Más

Diana Montaño

Recibir actualizaciones de Diana Montaño
 

La masacre de Connecticut y la falta de fe

Publicado: 19/12/2012 08:53

newton blog diana

Hoy me tocó entrevistar a varias personas respecto a la tragedia sucedida en Conneticut. Todos tuvieron opiniones distintas respecto al por qué de algo tan espantoso. "Hay que controlar las armas", "Las familias están desintegradas", "Los muchachos ven videos violentos y juegan con pistolas", "los niños se están criando solos"...."ya no hay TEMOR DE DIOS".

De todos los comentarios, fue el "TEMOR DE DIOS" con lo que me sentí plenamente identificada. No soy una persona religiosa y lamentablemente mi fe es bastante "enclenque", sin embargo creo que efectivamente es esa falta de religiosidad, de fe, (la que sea) la que nos tiene tan podridos como sociedad.

Hoy más que nunca recordé con nostalgia cómo viví mi catolicismo en México siendo una niña. Todos los domingos iba a misa con mi familia, mi madre, mi hermana, mi abuela y cualquier visitante que estuviera a mi casa. En la iglesia, con toda seguridad me encontraría a mis amigos, mis vecinos, mis maestras, el cartero, mi COMUNIDAD decía presente.

Cómo olvidar la posada de mi escuela con todo y portal de Belén presente...y aunque yo no iba a una escuela católica, nuestra religión estaba viva en las aulas. El día de la virgen de Guadalupe algunos niños llegaban vestidos de inditos (costumbre mexicana) y el miércoles de ceniza todos acudíamos a la escuela muy orgullosos con nuestra cruz en la frente.

Recuerdo que un día que me porté muy mal en la escuela, la maestra me miró muy fijo y me dijo...."DIOS TE VA A CASTIGAR POR CA...." Y me miró con desprecio. Qué vergüenza sentí. Qué dolor pensar en que DIOS me estaba viendo y me iba a castigar...y voy a confesar...me dio PAVOR. "De que te sirve traer a la virgencita en el pecho si no la sabes respetar" le siguió la profe....Uyyy...casi me muero. De más está decir que por los siguientes tres meses no me moví de mi asiento.

Estando en la secundaria y la preparatoria recuerdo a las señoras de la cafetería diciéndonos durante la cuaresma: "Hoy se comen el sándwich de queso...porque es viernes y no se come carne". Tremendos gaznatones de 17 y 18 años NUNCA nos hubiéramos atrevido a responderles nada a las señoras que para nosotros eran más que unas empleadas.

Y nunca olvidaré a mi abuelita exigiéndonos no ver televisión ni oír música el Viernes Santo..."porque Cristo murió hoy". Y hablando de mi abuela, todos los días a las seis de la tarde rezábamos con ella el rosario...dejé la costumbre hasta que salí de mi casa y fue mi hermana a la que le tocó leer las letanías.

En cambio, lamentablemente aquí...ni me entero cuando es Semana Santa. La Navidad, me dijo un niño hoy es, "para celebrar los regalos" y prefiero no seguirle. Lo peor es que me doy cuenta que yo también formo parte de esta falta de ética y valores. Dejé de asistir a la iglesia rigurosamente, me olvidé de la misa de gallo y mis hijos, aunque están bautizados, aún no hacen su primera comunión.

Durante años he vivido en este precioso país sin hermana, padre, madre o perro que me ladre. Mis amigos más íntimos viven en México. La familia de quien fue mi marido tampoco vive en la ciudad. Mis hijos conviven una vez al año con sus primos y sus abuelos.

No hay historias domingueras de las aventuras del abuelo, ni comen la receta de la abuela, ni saben lo que es en realidad tener una familia extendida. Y aunque hago mi mejor esfuerzo, se que será difícil que entiendan de corazón el valor de la familia y lo que significa sentirse apoyado en una comunidad.

Y aunque sería muy duro culpar a la ausencia de DIOS a lo sucedido en la escuela, me pregunto si efectivamente ¿ no nos haría bien un poco de fe en los colegios? Intentar, de alguna manera, participar en actividades religiosas en la comunidad...rezar todos los días. Hoy más que nunca, me siento contenta de poder orar con mis hijos en las noches y de persignarlos a la hora de dormir. Yo misma rezaré con más fuerza y con más fe...CON DIOS ME ACUESTO...CON DIOS ME LEVANTO...LE DOY LAS GRACIAS...AL ESPIRITU SANTO.

 
SIGUE VOCES