Más

Diana Montaño

Recibir actualizaciones de Diana Montaño
 

Mentes rotas: La realidad de los esquizofrénicos

Publicado: 20/02/2013 08:18

nino esquizofrenia

Cuando Julián murió, Christina y Alfredo Ulacia quedaron devastados. El joven de sólo 21 años murió víctima de un mal que aqueja a más de dos millones de personas en los Estados Unidos: La esquizofrenia.

"El era un niño tremendo....él fue la luz de mi vida y la de mi familia" me dijo Chistina.

Según me contó, su hijo fue un niño normal. Inició su adolescencia siendo un gran atleta y un excelente alumno, pero cuando tenía 18 años, las cosas empezaron a cambiar drásticamente.

"Yo pensaba que estaba cambiando de niño a hombre y no me preocupé. Hablé con mi esposo y pensábamos que estaba teniendo un cambio de vida, todas las personas tienen que cambiar. Pero de ser un joven platicador y dicharachero se empezó a encerrar en su propio mundo y no a hablar mucho a la familia".

Christina trabaja dentro de un hospital especializado en niños y aunque al principio no estaba angustiada, poco a poco los cambios en su hijo fueron empeorando.

"Lo primero que piensas es que usa drogas porque si tienes un niño que es completamente normal y cambia de repente, tu vas a pensar así".

Pero desafortunadamente, para ellos, no se trataba de un caso de drogas. Luego de una evaluación sicológica, les recomendaron llevaran a Julián a un siquiatra. El diagnóstico transformó a la familia.

"Cuando me dijeron que tenía esquizofrenia, me puse a llorar. Yo no sabía nada, absolutamente nada de la enfermedad, no entendía de qué se trataba y me sentía frustrada para ayudar a mi hijo. Pensé que con sus medicinas estaría bien...pero no fue así".

Las cosas con Julián fueron de mal en peor y tuvo que ser hospitalizado en varias ocasiones. El 31 de enero del 2011, dos días después de su última hospitalización el joven murió. Sus padres no han querido hablar de los detalles de su muerte para honrar su memoria.

"Diana, lamentablemente nadie quiere hablar de la esquizofrenia, si tienes a alguien en tu familia que tiene esa enfermedad, no quieres que se sepa".

Lo sucedido con su hijo y ver la falta de recursos para quienes padecen la enfermedad, llevó a Christina a crear la fundación Julian's House, (www.julianshouse.org) una organización que pretende ayudar a jóvenes esquizofrénicos, pero sobre todo a sus familias.

Estadísticas recientes indican que una de cada 10 personas que cometen suicidio tienen depresión, esquizofrenia u otras enfermedades mentales.

"Si eso me pasó a mí, que tengo una preparación académica, que tengo un matrimonio bien estable, que tengo una familia unida...con un hijo extraordinario, a cualquiera le puede pasar y quisiera, de corazón poder ayudarles a tratar la enfermedad y que el espíritu de mi hijo nunca muera".

PARA VER MÁS SOBRE ESTE TEMA VISITE:

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • Deportes

    <em>Por Yined Ramírez-Hendrix</em> Muchos padres sueñan con tener un atleta en la familia. Existen equipos de béisbol y fútbol para pre escolares. La natación, por ejemplo, será una destreza de la que los niños se beneficiarán toda la vida aunque no la practiquen como deporte. El pertenecer a un equipo fomenta la cooperación e interacción entre los jugadores y ayuda a los niños a desarrollar un sentido de lealtad y responsabilidad con sus compañeros y competencia sana. La actividad física también ayudará a mantener un estilo de vida activo, lo que es especialmente importante con la ola de obesidad infantil que arropa a la nación. Las alternativas son muchas: béisbol, baloncesto, gimnasia, fútbol, artes marciales, pista y campo y atletismo, entre otros.

  • Baile

    En la niñez esta disciplina es casi exclusiva para las niñas, nada más adorable que ver a una pequeñina en un tutú. El ballet será la base para cualquier otro estilo de danza que la niña elija en el futuro sea jazz, moderno o folclórico. El ballet le dará gran coordinación y control de su cuerpo, su enseñanza será muy útil aún si la niña lo cambia por el fútbol.

  • Música

    Fomentar el aprendizaje de un instrumento musical es una actividad extracurricular que puede convertirse en una pasión de por vida. Aquellos que muestran aptitud musical desde pequeños suelen desarrollar destrezas con más de un instrumento. Esto les ayudará a pertenecer a bandas y grupos escolares más adelante en su carrera académica. El piano suele ser el instrumento introductorio para una enseñanza musical. Pero el violín, la flauta, la guitarra y la batería son otros favoritos.

  • En las afueras

    Organizaciones como los niños y niñas exploradores son ideales para la formación temprana y la introducción de actividades y destrezas que podrían ser útiles en situaciones de emergencia. También los expondrán a otro tipo de actividades recreacionales como acampar, remar, escalar y excursionismo, además de promover la conciencia social y realizar obras benéficas.

  • Artísticas

    Una gran forma de canalizar los intereses artísticos de los pequeños es con clases de dibujo, pintura o escultura. El ser expuestos a una gran variedad de estilos, disciplinas y medios los ayudarán a descubrir diferentes intereses.

  • Para adolescentes

    Los adolescentes que no gusten de los deportes tienen la oportunidad de unirse a clubes de drama, de francés, coro, gobierno estudiantil, fotografía, club de computadoras y banda, entre muchos otros que la misma escuela ofrece. Es muy importante para los estudiantes de escuela superior nombrar actividades extra curriculares en sus solicitudes de ingreso a universidades de forma que aparezcan como buenos estudiantes con un trasfondo amplio de intereses y responsabilidades. Muchos graduandos también se involucran en hacer trabajo voluntario con niños desaventajados u otras causas sociales.

  • Manteniendo el balance

    Estas actividades están supuestas a ser complemento de la formación académica. Cuando le restan al tiempo de hacer asignaciones o estudiar para exámenes es necesario reevaluar el itinerario. <strong>Considera los intereses del niño </strong> Tal vez algunos sientan presión de sus padres o compañeros en practicar un deporte que los deja exhaustos y no puedan completar sus tareas escolares. Asegúrate que el niño está motivado.

  • Manteniendo el balance

    <strong>Mucho que hacer</strong> Otros podrían descubrir que sólo pueden dedicarse a la escuela y tal vez sea necesario buscar actividades extracurriculares que se limiten a los fines de semana. <strong>Tiempo para todo</strong> Además de las responsabilidades de la escuela y un equipo o clase, el niño debe tener tiempo para jugar, realizar actividades no organizadas y pasar tiempo en familia.

 
SIGUE VOCES