Christopher Barquero

Recibir actualizaciones de Christopher Barquero
 

Las siete leyes espirituales del éxito

Publicado: 26/03/2013 18:50

Exitoespiritual

exitoespiritual

El conocido médico y guía espiritual Deepak Chopra, dedicó un libro a dar a conocer, según su filosofía, "Las siete leyes espirituales del éxito". El texto contiene el secreto para convertir en realidad los sueños. En él, Chopra destila la esencia de sus enseñanzas en siete simples, aunque poderosos principios, que pueden ser fácilmente puestos en práctica para alcanzar el éxito en todas las áreas de la vida.

Comenta que si uno pone en práctica estas leyes, podrá hacer realidad cualquier cosa que desee, incluidas la abundancia, el dinero y el éxito que se anhele. Así como tener una vida más alegre y próspera, porque estas leyes también son las leyes espirituales de la vida, aquéllas que hacen que vivir valga la pena.

A continuación te comparto, en resumen, esas siete leyes para que saques tus propias conclusiones y decidas qué de esta filosofía te puede aportar, sumar o no a tu vida. Y si ya las conocías, de pronto es momento justo para repasarlas. ¡Que las disfrutes!

1. La Ley de Potencialidad Pura (o de conciencia pura). Puede llamarse de muchas maneras, pero en realidad es el Ser, es lo que somos realmente.
Se estudia y se practica haciendo silencio, estableciendo un compromiso de no juzgar y estando en contacto íntimo con la naturaleza.

Todo ser humano, tiene una semilla de divinidad en su interior. Su ser espiritual, y por lo tanto su potencial es infinito, porque así es su misma naturaleza divina.

Para llegar al Ser Espiritual, el Doctor Chopra da los siguientes consejos:

  • Evitar definir y juzgar todo. Las cosas no se dividen en bien y mal, correcto e incorrecto. Simplemente suceden por alguna razón.
  • Vivir en paz con la naturaleza, respetarla y amarla.
  • Practicar el silencio y la meditación. En la medida de lo posible dedicarle unos minutos a la oración y a la comunicación con el Ser Divino.


2- La Ley de Dar. Es lo mismo dar y recibir porque el universo fluye de esa manera y se ejercita aprendiendo a dar todo aquello que buscamos recibir.

Si se acapara y se acumula, no queda espacio para poder recibir nada nuevo. En este punto se menciona algo muy interesante, hay que aprender a recibir. Puede ser afecto, atención, interés, amor, cosas materiales, por mencionar algunas.

Muchas personas batallan con la idea de recibir, manifiestan que desean muchas cosas, pero en el fondo no se sienten merecedoras de ellas, y esto provoca un rechazo.

3- La Ley del Karma (Acción y reacción. Causa y efecto). Se trabaja haciéndonos conscientes de las elecciones que hacemos a cada momento y haciéndonos responsables de esas elecciones.

El karma es "acción y reacción", cuando se toma una decisión, la manera en la que afecta el entorno repercutirá más adelante.

¿Cómo saber si se está tomando una buena decisión?

  • Siendo consciente de que se va a tomar una decisión.
  • Preguntándose, ¿la decisión causará felicidad o infelicidad alrededor suyo?
  • Escuchando los mensajes del cuerpo, si al tomar una decisión siente malestar en general, lo más prudente sería reconsiderarla.


4- La Ley del Menor Esfuerzo. Es la favorita de muchos pero a veces es la que más cuesta porque estamos acostumbrados a hacerlo todo con el mayor esfuerzo. Cuando se está en armonía con la naturaleza, espontáneamente ocurre la ley del menor esfuerzo.

Así como la inteligencia de la naturaleza funciona sin resistencia, la humanidad debe seguir el mismo sistema natural de acción, y es parte de la naturaleza humana que los sueños se vuelvan realidad.

Hay muchas creencias que van en contra de esta Ley. Por ejemplo: "el que quiere celeste que le cueste", "ganarás el pan con el sudor de tu frente", y otras...

Esta ley se forma de tres componentes.

  • Aceptación, se debe aceptar el momento tal como es, sin aferrarse a la idea de cómo se desea que sea. Se puede cambiar el futuro en base a las acciones, pensamientos y sentimientos actuales, pero no es posible cambiar el presente.
  • Responsabilidad, la cual debe asumirse plena y conscientemente. Reconocer que lo que nos molesta, es nuestra reacción contra nuestros propios sentimientos hacia ese algo o alguien. No buscar culpables, asumir que así debe ser el momento y enfocarnos en descubrir las oportunidades.
  • Actitud no defensiva, dejar de gastar energía imponiendo el punto de vista personal. Actuar de manera flexible para evitar caer en discusiones y permanecer abierto a todas las posibilidades.


5- La Ley de la Intención y el Deseo. Empezamos a hacernos conscientes de cómo desear y obtener. Se desea en el presente, se pone la intención en el futuro y se desapega del resultado.

Algunos de los consejos que Deepak Chopra ofrece en su libro son:

  • Anotar concretamente los objetivos, sueños y metas, trazando el plan de vida que se quiere lograr.
  • Entregar esas anotaciones al seno de la Creación y aplicar el desapego. No querer controlar los detalles, y dejar a Dios trabajar.
  • Confiar, aún en los momentos en que pareciera que todo está saliendo mal. No olvidar que al presente hay que aceptarlo, para estar preparados al momento de recibir las gracias y dones que nos regala la vida.


6- La Ley del Desapego. Solo tenemos el presente. Esta Ley activa la conciencia del momento presente y la gloria de vivir en él y ayuda a echar el ancla en la sabiduría de la inseguridad de la vida.

Para lograr sus sueños primero debe renunciar al apego hacia estos, incluyendo la incertidumbre como un factor. Si aprende a vivir sin la necesidad de sentir una seguridad, significa que su fe es lo suficientemente fuerte como para seguir confiando.

El punto de referencia debe ser el espíritu, los objetos materiales solo son el medio para cubrir sus necesidades.

Para poner a funcionar la Ley del Desapego, se recomienda lo siguiente:

  • Permitirse vivir en libertad a usted mismo, y al entorno en general. No forzar las soluciones de cada problema, porque solo crearía nuevos.
  • Entrar al terreno de lo desconocido sin miedo. Entre más incierto parezca todo, mayor orden hay en el caos del universo de las posibilidades infinitas.


7- La Ley del Dharma. Es la Ley del propósito en la vida. Todos venimos a la vida para cumplir un propósito y solamente nosotros podemos descubrir cuál es. Cómo expresar ese propósito y cómo usarlo para ayudar a los demás es parte de nuestro aprendizaje.

Para descubrir ese talento único puede servir de guía esta pregunta: si tuviera todo el tiempo y dinero del mundo, ¿a que se dedicaría? Note como el tiempo se vuelve relativo cuando está desarrollando su talento.

La Ley del Dharma tiene tres componentes:

  • La certeza de que cada ser humano está aquí para descubrir su verdadero ser espiritual, reconocer que adentro tiene un Dios en embrión deseando despertar.
  • Descubrir su talento único y expresarlo, así verá como produce abundancia, inclusive para los demás.
  • Preguntarse a sí mismo, ¿cómo puedo ayudar? Y compartir a la humanidad con mucho amor nuestro don.


Se dice que al aplicar estas leyes en nuestra vida, descubriremos una agradable transformación en ella. Dejaremos de gastar energía en asuntos innecesarios, y en su lugar atraeremos abundancia, felicidad y armonía.

Quizás ahora que conoces estas siete leyes o las han vuelto a llegar a tu vida sea porque debes iniciar a aplicar una de ellas, ¡varias o todas! Que la vida, el universo, Dios, la energía, la fuente, conceda todos los anhelos de tu corazón...

¡Y recuerda: a sonreír, agradecer y abrazar la vida!

Sobre todo: ¡a Vivir, gente! VIVIR.

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • ¿Te has preguntado por qué algunos afortunados se enamoran de la primera persona que conocen y se casan y son felices, mientras que otros se pasan la mitad de su vida buscando a su alma gemela? O nos empecinamos en mantener a nuestro lado a alguien que el destino no nos tiene reservado y de esa manera, dejamos pasar la oportunidad de concretar un vínculo más sólido con la persona indicada? Si pensamos en el karma, el motivo es sencillo de comprender: nuestras vidas pasadas y las deudas amorosas que debemos saldar en el presente. Estos ejemplos pueden ayudarte a comprender cómo gira la rueda del karma del amor.

  • Hoy encuentras en la cautela frente al amor, la compensación a los errores del pasado y ese sentimiento de desconfianza que te invade antes de iniciar una relación, no es más que el recuerdo de las decepciones de otros tiempos que hoy te hacen caminar con un exceso de prudencia por los senderos del corazón.

  • ¿Miedo al amor?

    Te resulta muy difícil abrir tu corazón, a veces tienes miedo de iniciar una relación amorosa por temor a ser lastimado y aunque la gran pasión llame a tu puerta, no le abrirás hasta no estar seguro de que ese sentimiento no desequilibrará tu mundo interior. Seguramente en otras vidas has sido una persona muy pasional, inclinada incluso a los desenfrenos sexuales y amorosos: una entrega total que muchas veces incluso terminó en lágrimas y traición. No te ha importado sufrir por amor y te has entregado a las relaciones amorosas sin medir las consecuencias: la herida en tu corazón ha sido tan grande que no logra cicatrizar.

  • Infidelidades y deudas kármicas

    Cada vez que lloras por amor, significa que antes has hecho llorar a alguien. Lo que sientes que es mala suerte en el amor, no es otra cosa más que la compensación de las injusticias cometidas en tus vidas anteriores. Probablemente has dejado más de un corazón roto: muchas veces has corrido a otros brazos sin medir el daño causado con tu actitud, y es por eso que ahora pagas esa falta de sensibilidad de otras vidas con relaciones llenas de espinas e infidelidades. Es probable que antes de encontrar a la persona que te haga feliz, debas saldar tu deuda kármica viviendo amores llenos de ilusión que no terminen como esperas.

  • De la razón a la pasión

    Rara vez en una vida pasada te hayas dejado llevar por los impulsos del corazón, y mucho menos por la atracción sexual. Es por este motivo, que el instinto predomina en tu vida amorosa actual: tu marcada sexualidad y tus inagotables deseos de amar son una forma de compensar represiones o carencias pasadas. Acaso en tu pasado fuiste célibe y no conociste el placer sexual y es por eso que hoy necesitas una cuota de placer extremo para llevar una existencia plena. O tal vez hayas elegido a tu pareja por conveniencia económica desoyendo los mandatos del corazón y hoy te toque saldar esa deuda renunciando a algo importante por amor.

  • Algunas personas, en vidas anteriores, aprendieron más acerca del amor y de las relaciones de pareja. Cada relación amorosa, cada pareja que tenemos, deja algo positivo, y un aprendizaje espiritual en nosotros, aún cuando el vínculo haya terminado para siempre. No pierdas las esperanzas cuando una historia sentimental no termina como esperas, y recuerda que quizás tu karma amoroso sea que debes enamorarte de una, dos o más personas, antes de que aparezca el amor definitivo y maravilloso en tu vida: evolucionamos, aprendemos, y es por eso que los errores comienzan a dejar de repetirse.

ADEMÁS:

 

Seguir a Christopher Barquero en Twitter: www.twitter.com/@ChrisBarquero

SIGUE VOCES