Más

Diana Montaño

Recibir actualizaciones de Diana Montaño
 

'Nadie cambia para mal'

Publicado: 28/11/2012 10:30

21diciembreyt

Se suponía que de acuerdo al calendario maya, el 21 de diciembre del 2012, el mundo terminaría...y de hecho así será.

Pero no se trata de una destrucción total, nuevos estudios de hallazgos antiguos indican que se ha tratado de una interpretación incorrecta. La realidad es que de acuerdo a esta antigua cultura, el mundo tal y como lo conocemos cambiará para entrar a una nueva era de la mano de Bolon Yokte, el Dios de la creación/destrucción quien retornará triunfante.

En realidad creo que ya estamos viviendo esa era. Seguramente estarás de acuerdo en que para muchos de nosotros este, ha sido un año de cambios drásticos. Al conversar con distintas personas, todos coinciden en que el 2012 les ha trastornado la existencia.

Neale Donald Walsch asegura en su libro "El cambio está en ti" que muchas personas retroceden ante el cambio, sienten miedo a las cosas novedosas, pero en especial a lo desconocido, dejar atrás amores, ciudades, trabajos o amigos para lanzarse a la aventura. Para muchos significa enfrentar la incertidumbre, lo que no se ha visto. Otros se aterran ante la posibilidad del cambio en solitario.

Diversos expertos aseguran que existen varias actitudes para enfrentar el cambio....que en realidad significa enfrentar el miedo. Una sería variar tu decisión de hacerlo solo, o sea busca apoyo en otras personas. Cambia tu selección de emociones, o sea imagina como sería tu vida si no tuvieras esa emoción, intenta cambiar tu selección de pensamientos. Total, intenta no temer.

En realidad creo que tomar la decisión de cambiar es la base primordial para una nueva actitud, una nueva vida. Nada cambia para mal. Si te pones a pensar, cuando decides cambiar algo en tu vida es porque algo te molesta o te hace sentir mal. Tal vez pienses que podrías arrepentirte, pero es más duro no tomar la decisión y entonces lamentar no haber dado el paso decisivo.

Una buena amiga me decía que tenía miedo a vivir sin su pareja, pese a que esta la limitaba de obtener el triunfo a nivel profesional. ¿Qué voy a hacer sin é? Me dijo un día. "Vivir" le respondí. Finalmente tomó la decisión de abandonar lo que había creído la hacía feliz y actualmente vive una vida mucho más plena y satisfactoria.

Tal vez este 21 de diciembre no veremos caer meteoritos ni bolas de fuego del cielo, pero si dentro de ti puedes hacer que el corazón te estalle en mil pedazos, entonces felicidades, tu mundo tal como lo conocías acabó. Bienvenido a una nueva era.

¿Te pareció interesante este blog?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

 
SIGUE VOCES