David Castro

Recibir actualizaciones de David Castro
 

De Marte a Puerto Rico: Cómo las ciencias pueden impulsar la economía de la Isla

Publicado: 08/08/2012 14:20

coriosity

Millones de personas alrededor del mundo quedaron cautivados esta semana por el histórico aterrizaje del explorador Curiosity en la superficie marciana. Fue un ejemplo más de lo que puede lograr un país cuando se sueña en grande. Además sirvió como prueba de la importancia de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas en nuestras vidas.

En Estados Unidos existe un debate en torno a la necesidad de impulsar estudiantes hacia carreras en estas industrias, conocidas en conjunto como STEM, por sus siglas en inglés. Pero no es algo nuevo para Puerto Rico -- en los pasados 30 años han habido numerosos puertorriqueños destacados en estos sectores.

Según cifras del 2011, un 10 por ciento de los 18,000 trabajadores en el Centro Espacial Kennedy son puertorriqueños. Orlando Figueroa, egresado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, fue director del programa exploratorio de Marte en la NASA, y lideró los lanzamientos de los exploradores Spirit y Opportunity en el 2004. Otros boricuas formados en la Isla han ocupado altos puestos directivos en la agencia.

"Los sistemas universitarios de Puerto Rico son mundialmente reconocidos por la calidad de sus investigaciones y por la capacidad [y] talento de sus estudiantes en las ciencias e ingeniería", dijo Mónica Feliú Mójer, estudiante puertorriqueña candidata a doctorado en neurociencias quien reside en el área de Boston, Massachusetts.

¿Pero cómo puede Puerto Rico recuperar esos talentos y conocimientos para impulsar su propia economía? Tal como es el caso de otras profesiones, algunos jóvenes científicos consideran difícil regresar al país para continuar sus carreras.

"Muchos [colegas] están alarmados con el rol que juega la politiquería en los asuntos pertinentes al desarrollo y progreso científico de Puerto Rico", afirmó una científica puertorriqueña, también residente en Estados Unidos, quien pidió no reveláramos su nombre.

"Muchos aseguran que si no tuvieran que lidiar con las burocracias (idiosincrasias) de algunas instituciones en Puerto Rico, regresarían aunque el salario fuera más bajo y los beneficios más limitados", añadió.

El Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación se estableció en el 2004 como una entidad no gubernamental con la misión de definir e implantar política pública favorable al desarrollo de las industrias STEM en la isla. Sin embargo, también ha sido víctima de la política partidista que entorpece el progreso del país.

"Se han venido disfrazando y empujando agendas políticas bajo conceptos de innovación y economía del conocimiento, que lejos de proteger y ayudar a los científicos e ingenieros del país, más bien amenazan su integridad, futuro y progreso", dijo la fuente anónima.

No fue posible conseguir una opinión de parte del administrador interino del Fideicomiso, Eric J. Cornavaca, en torno a estos señalamientos.

En el área de Boston, donde vivo, las llamadas industrias de conocimiento son pilares de la economía. Estudiantes y profesores de centros docentes como Harvard o MIT contribuyen a la creación de compañías pequeñas -- o start-ups -- que generan dinamismo en la economía. El sector STEM así ha contribuido a que Massachusetts tenga una tasa de desempleo por debajo del promedio nacional.

Se han perdido oportunidades, desde luego, y existe preocupación en Boston por mantener su competitividad ante Silicon Valley y la creciente industria tecnológica en Nueva York. Pero Puerto Rico no tiene que imitar los modelos de Massachusetts o países como Brasil o Chile, dijo Feliú Mójer, sino aplicar lo que han hecho bien. Las experiencias y talentos de jóvenes científicos en el exterior podrían ser fundamentales en ese sentido.

"La fuerza científica puertorriqueña está dispersa geográficamente y precisamente esa diáspora podría ser una gran aliada en diseñar una estrategia que se ajuste a las realidades de Puerto Rico", dijo Feliú Mójer, quien también es codirectora del portal CienciaPR.org.

Científicos e ingenieros puertorriqueños han ayudado a la humanidad llegar hasta Marte. Pero el mayor reto existe aquí en la Tierra, dentro de las costas de la Isla.

Loading Slideshow...
  • Una de las primeras imágenes captadas por el vehículo de exploración científica Curiosity de la NASA en Marte.

  • Curiosity envió a la Tierra sus tres primeras imágenes de la superficie de Marte, una de ellas mostrando una rueda del vehículo y su sombra sobre el terreno rocoso.

  • El Curiosity aterrizó en el cráter Gale, una depresión de unos 150 kilómetros de ancho que, en el pasado, pudo haber estado cubierta de agua.

  • Curiosity va equipado con una serie de sofisticados instrumentos capaces de analizar muestras de suelo, rocas y atmosféricas en el lugar y enviar los resultados a la Tierra.

  • El vehículo Curiosity será tres veces más pesado y dos veces más grande que los vehículos utilizados en la misión Mars Exploration Rover, que aterrizaron sobre Marte en el año 2004.

  • Una vez que logre aterrizar, Curiosity tomará docenas de muestras de suelo y polvo rocoso marciano para su análisis. La duración de la misión será de 1 año marciano (1.88 años terrestres).

  • Durante la complicada secuencia de aterrizaje del Curiosity, el rover estará dentro de una cápsula protectora que le aisle de una temperatura exterior que, debido a la fricción, alcanzará los 1,600 grados centígrados. Al mismo tiempo, una serie de retropropulsores entrarán en funcionamiento para estabilizar y empezar a frenar la nave en su descenso.

  • Cuando la velocidad se haya reducido, una pequeña carga explosiva liberará un enorme paracaídas con lo que por un breve instante, el Curiosity estará en caída libre, pero ocho retrocohetes entrarán entonces en funcionamiento y volverán a frenarlo.

  • En teoría, esos mismos cohetes podrían llevar al Curiosity sano y salvo hasta la superficie del planeta rojo.

  • La misión tiene dentro de sus objetivos determinar si el planeta albergó vida en algún momento de su pasado y recabar todos los datos necesarios para el futuro establecimiento de colonias humanas.

  • El próximo 5 de agosto el Curiosity será depositado en el cráter Gale, un lugar prometedor y rico en arcillas, señal inequívoca de que en el pasado albergó grandes cantidades de agua.

  • El cráter Gale, una impresionante montaña escarpada que se eleva aproximadamente 5 kilómetros (3 millas) por arriba del suelo marciano en una panorámica del planeta rojo.

  • El Curiosity fue lanzado en noviembre de 2011. Posee seis ruedas con un diámetro de 50 centímetros, cada una de ellas con un motor eléctrico independiente, lo que permite rotar el vehículo alrededor de su eje.

  • Curiosity será la primera nave que use exclusivamente energía nuclear. Además, dispondrá del conjunto más avanzado y complejo de instrumentos científicos en la historia de la exploración de Marte.

 

Seguir a David Castro en Twitter: www.twitter.com/@davidcstro

SIGUE VOCES