Daniel Méndez

Recibir actualizaciones de Daniel Méndez
 

Seis principios para ser feliz

Publicado: 24/09/2012 10:19

jovenfelizgetty

Hace menos de un año tuve oportunidad de estar en una conferencia del Dr. Robert Holden. Antes de escucharlo yo no tenía idea de quien era, pero un par de horas escuchándolo bastaron para comprara tres de sus libros y me convirtiera en un fiel seguidor de su obra. Pocas personas me han impactado tanto con su trabajo, a tal grado que algunas de sus propuestas influyeron en uno de los capítulos que escribí en mi primer libro y ahora forman parte importante del contenido que manejo en los talleres que imparto.

Por esta razón, a continuación te quiero compartir 6 principios para ser feliz, los cuales constituyen las premisas fundamentales sobre las cuales el Dr. Holden imparte su curso de felicidad, el cual inició en Londres, Inglaterra en 1992 y con el cual ha podido ayudar a miles de personas:

  1. Hay un mundo de diferencia entre buscar la felicidad y seguir tu gozo. Siente la diferencia de estos conceptos. Buscar la felicidad implica buscar algo fuera de ti. Algo que existe tal vez en el futuro. El problema es que mientras tu felicidad dependa de factores externos siempre será muy vulnerable. Sólo en la medida que en logras construir tu felicidad en base a factores internos, como por ejemplo seguir lo que te hace llenarte de gozo, es que te permites hacer esta felicidad sólida y duradera.
  2. Algunas personas buscan la felicidad, otras personas eligen ser felices. Una forma de ver esto es que de cualquier manera, todos los días tomamos cientos de elecciones, desde que nos levantamos hasta que nos dormimos. A cierto nivel inconsciente, una de las cosas que elegimos es que tan felices vamos a estar ese día. Incluso, que tan felices vamos a ser durante nuestra vida. Darnos cuenta de esto, nos permite tomar la elección consciente de ser tan felices tanto como podamos ser, sin importar las circunstancias que nos rodean. Sólo basta encender un switch o apretar un botón para hacer una gran diferencia en nuestro día. Y lo mejor es que sólo depende de nosotros mismos.
  3. La verdadera abundancia. En esta era de materialismo, hemos caído en la ilusión de pensar que entre más tengamos, más felices seremos. Sin embargo, estudios realizados por investigadores indican que en los últimos cincuenta años no hemos podido aumentar nuestros niveles de felicidad, con todo y a pesar de que contamos con grandes avances en tecnología e información. La verdadera abundancia es interna.
  4. Para ser feliz hoy, hay que renunciar a cualquier expectativa de tener un mejor pasado. Todos cargamos heridas. Todos hemos sido lastimados en algún momento de nuestra vida y la única manera de poder manejar esto, es a través del poder del perdón. Perdonamos no porque seamos buenos o porque la moral así nos lo indique. Perdonamos porque nos hace libres y nos devuelve nuestra esencia pura.
  5. Para ser feliz hay que amar y permitirse ser amado. La felicidad es algo que va íntimamente ligado al concepto del amor y de alguna manera se puede decir que son dos caras de la misma moneda. Amar te permite ser más feliz y ser feliz te permite amar más.
  6. Nunca podrás alcanzar la felicidad. Lo único que puedes es ser feliz. No venimos a este mundo a ser perfectos, a ser buenos, ni a quedar bien con nadie más. Venimos a ser felices. En este sentido se puede decir que ser feliz es un camino espiritual, ya que es la mejor brújula para saber quienes somos y hacia donde debemos dirigirnos.

¿Te gustó este artículo?
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

MIRA TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • Para mejorar el ánimo

    Por: Yined Ramírez-Hendrix <br /> Tienes poca energía y estás gruñona, y si no comes algo pronto, es posible que explotes. ¿Te suena familiar? Estás sufriendo un cambio anímico por hambre y no estás sola. Tu cerebro necesita combustible para funcionar y el hambre afecta tu ánimo. El comer algo ayudará a mejorar tu semblante. Un estudio publicado en <em>American Journal of Psychiatry</em> encontró que las personas que meriendan porquerías como alimentos procesados, pizza, papitas y cerveza, están en mayor riesgo de ánimos decaídos y depresión que aquellos que consumen meriendas nutritivas. La calidad del "combustible" hará la diferencia. Mantén algunas meriendas contigo para que evites estar malhumorada.

  • ¿Con coraje? Consume granos integrales

    Cuando hay una baja en el azúcar en tu sangre algunas áreas en tu cerebro que controlan tus ánimos se afectan. Pero si estás hambrienta y con coraje, consume granos integrales. Los carbohidratos complejos ayudan a resolver este problema porque estos ayudan que el cerebro produzca el químico de serotonina, que ayuda a tu ánimo. Arroz integral y frijoles son una gran combinación para aumentar la producción de serotonina.

  • Si sufres de SPM, come chocolate oscuro

    Para algunas mujeres los cambios de ánimo y la irritabilidad suceden una vez al mes - con la menstruación. Un trozo de chocolate oscuro puede estimular actividad neural en regiones del cerebro asociadas con el placer y la recompensa. Estudios han demostrado que el consumir 1.5 onzas de chocolate oscuro cada día por dos meses puede reducir las hormonas del estrés. El chocolate oscuro también contiene antioxidantes que son beneficiosos para tu salud en general, pero procura que sea 75% cacao.

  • Si estás depre, consume folato

    Para la cura de la depresión casi nunca se toma en cuenta la comida, especialmente la cena. Los alimentos con gran contenido de folato de vitamina B ayudan a mantener la depresión a raya. Investigaciones han concluido que los niveles de folato en personas depresivas son mucho más bajos que en personas que no son depresivas. Buenas fuentes de folato incluyen frijoles, frutas cítricas, verduras verdes y productos de granos fortificados.

  • ¿Con estrés? Toma té negro

    El té puede ser muy efectivo para combatir el estrés. Un estudio en el que las personas tomaron té negro por seis semanas, reflejó una baja significativa en la hormona del estrés, cortisol. Los participantes reportaron sentir menos estrés y mayor relajación. Al té negro también se le atribuye mejorar la memoria y aliviar jaquecas.

  • Come pavo para combatir la ansiedad

    Así como el café y el chocolate actúan como estimulantes, otros alimentos te pueden calmar. El pavo combate la ansiedad por su alto contenido de triptófano, un amino ácido que se piensa tiene un efecto positivo en el estrés porque produce químicos que ayudan a mejorar el ánimo como serotonina, dopamina y norepinefrina. Esos químicos en el cerebro también te ayudan a sentirte calmada y alerta. Fuentes de triptófano incluyen pollo, huevos, queso, nueces y semillas.

  • ¿Confundida? Opta por pescado

    Los ácidos grasos que contiene el pescado ayudan a tu cerebro a funcionar mejor. Los omega-3 ayudan la fluctuación de las células membranas, lo que mejora la comunicación entre las células del cerebro y la serotonina. Si quieres que tu cerebro trabaje al máximo, consume pescados grasos como salmón, trucha, sardinas, anchoas y arenque.

  • Para la irritabilidad, yogur griego

    La irritabilidad y la ansiedad pueden ser provocadas por una baja súbita de la azúcar en la sangre. La mejor manera de prevenir esta baja es comer algo cada tres y cuatro horas. Una merienda perfecta es yogur griego con bayas o un puñado de almendras con una fruta. Estas meriendas también te darán mucha energía.

 
SIGUE VOCES