflicto de Medio Oriente fue importado a nuestro Hemisferio, pero ahora existe toda una estrategia para posicionar este asunto como parte de las agendas regionales y nacionales.

Sorprende que incluso después de los dos ataques en suelo latinoamericano y las pruebas contundentes sobre la culpabilidad iraní, algunos países continúen o hayan incrementado sus transacciones comerciales con la nación persa. Pero las actividades de Irán en la región no están limitadas a ofertas de inversión económica sino que se extienden a la cooperación política, cultural e incluso militar.

En los últimos años, Irán inauguró, restableció e incrementó su representación diplomática en 11 naciones y en Venezuela, la retórica anti-Israeli y antisemita junto con ataques vitriólicos contra Estados Unidos permean los círculos oficiales y los medios de comunicación estatales.

Otros indicadores de suma consternación

Las alianzas de Venezuela y los países del ALBA con Irán están basadas en cosmovisiones compartidas, incluyendo la perspectiva de Ahmanidejad sobre Israel a quien en varias ocasiones ha amenazada en destruir, así como sus profundos sentimientos contra el "Imperio" norteamericano

El apoyo de Irán a Venezuela, Bolivia y Nicaragua ha conducido a estos países a romper relaciones con Israel. Con EE.UU., nexos están también en su punto más bajo.

En 2010, Bolivia convirtió a Irán en socio en la exploración de litio, un mineral estratégico para el desarrollo de armas nucleares.

Irán recientemente sobrepasó a Rusia como el principal importador de carne de Brasil, cuyas exportaciones en general al país persa se incrementaron siete veces en la última década a un nivel anual de 2,120 millones de dólares. El comercio privado con Argentina también ha crecido y con Ecuador pasó de 6 millones a 168 millones de dólares en un solo año.

Irán lanzó el último año su canal de 24 horas HISPANTV a través de la red española Hispasat para llegar a públicos hispanoparlantes de América Latina y España. Aunque no podemos hasta este momento evaluar su impacto real, tiene serias implicaciones políticas y simbólicas en términos de los esfuerzos iraníes para influenciar a dicho público.

El patrocinio iraní de Hzbollah, que supuestamente tiene células dormidas a lo largo y ancho de América Latina, particularmente la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay. Existen reportes de que este grupo terrorista ha establecido lazos con carteles del crimen organizado, un hecho que sin embargo hasta el momento no ha sido totalmente corroborado.

Mientras que Irán expande sus misiones diplomáticas por el Hemisferio, supuestamente ha enviado a miembros de su fuerza elite Quds, ligados al asesinato del embajador Saudí en DC, a servir en sus embajadas.

Mientras todos los países latinoamericanos en su conjunto no tomen con la debida seriedad los peligros que constituye el agregado de todos estos indicadores, tememos que no únicamente continuaremos conmemorado aniversario tras aniversario de un ataque en Buenos Aires que permanecerá impune, sino que lamentablemente podríamos estar ante escenarios similares con consecuencias devastadoras

 
SIGUE VOCES