Más

Claudia Sanchez

Recibir actualizaciones de Claudia Sanchez
 

Ahora que soy mamá... Comienzo a comprenderlo todo

Publicado: 10/05/2012 11:05

claudiamama

Encontrarme con esta foto, en donde aparecemos mi hermano y yo junto a mi mamá, fue algo extraño. Pues inmediatamente después de que rondaran por mi cabeza un sinfín de recuerdos de mi infancia, pensé en el momento que estoy viviendo.

Nos veo como familia y pienso en la mía, en la que yo estoy construyendo ahora. Pues al igual que mi mamá, ahora yo también lo soy, y tengo dos hijos como en ese entonces ella, aunque en su caso años después llegó mi hermana... Yo ya no fui tan valiente.

Porque no comprendemos la responsabilidad que tenían nuestros papás hasta que nos ponemos en sus zapatos. Hasta que nos convertimos en padres y la historia se repite.

Ahora yo soy la mamá y mi hija es la hermana mayor, y aunque no dudo que quiere mucho a su hermano, acepto que muy seguido se convierte en su dolor de cabeza. Los veo reír, jugar, pelear, crecer juntos y compartir tantas cosas, que no puedo más que esperar que no se pierda esa magia, pues recuerdo esa lucha constante de mi madre porque nos quisiéramos "como hermanos".

Ahora tienen otro sentido tantos consejos, tantos regaños. Ser papá no es una tarea fácil. Es muy fácil perder la paciencia con los hijos y de pronto olvidamos que son niños, con una realidad muy diferente a la de los adultos. Niños al fin y al cabo, que con una sonrisa lo borran todo.

Pero a diferencia de mi mamá, quien vio morir a mi abuela unos meses después que yo naciera, y algunos años después a su padre, yo tengo la fortuna de tenerla a ella, a mi papá, a mis abuelos. Sólo mi madre sabe lo que fue para ella vivir sin ese respaldo. A veces no valoramos lo que tenemos.

Mis hijos son tan afortunados de tener a su familia completa. De poder disfrutar de unos abuelos amorosos y consentidores, seguramente más de como lo fueron con nosotros. De sentirse amados por tantos lados.

Por eso, ahora que soy mamá lo único que pido, es lo que tal vez tantas veces anheló mi madre: Ver a mis hijos crecer sanamente. Que tomen lo mejor de la vida, pero de manera responsable, que sepan que su papá y yo siempre estaremos para apoyarlos, que confíen en nosotros, que aprendan que nada te llena más que el amor de tu familia, que se quieran, que se cuiden, se respeten y que sepan que, cuando nosotros no estemos aquí, se tienen el uno al otro.

ameartur

 
SIGUE VOCES